Cargando...
IRCCA encargó estudio para conocer cómo evolucionaría la demanda.

Nacional > Estudio

Turismo cannábico puede atraer a 100.000 potenciales clientes por año, según estudio

Esos turistas consumirían cerca de una tonelada y medio  Secretario de JND pide habilitar cannabis no psicoactivo 

Tiempo de lectura: -'

25 de noviembre de 2022 a las 05:00

Unos 100 mil extranjeros estarían ingresando al año a Uruguay por turismo para, entre otras actividades, consumir cannabis si legalmente se les habilitara esa posibilidad. Se trata de personas que en sus lugares de origen consumen en forma habitual u ocasional y que, durante su visita al país, estarían dispuestos a recurrir al sistema oficial si se implementa. 

Su llegada generaría un incremento de consumo de 1.470 kilos anuales, tomando como base 15 gramos por turista y que las únicas fuentes de acceso fueran las farmacias habilitadas.  Así lo indicó un trabajo de la empresa Equipos Consultores, contratado por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) con el objetivo de determinar “cómo se van a dar las cosas” a futuro en torno a la demanda ante una posible liberalización del acceso universal. 

El estudio, al que accedió El Observador, fue presentado por ese organismo el lunes pasado ante la Comisión de Turismo de la Cámara de Representantes. La sesión estuvo motivada por la discusión del proyecto de ley que el diputado frenteamplista Eduardo Antonini presentó para regular y habilitar el “turismo cannábico”. Se trata de un texto que ha recibido el respaldo de varias entidades involucradas con el tema, que ahora espera por el aval del Ministerio de Salud Pública y que mereció los comentarios del secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Daniel Radío. 

Radío apoyó la iniciativa pero se mostró crítico con su título, que estimó incrementa el “estigma" sobre el tema. “Siempre dije que cuando uno va a otro país a tomar whisky no hace turismo alcohólico”, mencionó. 

El jerarca valoró que la propuesta llega para corregir una inequidad: que las personas extranjeras no residentes no estén comprendidas en la ley. Con todo, marcó también diferencias en la “letra fina” del proyecto que, según su visión, planteará un problema práctico.  “En muchos lugares en los que las personas podrían venir a consumir cannabis no hay puestos de venta”, advirtió. El proyecto plantea que los clubes de membresía sean habilitados a venderle a los turistas, pero el titular de la JND reparó en que -a diferencia de las farmacias- esos lugares no cumplen hoy con los requisitos de controles físicos, químicos o biológicos planteados en la normativa. 

En su visión coincidió el titular de la junta directiva del IRCCA, Gonzalo Maciel. Con la normativa actual, sostuvo, ese organismo no tiene forma de controlar de forma correcta a los clubes.  Para el instituto, entonces, la primera opción para que los turistas puedan acceder al cannabis oficial debería ser una farmacia, sobre la que sí existe una trazabilidad. 

Registro directo y productos "premium"

Otro integrante del IRCCA, Juan Ignacio Tastás, anunció que se está trabajando en un nuevo sistema informático que, en las próximas semanas, permitirá que los consumidores -incluso potenciales turistas- puedan registrarse directamente en esas farmacias y llevarse en el momento el producto, y no tener así que concurrir previamente a las oficinas del Correo, un paso que se consideraba “poco práctico”. 

Las cifras del IRCCA indican que los clubes -unos 260 locales, y creciendo en forma muy rápida- tienen en conjunto un nivel de ventas similar al de las 29 farmacias que están hoy habilitadas: unas dos toneladas al año. 

Tastás sostuvo que la última Administración Tabaré Vázquez le puso ciertos “paños fríos” a la dinámica que tuvo el gobierno de José Mujica, promotor de la regulación oficial, lo que hizo que hoy el Estado solo ofrezca dos variedades de cannabis psicoactivo. 

A juicio de los expertos, eso ha desestimulado el atractivo del canal oficial de acceso. “Cuando uno va al almacén y encuentra que solo hay yogurt y café, pero que no hay pan, no va más”, señaló. Eso, indicó, provocó que proliferaran los clubes con variedades distintas y más potentes. 

Así, anunció Tastás, en diciembre las farmacias estarán ofreciendo Gamma, su tercera variedad, que tendrá 10% de THC. El doble de lo que se ofrece hoy, pero todavía lejos del 16% que promedian los clubes. Además, a lo largo de 2023 se lanzará al mercado una cuarta variedad. La intención es que las personas que opten por consumir puedan contar con un “abanico más amplio” y acceder a un “producto de calidad premium a un precio accesible”. 

Una ley que necesita cambios

En el IRCCA, Maciel sostiene que la actual ley “nos deja bastante encorsetados” con los puntos de venta, y eso es algo que debería abordarse. “Alguien debería contemplar la de sacar un poco el corsé”, indició. “Hablamos de las farmacias porque es lo que nos permite hoy la ley. No tenemos forma de decir: quiero que venda el Kinko”. 

Radío, por su parte, agradeció en el Parlamento por la presentación del proyecto que busca garantizar el acceso de los turistas al cannabis. Remarcó que su momento lo había planteado -sin éxito- al Poder Ejecutivo. Allí el titular de la JND ensayó una autocrítica. El jerarca recordó que, como legislador, no votó la ley de regulación a raíz de un pronóstico equivocado. “Yo decía que el mundo se nos iba a venir en encima si aprobábamos esto”, dijo. “Al revés: el mundo también va por este camino”. 

El diputado apuntó a una "paradoja" de la normativa vigente que habla de “cannabis psicoactivo” por lo que, si hoy una persona quiere consumir marihuana que no tenga THC, está prohibido. “Es rarísimo”, señaló. 

Radío propuso al respecto regular esa posibilidad. “En toda Europa se está fumando cannabis con CBD”, indicó. “Si le vamos a echar mano a la ley, me parece que sería una buena cosa. Es tiempo que la gente pueda optar también por fumar lo que no droga”. 

El titular de la JND también planteó otra idea: que la persona que vaya a comprar el producto a una farmacia pueda acceder a las “características organolépticas” del cannabis, y no tener que adquirir un sachet cerrado. “Ojalá pueda olerlo, por ejemplo”, mencionó. “Creo que el usuario valora eso: el olor, ver el cogollo. Para las personas que les gusta, es otra cosa”. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...