Economía y Empresas > PADRE E HIJO

Una apuesta familiar al negocio de la urbanización

Leandro e Ignacio Añón, padre e hijo, hablaron de los pormenores de la construcción de barrios privados y de los emprendimientos familiares

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2020 a las 05:00

Hay un dicho popular que rodea a las empresas familiares como una especie de ley. Algunos lo consideran hasta un maleficio. Cuando Leandro Añón, uno de los fundadores de La Tahona, habló de su deseo de “pasar a la retaguardia” y dejar la empresa en manos de sus hijos, a Ignacio Añón –uno de sus hijos– se le vinieron a la mente aquellas tan repetidas palabras: que el padre funda, el hijo hace crecer el negocio y el nieto lo hunde. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...