Nacional > pandemia

Tests antigénicos: el método rápido al que apuestan los prestadores cuando “estás corriendo de atrás” a la pandemia

Desde el 31 de diciembre de 2020, Uruguay sumó a los métodos de testeo de covid-19 estas pruebas rápidas cuyo resultado está listo en 15 minutos y de ser positivo, se considera igual a un PCR

Los tests de antígenos también se realizan por medio de hisopado nasal

Tiempo de lectura: -'

29 de marzo de 2021 a las 05:00

Por Federico Pereira

El 31 de diciembre llegaron a Uruguay 40 mil kits de test antigénicos donados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). A esta partida se sumó en enero una tanda de 60 mil, compradas a la OPS, otra de 45 mil a la empresa uruguaya Novamedical (Zigel Ltda.) y una última de 150 mil, obtenidas también por medio del organismo regional. Cada kit comprado a la OPS tuvo un precio de US$ 5,46 (se pagó US$ 327.750 en la primera tanda y US$ 819 mil en la segunda), mientras que los adquiridos en Novamedical, tuvieron un costo de US$ 8,8 cada uno, pagando una suma de US$ 396 mil por los 45 mil kits.

Las pruebas de antígenos, consisten en testeos que examinan si una persona está infectada en el momento con el Sars-CoV-2, utilizando muestras obtenidas por hisopado nasal, que se analizan en busca de la presencia de proteínas del virus. Los resultados de este examen tardan entre 15 y 30 minutos, por lo que se trata de un testeo rápido que acorta sistemáticamente los procesos de detección del virus. Consiste en una prueba con 100% de sensibilidad en los primeros tres días de la infección y 90% entre el cuarto y el séptimo.

Es por esto que el Ministerio de Salud Pública (MSP) recomienda su uso únicamente en pacientes sintomáticos, hasta el quinto día de los síntomas, así como en personas que convivan con estos casos una vez que dan positivo. Estos test permiten a los médicos aislar rápidamente a los casos positivos, para evitar una mayor propagación de los contagios. Sin embargo, los test PCR siguen siendo el método de referencia para las instituciones sanitarias a nivel nacional e internacional, ya que tienen un mayor grado de sensibilidad, al detectar la infección incluso desde antes que se manifiesten los síntomas o en casos asintomáticos.

Según Eduardo Henderson, gerente general de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), el test de antígenos se convirtió en una herramienta muy útil, porque al tener en 15 minutos el resultado, "facilita mucho" el rastreo en un momento en que "la estás corriendo de atrás", por el notorio aumento de casos que se ha dado en las últimas semanas.

"Normalmente se estaba diciendo que por cada positivo tenías 20 o 30 contactos, y hay quien habla de hasta 40 o 50, más o menos el 50% de los casos no sabés de dónde se contagió, por lo tanto es muy difícil establecer el hilo epidemiológico, entonces, si vos subiste a la escala de los mil positivos por día, estas hablando que necesitas hacer 15 mil o 20 mil tests por día, es impresionante", dijo el jerarca remarcando la importancia que tiene el uso de testeos rápidos en este momento de la pandemia. Sin embargo, aclara que el test de antígenos "no sustituye al PCR, colabora".

Con el protocolo usado en el país, si un test antigénico da positivo, se trata el caso al igual que los positivos por PCR, mandando a cuarentena a la persona y siguiendo el hilo de contactos. Además de considerarse igual para los índices que elabora el MSP. Pero si el resultado es negativo, se debe comprobar que no se trate de un falso negativo con un examen de PCR.

Henderson explicó que en un primer momento, los test se dedicaban sólo a sintomáticos y que luego se amplió para el testeo de los convivientes de un positivo. Sin embargo, duda de cómo esto afecte el aprovechamiento de ese test. "Si el porcentaje lo aplicás estrictamente, como estaba dicho al principio, exclusivo en sintomáticos, llegás a valores de un 20% o más, ahora, cuando se amplían las referencias, ha bajado eso a alrededor de un 10% o menos incluso", sostiene el médico, que dice que también se usa en algunos preoperatorios o en pacientes que ingresan de urgencia, aunque no sean sintomáticos.

Una de las ventajas de este test, es que no depende de un laboratorio, sino que lo puede hacer "cualquier persona que esté capacitada". Henderson contó que tanto el MSP como ASSE realizaron capacitaciones para el manejo de estos test, cuyo procedimiento se asemeja a un test de embarazo.

Cambios en su distribución

El gerente de ASSE afirmó que los criterios de distribución de estos tests que tenía el MSP han cambiado desde el arribo de los primeros kits hasta ahora. En un primer momento, el MSP, mediante su Dirección General de Coordinación, repartió los kits entre los distintos prestadores de salud del país, públicos y privados, indicándoles que cuando necesitaran más, lo reportaran.

En ese entonces, ASSE era tomado como un prestador más, pero cubriendo sólo lo destinado a los centros de ASSE en Montevideo y Canelones, por lo que el ministerio se encargaba de distribuir los kits para los centros públicos y prestadores privados de los otros 17 departamentos directamente por medio de los directores departamentales de salud. El MSP también repartía directo a los prestadores privados de la capital y Canelones, así como a la Intendencia de Montevideo para sus policlínicas.

Sin embargo, hace tres semanas, según dijo Henderson, la postura del MSP cambió, asignándole a ASSE la tarea de distribución en las 900 unidades ejecutoras del ente en todo el país, y monitoreando la demanda de test por prestador de salud, que ahora tienen que realizar el pedido una vez que se llega a usar el 50% de lo enviado. "Para una mutualista medianamente chica, tipo Cudam o SMI, de repente no pasa nada, porque tiene un solo lugar de atención, o dos, entonces llegan al 50%, reclaman y le dan. Pero ASSE tiene 900 puntos de atención, y no es fácil llegar al 50% porque de repente, los test en el (Hospital) Español, son el pan de cada día, y en Villa Constitución en Salto, se usan dos o tres por semana", sostuvo Henderson.

Agregó que tras este cambio, en ASSE se tuvo que crear una dependencia para monitorear constantemente el uso y demanda de estos tests en todas sus unidades a nivel nacional, para redistribuir los envíos de tal manera que ningún centro se quede sin kits y para saber cuando pedirle al MSP. "Si en Artigas entregué 200 y se usaron 20, paso a Salto que se usa más, lo voy haciendo de esa manera; cuando llego o me aproximo al 50%, pido al ministerio, ellos verifican efectivamente que lo que están solicitando realmente se usó y nos entregan", ejemplifica.

El MSP monitorea lo utilizado por cada prestador, ya que cada vez que se usa un test antigénico, quien realizó el examen tiene que registrar el resultado en una web del ministerio, con el usuario y contraseña que se le otorgó, por lo que el rastreo de cuántos test se disponen en cada prestador es constante.

Para Henderson, el cambio permitió que se profesionalizara mucho más el testeo con antigénicos. "Se cumple mejor, aunque a mí me perjudique, pero debo reconocer que es mucho más serio y más transparente", concluyó el jerarca.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...