Ciencia > PANDEMIA

¿Cómo es la calidad del aire en Montevideo y el mundo a raíz del coronavirus?

La calidad del aire "ha sido buena durante todo el verano y continúa de esa manera", informó la comuna capitalina; en los países más afectados, el aire es más limpio

Tiempo de lectura: -'

01 de abril de 2020 a las 13:33

Montevideo no registró cambios significativos en la calidad del aire en la ciudad en las últimas semanas tras los cambios de rutina de la población por el brote del coronavirus, según estudios realizados por el Servicio de Evaluación de la Calidad y Control Ambiental de la Intendencia capitalina.

La ciudad posee cinco estaciones situadas en Ciudad Vieja, Tres Cruces, Curva de Maroñas, Carrasco y Colón que permiten hacer estas evaluaciones.

Según la comuna, allí se mide la concentración en el aire de dos fracciones de material particulado denominadas PM 2.5 (material particulado menor de 2.5 micras) y PM 10 (material particulado menor de 10 micras). 

El material particulado es una partícula sólida o líquida que, por su tamaño ínfimo, quedan suspendidas en el aire. La intendencia los mide porque pueden ser inhaladas por el cuerpo humano y afectar la salud.

Los expertos de la Intendencia analizaron la concentración de aire de PM 2.5 y PM 10 en los meses de enero, febrero y marzo (con las dos semanas incluidas desde que apareció el primer caso en Uruguay) y divulgaron un almanaque en el que se ve los promedios de las dos estaciones.

La intensidad del color en cada fecha varía de acuerdo a lo registrado. Los valores están expresados en microgramos por metro cúbico.

"El cambio en los valores no es significativo", aseguró la comuna en un comunicado de prensa. La calidad del aire "ha sido buena durante todo el verano y continúa de esa manera", agregó.

La intendencia aclara que la calidad del aire depende de toda la actividad que se realiza en la ciudad (transporte, comercios, industrias y hasta cómo se calefacciona un hogar), y también de las condiciones meteorológicas. Es decir, la intensidad y dirección del viento también influyen en los resultados.

La situación en el mundo

El satélite Copernicus Sentinel 5-P registró fotográficamente una drástica reducción de las concentraciones de dióxido de nitrógeno en París, Milán y Madrid entre el 14 y 25  de marzo, fecha que coincide con el inicio de las medidas de aislamiento social en varios países europeos.

"Al combinar datos durante un período específico de tiempo, diez días en este caso, comenzamos a ver el impacto de los cambios debido a la actividad humana", manifestó Henk Eskes del Real Instituto Meteorológico de los Países Bajos en un comunicado de la Agencia Espacial Europea.

El centro europeo, además, ha estado monitoreando las concentraciones de dióxido de nitrógeno sobre China desde el 20 diciembre de 2019 hasta el 16 de marzo del año corriente.

Luego del brote en diciembre, el país cerró sus fábricas y decretó la cuarentena obligatoria en enero, lo que causó una reducción de las emisiones propagadas por vehículos, plantas de electricidad y fábricas. 

El satélite Copernicus también detectó una caída de uno de los principales contaminantes del aire en febrero de 2020 en China. Los estudios indicaron una baja de entre el 20% y el 30% de este contaminante en varias regiones del gigante asiático.

De todas maneras, a raíz de que la propagación del virus ha estado cayendo en el país oriental, las autoridades han decidido reabrir fábricas y escuelas, por lo que desde el inicio de marzo se ha constatado un aumento en las concentraciones de dióxido de nitrógeno. 

Claus Zehner, el responsable de la misión del satélite Copernicus Sentinel-5P, comenta que “podemos atribuir con seguridad una parte de la reducción de las concentraciones de dióxido de nitrógeno al impacto del coronavirus. Actualmente vemos una caída del 40% sobre las ciudades chinas". 

El dióxido de carbono también se ha visto mermado. En base a un análisis de Lauri Myllyvirta, del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio, con sede en Estados Unidos, la caída de la actividad industrial y comercial en China ha generado una baja de al menos un 25% en sus emisiones de dióxido de carbono para fines de enero.

Además, Myllyvirta estima que durante las últimas tres semanas de febrero, China emitió 150 millones de toneladas métricas (mtm) de dióxido de carbono menos que durante el mismo período del año pasado (150 mtm ronda al equivalente de todo el dióxido de carbono que la ciudad de Nueva York emite en un año).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...