Personajes > Hollywood

Woody Allen: "Acusarme se ha vuelto una moda, es como comer kale"

El director asegura que muchos actores lo repudiaron públicamente para sacar ventaja con el público

Tiempo de lectura: -'

29 de mayo de 2020 a las 17:00

A esta altura, Woody Allen lo tiene asumido: hasta el día en que se muera, gran parte de la gente lo considerará un violador. Un acosador sexual. Y, de hecho, lo dejó claro en su última entrevista, concedida al medio inglés The Guardian: "Supongo que por el resto de mi vida para mucha gente seré un depredador". 

En la entrevista, publicada este viernes y titulada "Do I really care?" ("¿De verdad me importa?"), el cineasta –que ha vuelto al ojo de la tormenta recientemente con la publicación de sus memorias, A propos of Nothing– se refiere largamente al caso que lo llevó a la justicia por el presunto abuso sexual hacia su hija Dylan Farrow en 1992, una acusación que se entremezcla con una –por aquel entonces– aventura con su hijastra de 21 –él tenía 57– Soon Yi Previn, que hoy es su esposa.

Aunque la denuncia realizada en aquel momento por su ex esposa Mia Farrow fue dirimida en los tribunales en favor de Allen –en los papeles quedó libre de toda sospecha, al contrario de lo que sucede con, por ejemplo, Roman Polanski–, el director carga desde ese entonces con una cruz que, aunque no le ha impedido seguir estrenando una película al año, sí le ha puesto varios palos en la rueda y ha tirado su nombre a la hoguera de los condenados públicamente. 

"Pensé que la gente lo iba a ver como una basura ridícula desde el primer día y me olvidé de ello. Pero es como estar enfrentado permanentemente con una historia en la que maté a seis personas con una ametralladora", dijo Allen a la periodista Hadey Freeman.

Entre otras cosas, Allen se refirió a los actores que se ocuparon, en estos años, de denunciarlo y repudiarlo públicamente. Según él, muchos lo hicieron para sacar ventaja entre el público: "Es una tontería. Los actores no tienen idea de los hechos y se aferran a una posición segura, pública y egoísta. ¿Quién en el mundo no está en contra del abuso infantil? Así es como son los actores y las actrices, y denunciarme se ha convertido en una moda, es como comer kale".

En sus recientes memorias, el creador de Annie Hall y Manhattan tiene palabras para varios de sus colaboradores, incluido Timothée Chalamet, el joven actor que protagonizó su última película, Un día lluvioso en Nueva York, y que luego decidió donar todas sus ganancias obtenidas por ella a la beneficencia y criticar a su director públicamente.

También se refirió a él en la entrevista. "Luego de filmar la película, Timothée declaró públicamente que lamentaba haber trabajado conmigo y que estaba dando el dinero a la caridad. Pero le juró a mi hermana que tenía que hacer eso, ya que quería ganar el Oscar por Llámame por tu nombre, y él y su agente sintieron que tenía más posibilidades de ganar si me denunciaba, así que lo hizo".

Con 84 años, 48 películas estrenadas, la 49 en post-producción y la número 50 en la cabeza, Allen sigue siendo una de las figuras más polémicas y divisivas del cine. Y él lo sabe bien: lo será hasta el final.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...