Nacional > Crónica

Un asesinato que marcó Valizas: vecinos cuentan cómo afectó el caso de Lola cuatro años después

Hay quienes lamentan las consecuencias negativas que tuvo el caso con respecto al balneario

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2019 a las 15:56

El silencio era tal este martes que en el comercio El Rancho, el más antiguo del balneario, solo se escuchaba el motor de las heladeras. Era de tarde, afuera hacía frío, caía una leve llovizna y a 67 kilómetros de allí, en la ciudad de Rocha, la jueza Rossana Ortega redactaba el fallo sobre el caso con más repercusión mediática que tuvo la zona en los últimos tiempos, y que dejó su marca más de cuatro años después.

Cuando apareció el cuerpo de la adolescente argentina Lola Chomnalez había un sol que rajaba la tierra: era el penúltimo día de 2014 y en Barra de Valizas comenzaba con fuerza la temporada de verano. Entonces, en uno de los destinos más visitados de la costa atlántica uruguaya, había al menos 6 mil turistas –según calculaban los lugareños–, y eso, para uno de los principales investigadores del caso, fue una de las razones que lo hizo un caso tan complejo.

“Se dio en un momento de mucha población flotante porque fue en período de vacaciones”, dijo a El Observador días atrás el director de la Policía Científica, José Manuel Azambuya.

Si el asesinato hubiera ocurrido en un día ordinario de mayo, como lo era este martes, la Justicia no habría tenido tantas dificultades: el último censo de 2011 dice que allí viven 350 personas, aunque los pobladores calculan que hay un poco más.

En los primeros días de aquel enero pasaron más de 40 personas por la Justicia, entre locales y turistas, aunque para el edil frenteamplista de Rocha Eduardo Veiga, la policía tuvo inclinación por investigar a los primeros. “Siempre pasa lo mismo: quien es pobre y mal vestido clavado que parece delincuente. Las investigaciones siempre apuntan a esa gente”, protestó ahora.

A Veiga le dicen el Mondeja, tiene 61 años, vive en Valizas desde que nació y es un vecino referente de la zona. Y dijo: “Ricardo, uno de los artesanos interrogados, fue el que los investigadores tuvieron más tiempo, y luego escracharon al Conejo”.

Veiga se refería al hombre que en su momento fue señalado por la prensa local e internacional como el asesino confeso, algo que no era cierto. Sin embargo, hasta este lunes era uno de los indagados por el asesinato, cuando fue descartado por el fiscal del caso, Jorge Vaz, luego de interrogarlo junto con una perito semióloga del Ministerio del Interior.

No fue allí

Que el primer procesado por este caso haya sido el Cachila, un hombre que estuvo de paso aquel verano cuando según la Justicia vio como mataron a Lola, es una noticia que cayó bien en Valizas. Aunque el caso sigue abierto y el fiscal está convencido de que Lola fue abordada por más personas –entre los que se supone que estuvo el asesino material–, el único enjuiciado hasta el momento no es un lugareño, pese a que los padres de la víctima han dicho varias veces que los otros involucrados en el homicidio de su hija viven en la zona. "Muchos vecinos me preguntan: 'Quién es el famoso Cachila?' Yo ni siquiera tengo idea", dijo José Luis Sena, dueño junto con su pareja de El Rancho.

Y continuó, golpeándose las manos para simular el efecto de un hachazo: “Nos dolió mucho que atacaran a Barra de Valizas”. 

Para empezar, argumentó, el cuerpo de Lola apareció más cerca de Aguas Dulces que de este balneario. Y fue así. Según el detalló el fiscal en su petitorio, el cadáver fue hallado exactamente a 1.400 metros del otro balneario. Y en su fundamentación, para explicar que la versión del Cachila de que acompañó a la adolescente hasta una arbolada porque ella se sentía mal no era verosímil, el fiscal dijo que "lo lógico hubiera sido permanecer en la playa y tratar de ir hacia la zona poblada más cercana en busca de ayuda médica, que a la sazón era el balneario de Aguas Dulces”. No dice Valizas.

Sena intentó explicarlo. “Se enfocó en este lugar porque se lo ve como un lugar bohemio, donde viene cierta muchachada, y es y no es así... Valizas también tiene su identidad, y se lo he dicho a muchos conocidos que tengo en Montevideo y que me han llamado para preguntarme si pueden mandar a sus hijas solas. Y claro que sí, acá no hay una inseguridad tan grande”.

En Valizas, como en otros pueblos del interior, la inseguridad es una noticia lejana que viene de Montevideo. No hay rapiñas y los homicidios son escasos. A lo sumo, algún hurto.

Preocupación

Después de un rato, antes que el sol comenzara a bajar, la llovizna amainó. Por la calle más importante del balneario, Aladino Veiga, una pareja caminaba apurada: él iba descalzo, esquivando los charcos del pedregullo; ella cargaba una mochila. Pasaron delante de un caballo amarrado al frente de una casa, estático e indiferente a la lluvia.

Enfrente al comercio de Sena está la escuela 61 –en donde también funciona un ciclo básico de liceo rural– y una docena de alumnos cruzaron para comprar.

La noticia del caso y el nuevo capítulo que se abrió con el pedido de procesamiento del fiscal no generó una inquietud en los estudiantes, contaron a El Observador la directora del centro, Yanire Gutiérrez, y Leticia Fernández, profesora de lengua de la institución desde hace siete años.

“En su momento había sido furor. Los chiquilines contaban que habían visto a Lola bailar en la plaza”, recordó Fernández.

Pero pasó mucho tiempo –dijo– y ahora el crimen es un estímulo para hacer conciencia.

“Hemos trabajado en los cuidados, cómo andar solos, por ejemplo, porque es un balneario propenso a eso: hay que cuidarse de los lugareños y de los que vienen”, contó.

Como sea, y aunque ha habido otros policiales en la historia del balneario, este caso “sigue en la palestra” como tema de conversación. Y eso, según Veiga, probablemente “porque durante más de cuatro años siempre lo mantuvo vivo algún medio”.

Fernández coincide: “El tema quedó: está en el aire”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...