Cargando...
Rodríguez atraviesa su mejor momento en el fútbol

Fútbol > EL TAPADO DE LA FECHA

Yonathan Rodríguez: el vaso de leche vacío, el descenso a la C y el debut en Primera a los 28 años

Más de una vez, Yonathan Rodríguez se fue las prácticas de formativas de Cerrito sin poder desayunar, en 2013 saltó al primer equipo y tras jugar en Segunda División y un año en la C cumplió uno de sus sueños: llegar a Primera

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2021 a las 05:04

Allá por la Gruta de Lourdes los Rodríguez vivían al día. La madre ama de casa, el padre trabajador en una barraca. Cinco hijos que alimentar, uno de ellos futbolista, Yonathan Rodríguez. "¿Los zapatos de fútbol? Los cuidaba mucho. Mucho", recuerda con nostalgia el hoy volante todoterreno de Cerrito que a los 28 años disputa su primera temporada en la máxima categoría del fútbol uruguayo. 

Rodríguez es Cerrito. Conoce al club y su gente. Lo vio tocar fondo y lo vio florecer. Lo vio llorar y festejar. Lo ve crecer de la mano del silencioso trabajo que realiza desde hace años el presidente Auro Acosta. Y ahora lo disfruta. Con la misma intensidad que aquel niño que soñaba ser futbolista jugando en el baby fútbol de Flores Palma. 

De ahí se fue a las formativas de Cerrito, a entrenar todos los días en Capitán Tula y Díaz Quijano, en el corazón de Piedras Blancas. "En aquella época faltaban los conos, las pelotas, los chalecos, las canchas estaban feas. Hoy está todo muy mejorado y cada vez que puedo me doy una vuelta por las prácticas de los juveniles para que los gurises valoren lo que tienen hoy, si hasta tienen un lugar cerrado para entrenar. Yo con lluvia iba siempre, pero muchas veces no se podía practicar", recuerda en diálogo con Referí

"Mis padres se turnaban para llevarme, hasta que de grande empecé a ir solo. Vengo de una familia humilde, no te voy a mentir, más de una vez me fui a las prácticas sin poder desayunar porque en casa no había, con lo importante que es para un deportista el desayuno", dice. 

Duelo aéreo con Luciano Boggio de River Plate

"Mario Perucho fue el técnico que más me marcó en mi etapa de formación. Siempre me dio para adelante, gran entrenador y gran persona", dice este volante que admira al Papo Jonathan Barboza de quien recibió un caño cuando lo enfrentó con Progreso. 

Por mínimos que sean hay gestos que le acarician el alma a este futbolista: el recuerdo en el barrio de algún vecino por su pasaje en el Flores Palma. Algún mensaje de Perucho. La palabra de algún hincha de Cerrito.  

Allá por el 2013 Walter Borches lo mandó a la cancha entre los grandes. En el Casto Martínez Laguarda contra Boston River. Fue titular y empataron 0 a 0. 

Los colores de Cerrito hasta en la casa

Pero en la temporada 2014-2015, el equipo se fue a la C. "Fue el momento más triste que me tocó vivir en el fútbol. Teníamos flor de equipo porque habían venido Claudio Flores, Pablo Melo y Horacio Peralta. Fuer muy duro, es muy duro para un futbolista en Uruguay el descenso", cuenta. 

"Teníamos que sacarlo rápido a Cerrito de ahí porque ese no era su lugar", dice. Con los goles de Maximiliano Silvera y la categoría del ex Nacional Luis Oyarbide el auriverde volvió rápidamente a Segunda. 

Cinco años le tomó al equipo el ascenso a Primera. En 2017, Cerrito enfrentó en el primer cruce de los playoffs contra Rentistas. El primer partido lo ganaron 2 a 1 y Rodríguez hizo los dos goles. Después empataron 2-2 pero en semifinales cayeron contra Villa Teresa. 

Rodríguez está próximo a cumplir los 150 partidos en el club. "Hace poco le dije en broma al presidente que me tienen que dar una plaqueta, pero la verdad es que no tengo idea los partidos que llevo jugados". 

Eso sí. Su mejor gol lo tiene claro. Se lo hizo a Tacuarembó en el Maracaná. Fue en el Uruguayo Especial de Segunda de 2016 donde el equipo anduvo muy flojo pero se salvó de bajar porque ese año no hubo descenso. 

"Es muy difícil hacerse una carrera acá en Uruguay siendo un jugador del ascenso. Tengo una pieza en el terreno de la casa de mis padres. Tengo un hijo de siete años, Ezequiel que vive con la madre y lo tengo a unas cuadras. Cuando sos padre ya no pensás solo por vos, pensás por tu hijo, en intentar darle lo mejor", cuenta. 

Con todo contra Andrés D'Alessandro

El nene le salió hincha de Nacional. "Cuando terminó el partido del domingo lo llamé y le dije que habíamos ganado (risas). Le está tirando el fútbol, ya me está pidiendo shorts y camisetas de Cerrito. Ojalá que pueda ser jugador también", dice. 

"Siempre soñé con jugar en Primera y se me está dando a los 28 años. Lo estoy disfrutando mucho", explica. 

Su entrenador Roland Marcenaro fue clave en este momento. En febrero tuvieron una charla mano en la que el DT lo convenció de que este era su año. Y su oportunidad. 

"Yonathan es un histórico del club, siento que fue creciendo desde 2019 a esta parte. Tuvo momentos buenos y malos, pero en febrero tuvimos una linda charla porque Rodrigo Pérez decidió irse a Atenas, quedó un espacio en el medio y lo intenté convencer de que esta era su oportunidad. Por su edad, recorrido y sus condiciones: le pega con las dos piernas, tiene buen juego aéreo, razona bien, le pega al arco y cambia de frente con las dos, tiene quite, corre todo el partido, es muy solidario", explica a Referí.

En el barrio de toda la vida

Pero además de todo lo que aporta en la cancha, el entrenador que ascendió a Cerrito el año pasado destaca su rol como líder del grupo: "Trabaja para que todo ande bien en el grupo; a los jugadores de afuera les explica cómo es Cerrito. Es muy importante en ese sentido y hace prevalecer la armonía porque el grupo hay que llevarlo con los jugadores que no juegan porque eso genera malos semblantes, que es normal, como también es normal que haya jugadores como Yonathan que tienen control porque es del club y es representativo de la institución". 

El domingo pasado, contra Nacional, Rodríguez se comió la cancha. No hubo Felipe Carballo, Emiliano Martínez ni Andrés D'Alessandro que importaran. Les pasó por arriba a todos. Dominó el espacio, se hizo dueño del medio y movió la pelotita cuando y cómo quiso. Fue una de las mejores figuras del partido.

"Recibí muchos mensajes de gente conocida y hay mucha gente que recién me está conociendo porque son muchos años en el mismo equipo pero casi todos en el ascenso", dice. 

Rodríguez se permite ahora subir un nivel en su universo de ilusiones: "Ojalá salga algo afuera, alguna oportunidad para poder hacer una diferencia porque esta es una carrera corta". Solo eso, para él es mucho.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...