Estilo de vida > Tan Verde

Tres mentiras que te frenan para bajar de peso y otros objetivos

Pequeñas cosas que no te dejan llegar a esa gran meta

Tiempo de lectura: -'

17 de mayo de 2019 a las 05:00

Por Lic. Maren Torheim*

Por un lado hay que aprender a comer más variado, combinar bien los alimentos, porcionar, aprender de cantidades y horarios. Por otro hay que trabajar contra la ansiedad, muy frecuentemente con la angustia que veníamos canalizando en la comida y, por si fuera poco, lograr la tan escurridiza constancia.

Sea que estés tratando de comer mejor para bajar de peso u otro gran objetivo, como subir la energía, mejorar la digestión o corregir esos valores que te pidió el médico, lo cierto es que gran parte de tu trabajo para mejorar, va a estar antes de comer – va a estar en lo que te decís a ti mismo.

Lo que te decís a ti mismo va a ser la razón por la que tires “la toalla” o que vayas para adelante y logres la diferencia, aún en momentos difíciles o aún después de un desliz por el camino.

Hay ciertas historias que se repiten y pueden ser las que te están frenando hoy; estas son las tres que más escuchamos. Si te las estás diciendo es hora de dejarlas atrás.

Mentira #1: Yo en realidad no lo quiero tanto

¿Te pasó alguna vez que te pusiste una meta, estabas super feliz pero después de unos meses puff… largaste todo casi que sin darte cuenta? Fue como que te olvidaste de que tenías esa meta. Tal vez no tenías claro bien qué hacer, o no tenías el apoyo alrededor y fuiste cambiando tus decisiones hasta que ya no estabas sumando los verdes extra a tu plato, ni haciéndote ese smoothie de mañana, ni siquiera monitoreando tus horarios.

Muchas veces nos tentamos a decir algo como, “yo estoy bien así y en realidad no me importa tanto bajar esos cinco kilos porque total”.

Total nada.

Si estás regia con esos cinco kilos que te quedaron de tu último viaje o del invierno pasado está perfecto y no hay que sentir culpas. Hay un rango saludable de peso para todos y no tenés por qué atarte al peso que tenías hace 10 años para sentirte una diosa o un ídolo.

Pero.

Si realmente es algo que querés, que te pesa no alcanzar y que soñás con todo tu ser, no te mientas. Admitilo. Admití que te cuesta, pero que es una realidad: lo querés.

Ahora sí, con toda la fuerza de la convicción interna, a armar un plan para lograrlo.

Mentira #2: No es para mí

Sé honesto: ¿ya lo probaste? ¿Con una mente abierta y de principiante? ¿Diste tu 100%?

A veces vemos algo que está fuera de nuestra famosa “zona de confort” y que nos marea tanto que no sabemos por dónde empezar. El problema es cuando en vez de probarlo, directamente decimos “no es para mí”.

Nos llena de pena esta mentira porque es negarte un mundo de posibilidades. Tal vez es cierto que aquella opción no es para ti, pero te invito a observar esa posibilidad remota de que sí es la correcta. Una actitud curiosa hace toda la diferencia.

Tal vez sabés que querés más energía y te dijeron que el jugo verde es fantástico para eso pero te da cosita y tu primera reacción es “en mí caso seguro no funciona”.

Nos pasa a todos en un área u otra, pero cuando te pesques en esto pregúntate a ti misma: ¿y por qué no? Y si funcionara, ¿qué le pondría al jugo? ¿Qué recetas haría? ¿Le preguntaría a alguna amiga que ya los toma? ¿Lo haría de mañana? ¿Si no me gusta pruebo con 2 o 3 recetas más? ¿Me lo banco 1 semana a ver qué tal?

Te pueden sorprender las respuestas. 😉

¡Animate!

Mentira #3: No es el momento

Ay, el tiempo! Es tan escurridizo y nos juega trampitas al solitario. Esperar el momento perfecto para lo que realmente queremos es perder el tiempo. Sí, aún cuando trabajás full time, tenés tres peques y/o estás terminando la carrera. Lo cierto es que nunca vas a tener tiempo excepto cuando te hagas el tiempo.

Si querés bajar de peso, o estás harta de comer lo mismo y querés variar o sentirte una genia en la cocina, no tenés porque dedicarle 10 horas diarias pero sí tenés que empezar hoy.

No dejes que la falta de tiempo te tranque. Readueñate de tu día, andá a tu ritmo y disfrutá el proceso. Los mejores resultados vienen de tus hábitos y lleva tiempo formarlos, por eso es tan importante dar el primer paso.

*Autora del libro “Como comer sano para adelgazar”, Maren Torheim trabaja desde hace más de 30 años en policlínica y piso en uno de los sanatorios más importantes del país. Se formó en Uruguay y también en el extranjero, profundizando en la dieta cetogénica para el control de epilepsia.

Siempre ha priorizado el trabajo en equipo, trabajando desde hace más de dos décadas en un equipo interdisciplinario con un cardiólogo y psicólogas para el cambio de hábitos, y con neurólogos y neuropediatras en la dieta cetogénica.

Más recientemente Maren se dedica a un emprendimiento familiar de alimentación detox y saludable, ofreciendo cursos online con coaching nutricional en TanVerde.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...