Agro > AGRICULTURA

Siembra de cultivos de invierno cierra con más dudas que certezas

El clima jugó en contra para la preparación óptima de las tierras, según los expertos

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2018 a las 18:50

La siembra de los cultivos de invierno (trigo, cebada, canola) está próxima a finalizar en varias zonas del país, aunque existe incertidumbre sobre la dimensión de la superficie plantada. Ello por el retraso con que se cumplieron las labores de las cosechas del verano (soja, sorgo y maíz) pasado que sufrieron los efectos de una sequía primero y exceso de lluvia después.

Hasta el momento no hay datos oficiales del Ministerio de Ganadería sobre la superficie que se implantará en esta campaña. A nivel privado, Fucrea hizo un relevamiento entre sus productores que pautó un aumento de 18% en la intención de siembra de cultivos de invierno para la zafra 2018/19, según consignó el diario Cambio.

El consultor Carlos Dalmás, quién asesora establecimientos en varios departamentos, destacó a El Observador que los trabajos de siembra de los cultivos de invierno vienen sensiblemente retrasados con respecto a las fechas previstas para alcanzar una plantación adecuada. Explicó que básicamente se "perdió todo el mes de mayo" por el exceso de lluvias y porque hubo un considerable retraso en las cosechas de los cultivos de soja de las chacras. Incluso sobre fines del pasado mes y primeros días de junio, se pudo plantar algo, pero luego llovió y la instalación de esos cultivos no fue buena. Recién ahora se están generando condiciones aceptables para sembrar y se está avanzando considerablemente, expresó Dalmás.


En ese sentido, el experto comentó que en unos días, cuando los agricultores terminen de sembrar, será posible estimar el área tanto de colza, trigo y la cebada. Para Jorge Foderé director de Fadisol, la siembra de la zafra de invierno avanzó bastante, lo que es importante en un año tan particular como el actual desde el punto de vista climático. Al principio la calidad de siembra no era de las mejores, pero luego se pudo mejorar, porque entre otras cosas se pudo plantar en época que todavía es adecuada, por lo menos en trigo y cebada, señaló Foderé.

Dalmás expresó que las plantaciones están más avanzadas en trigo donde llega a un 70% de la superficie prevista, mientras en cebada representa un 50% del área proyectada, en tanto que en el rubro colza se terminaron las labores de siembra, lo que considera se cumplió en términos aceptables. El técnico consideró que en general desde el punto de vista de la siembra ha sido un año bastante complicado, en función de que los campos están muy mojados todavía.

Precio superior para el trigo

En materia de negocios, el trigo está operando en el mercado con precios un poco superiores que el año pasado. Actualmente, se maneja una cotización de US$ 191 para la tonelada de trigo disponible desde diciembre (cuando estará disponible la nueva cosecha). Si bien aún se desconoce el valor que se va a lograr al final de la zafra, igualmente se espera que sea mejor que el año pasado, sostuvo Dalmás.

En la Unión Rural de Flores (URF) que maneja siembras en ese departamento y en San José, el gerente técnico Álvaro Núñez, resaltó que el área posiblemente sea un poco superior al año pasado y que en el rubro que existió mayores dificultades fue en colza (canola) porque se siembra más temprano y fue afectada por las precipitaciones.

En trigo y cebada hubo hace 15 días un intento de siembra que luego por las lluvias hubo que suspender y por lo tanto habrá que hacer una resiembra en esas situaciones. Actualmente los productores que tienen área para sembrar están trabajando a pleno. Las condiciones para plantar no son las más apropiadas, por la alta humedad en los suelos.

Esas labores agrícolas podrían terminar en unos 15 días, dijo Núñez. El área de siembra de los cultivos de invierno de 2017/18 ascendió a 419 mil hectáreas, de las cuales 197 mil correspondieron a trigo, 147 mil a cebada, 47 mil a colza –un rubro que viene creciendo- y 25 mil de avena.

La soja se desploma por guerra comercial

Los futuros de la soja en la cayeron este martes a su menor nivel en nueve años y medio debido a que la escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el mayor comprador de la oleaginosa en el mundo, provocó una ola de ventas liderada por fondos, dijeron operadores. En tanto, futuros del trigo tocaron su cota más baja en dos meses y medio presionados también por la abundante cosecha de trigo de invierno, en tanto, los futuros del maíz fueron lastrados por un clima favorable para los cultivos.

Los mercados de granos cayeron después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles de 10% a bienes chinos con un valor de US$ 200.000 millones y Pekín advirtió que tomaría represalias, en una rápida escalada del conflicto comercial entre las dos mayores economías del mundo.

El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, dijo el martes que la disputa comercial entre Estados Unidos y China era "muy nociva" para los intereses empresariales del país, uno de los grandes exportadores mundiales de materias primas como la carne y la soja. La escalada en el conflicto podría elevar los precios locales de la soja pero tendrían un impacto negativo para los productores de proteína animal, declaró Maggi. Por ejemplo, precios más altos por los alimentos podrían afectar a las empresas de procesamiento avícola, con el riesgo de que Brasil pierda participación en los mercados de la exportación.

Comentarios