Agro > ENTREVISTA / DANIEL LABORDE

“El desarrollo de seguros debería ser una prioridad central del gobierno entrante”

Entrevista al presidente de la Unión Rural de Flores, Daniel Laborde

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2019 a las 14:40

¿Cómo y en qué medida ha avanzado la Unión Rural de Flores en 60 años?

–Desde 1959, año de su fundación, hasta este 2019, la Cooperativa Unión Rural de Flores (URF) ha tenido un crecimiento continuo en número de socios y en servicios de apoyo a la producción de los mismos. Actualmente somos unos 800 socios que formamos parte de una cooperativa en la que  trabajan entre 120 y 140 funcionarios. Desde la primera venta conjunta de 250 toneladas de girasol en 1959, hoy nuestro equipo técnico recorre 45.000 hectáreas de cultivos de verano y 22.000 hás de cultivos de invierno, contamos con una capacidad de almacenamiento de 43.000 toneladas y en nuestra planta de procesamiento de semilla, ubicada en ruta 14, se procesan en el entorno de 8.000 toneladas de semillas para cultivos y forrajeras. Somos socios fundadores de Central Lanera Uruguaya y en nuestros galpones de clasifican entre tres y cuatro millones de kilos de lana. Nuestro departamento ganadero, además de ofrecer asesoramiento agronómico y veterinario a nuestros socios, negocia entre 10.000 y 12.000 cabezas para  faena y para campo. Desde hace unos años abrimos una sucursal en el sur de San José que brinda servicios a más de 200 socios. Tanto en nuestra casa central, como en la sucursal en San José, vendemos los insumos que los productores agrícolas y ganaderos necesitan.

Desde hace años ya, tenemos planes de trigo y soja, en los que los productores reciben semilla certificada de la mejor genética y devuelven con semilla a cosecha. Esto nos ha permitido disminuir el volumen de semilla de uso propio por parte de productores y garantizar el uso de semilla de la mejor calidad y genética de punta. Nuestro equipo técnico fue pionero en la instalación del Sistema Lugus de seguimiento de chacras, lo que nos da un apoyo muy fuerte en todo el servicio técnico y también en la logística de cosecha. En la pasada zafa de cosecha de soja, hubo días en los que se coordinaron sin problemas más de 100 camiones diarios. El servicio de logística a cosecha da mucha tranquilidad al productor en un momento clave. Contamos con seis camiones propios y se trabaja con más de 100 empresas transportistas de todo el país.

En nuestra estrategia de diversificación de negocios y servicios,  invertimos en una Estación Ancap, la que está ingresando a Trinidad viniendo por ruta 3 de Montevideo, que hoy es líder en el mercado de combustibles en el departamento. Desde febrero arrendamos a la Intendencia de Flores una planta de reciclaje de envases plásticos y nylon. Si bien este último negocio es muy, muy, ajustado en su retorno económico, nuestra apuesta es hacernos responsable por el cuidado del medio ambiente y captar la mayor parte de los envases plásticos de agroquímicos que vendemos. En estos primeros nueve meses de actividad, el porcentaje de envases captados está muy por arriba de la media nacional.

 

La preocupación principal en estos momentos es el continuo achicamiento en los márgenes que estamos percibiendo en los últimos ejercicios económicos de la Cooperativa.

 

¿Cuál es la apuesta de la URF?

–Nuestra apuesta es a seguir creciendo en servicios para nuestros socios, captar nuevo socios y desarrollar nuevos negocios que nos permitan aumentar facturación, aprovechando la infraestructura ya existente. Estamos analizando la posibilidad de crecer más hacia el centro del país donde ya estamos trabajando con un grupo importante de productores. Es así que contratamos recientemente un técnico para dicha zona que va a trabajar la parte técnica y comercial. Tenemos en carpeta la posibilidad de ampliar capacidad de almacenamiento, acompañando el crecimiento que se está planificando por parte de las malterías en el área de cebada para malteo. Estamos presentando al Instituto Nacional de Colonización un proyecto de campo de recría y compartimento ovino que sirva de apoyo a los pequeños y medianos productores ganaderos de URF, que son la enorme mayoría. Hemos presentado cerca de 100 proyectos al programa Más Agua del MGAP, ya que somos agentes territoriales de este programa que ha sido muy aceptado por nuestros socios

 

 

–¿Qué temas preocupan?

–La preocupación principal en estos momentos es el continuo achicamiento en los márgenes que estamos percibiendo en los últimos ejercicios económicos de la Cooperativa. La facturación de la empresa se ha incrementado en forma significativa en los últimos seis a siete años, pero, sin embargo, los ingresos netos han sido bajos para ese volumen de facturación. El crecimiento en infraestructura de URF está basado en la reinversión de las ganancias de la empresa y en el endeudamiento bancario. Los socios no aportan capital propio para financiar inversiones, por tanto lograr buenos ingresos netos son claves para seguir creciendo. Los motivos de los menores ingresos netos están asociados, por un lado, a la  reducción de los márgenes del negocio agrícola y al incremento de los costos operativos que han venido ocurriendo en el país. En estos momentos, con la ayuda de una consultora, estamos en pleno rediseño de la empresa buscando aumentar facturación manteniendo o reduciendo costos. Creemos que este rediseño va a ser clave en los próximos 10 años de URF.

En lo que se refiere al sector agrícola nos preocupa muchísimo la no existencia de seguros agrícolas acordes a las necesidades de un sector que produce a cielo abierto y que cada poco tiempo se ve sometido a los avatares de la naturaleza. Cuando al productor le va mal, a las cooperativas le va mal porque somos quienes, en gran medida, financiamos parte importante de la inversión productiva. El aguzar el ingenio en el desarrollo de seguros de rendimiento a costo razonables debería ser una prioridad central del gobierno entrante en el sector agropecuario. Es absolutamente prioritario ese tema.

El sector ganadero está en un momento de precios que no tiene antecedentes en la historia del país. Son esos momentos claves, en los que hay que tener muy claro hacia dónde ir y donde invertir para estar mejor posicionados para aprovechar de la mejor forma posible esa coyuntura de precios excepcional y que como excepcional que es, en algún momento se va a terminar. Es muy tentador en este momento de buenos precios irse a sistemas muy intensivos con mucho uso de concentrados, encierres, etc. Hay mucho canto de sirena que invita a los productores a irse hacia ese lado. Creo que si el sector ganadero  toma ese camino, se equivoca. La producción de carne en base a pasturas artificiales o sobre campo natural está muy lejos de tocar el techo en el país. No deberíamos pensar en otras cosas que nos sean el aumentar las áreas de mejoramientos, mejorar el manejo de las pasturas, ajustar carga, fertilizar mejor, usar suplementación estratégica cuando lo necesitamos.

 

El aguzar el ingenio en el desarrollo de seguros de rendimiento a costo razonables debería ser una prioridad central del gobierno entrante en el sector agropecuario. Es absolutamente prioritario ese tema.

 

 –¿Cómo está desde el punto de visto productivo en departamento?

  –Flores fue históricamente un departamento ganadero donde la producción ovina jugaba un rol importante. En el boom de precios de la soja y con la llegada de los grandes grupos agrícolas, ese panorama cambió y la agricultura pasó a tener un rol muy importante, observándose un incremento significativo en las áreas de siembra, en especial cultivos de verano. Nuestros socios incrementaron sus áreas de agricultura y en muchos casos ocuparon las áreas dejadas por la salida del negocio de los grandes grupos de siembra cuando el precio de la soja bajó. De todas formas, con la caída en el precio de la soja, el área agrícola se moderó y fue más selectiva en hacerse en áreas de mejor calidad de suelos. 

El rubro lanar, como pasó a nivel país, perdió mucha relevancia y eso uno lo percibe en la caída de los volúmenes de lanas consignada a Central Lanera. El rubro de la ganadería vacuna ha venido creciendo y seguramente seguirá creciendo al impulso de los actuales precios. Se ha incrementado significativamente el área de pasturas implantadas en rotación con agricultura. Esto último sería mucho más significativo si el área agrícola realizada bajo la forma de arrendamiento no fuera tan pero tan significativa.

La producción lechera no ha sido muy importante en el departamento en cuanto a área la destinada a esta producción. Su importancia está asociada a que es una producción que afinca gente en el medio rural. Es así como a ambos lado de la ruta 23, donde se realiza mayoritariamente la producción lechera, es donde encontramos la mayor densidad de población rural del Departamento. La actividad lechera en Flores, fundamentalmente realizada por pequeños productores, está muy jaqueada por la actual coyuntura de precios

Las áreas destinadas a la forestación se han incrementado en forma muy importante. La cercanía con las dos plantas de celulosa ya instaladas y de la tercera planta proyectada, asociado a los buenos precios que las empresas pagan por el arrendamiento de áreas para forestación permiten afirmar que ese crecimiento se intensifique en los próximos años.

 

La producción de carne en base a pasturas artificiales o sobre campo natural está muy lejos de tocar el techo en el país

 

–¿Cuáles son las dificultades y los avances de la zona?

 –Uruguay es un país muy chico y por tanto las dificultades de en un departamento como Flores son las mismas que existen en todos los departamentos del país. Llámese baja rentabilidad, altos costos, problemas en infraestructura, aunque se ha mejorado mucho en este sentido. Sí creo que nos diferenciamos notoriamente con el resto del país en el tema seguridad, que es un activo muy importante a mantener. Tal vez, la ventaja que tenemos es que al ser un departamento chico, existe mayor facilidad de contacto entre las distintas fuerzas vivas para coordinar la solución de problemas puntuales que se van planteando. De todas formas, existe mucho trabajo para hacer  de forma de potenciar esa coordinación entre el sector público y privado que permita mostrar el departamento como una opción de inversión para empresas de distintos rubros. El desarrollo del Eco Parque Talice, es un buen ejemplo de éxito en el departamento de una coordinación entre lo público y lo privado.

 

 

–¿Cómo está el tema del despoblamiento rural?

  –La caída en el número de personas que viven en el campo,  es un fenómeno mundial  y de todo el Uruguay. Flores no escapa a las generales de la ley. La necesidad de escala para lograr rentabilidad en cualquiera de los rubros agropecuarios, los avances de la agricultura de escala con  menos requerimiento de mano de obra, el incremento  de las áreas destinadas a la forestación, son todos factores que contribuyen al despoblamiento del medio rural. Por otro lado, es una realidad que las personas buscan vivir cada vez más en los centros poblados como forma de tener mayor acceso al confort, a la educación de los hijos, etc. Es decir que, por un lado, el diseño de los actuales sistemas de producción y, por el otro, la voluntad de la gente, contribuyen a que haya cada vez menos gente viviendo en el campo. Es una realidad, el cierre de escuelas rurales o escuelas rurales con dos o tres niños que no es lo recomendado desde el punto de vista pedagógico. En lo personal, creo que este tema del despoblamiento rural no tiene marcha atrás y hay que ir buscando soluciones que estén enmarcadas en esa realidad. En los sistemas de producción, la tecnología va brindando soluciones para aumentar productividad con menor necesidad de mano de obra. Algunas empresas llevan y traen los trabajadores todos los días al lugar de trabajo. El tema es pensar cómo el país da solución a las necesidades de educación, salud, etc, de aquellas  personas que siguen y van a seguir viviendo, por suerte, en el campo. Seguramente, el funcionamiento actual de las escuelas rurales no sea la forma y haya que pensar en soluciones que estén por fuera del cuadrado. Por ejemplo, buscar alternativas de escuelas rurales regionales donde confluyan niños de zonas más alejadas.  

–En temas abigeato y ataque de perros, ¿cómo lo viene manejando Flores? ¿qué medidas han tomado o pueden adaptarse?

–El problema del abigeato y ataque de perros es un problema que en mayor o menor medida existe en todos los departamentos. Uno tiene la sensación de que si bien también existen casos puntuales en Flores, la relevancia es menorsi nos comparamos con lo que uno escucha o lee de lo que está sucediendo en otros lugares. Los motivos no los tengo claro. Tal vez influya que es un departamento más chico, con solo 2 centros poblados y por tanto más fácil de controlar. También debe estar ayudando que es un departamento más equilibrado socialmente, con menor índice de desocupación, sin la existencia de asentamientos.No sé exactamente las causas, son solo impresiones subjetivas.

 

"La caída en el número de personas que viven en el campo,  es un fenómeno mundial  y de todo el Uruguay"

 

–¿Qué problemáticas les trasladan los productores?

–Las cooperativas en general y URF en particular son cajas de resonancia de lo que le sucede a los productores. El sector agrícola hasta el año pasado venía de dos zafras muy magras en precio y volumen, y, por tanto, con dificultades financieras muy importantes. El año pasado se logró redondear una zafra de buenos volúmenes de cosecha de invierno y verano, con precios que no acompañaron. De todas formas, la ecuación volumen-precio permitió márgenes positivos para ponerse al día y pagar cuentas de zafras anteriores. No sobró o sobró muy poco para este año. En todos esos escenarios de los últimos tres años, tuvo que estar la cooperativa consiguiendo, por un lado, las fuentes de financiamiento y, por el otro, dando alternativas de financiamiento a productores para que estos pudieran seguir produciendo. Los productores agrícolas medianos y chicos en general son bastante reacios a ir a los bancos a solicitar financiamiento, teniendo en cuenta todos los requisitos burocráticos que estos exigen. El sector ganadero, en volúmenes mucho más chicos, también solicita financiamiento. Para ello contamos con herramientas financieras a través de Andes y de Ganadería Tres Millones del Banco Santander. Estos préstamos permiten a productores medianos y chicos acceder a la compra de animales con trámites sencillos.

Con estos dos ejemplos lo que estoy intentando trasmitir, es que la principal preocupación que nos trasmiten los productores es la necesidad de financiamiento para seguir produciendo. Por eso la relevancia que le asignamos nosotros a trabajar en el desarrollo de seguros agrícolas y ganaderos, como garantía de sustentabilidad de los productores y las cooperativas.

Sin duda que el productor siempre te va a pedir que la cooperativa esté solucionando todos aquellos problemas que lo complican a la hora de producir. La filosofía de la empresa ha sido que nuestro socio debe encargarse de producir y nosotros apoyarlo para que puedahacerlo de la mejor manera posible. Tenemos la convicción que este ha sido el camino para posicionar a URF como una empresa fuerte, influyente y que se distingue en el contexto agropecuario nacional.

 

"Creo que este tema del despoblamiento rural no tiene marcha atrás y hay que ir buscando soluciones que estén enmarcadas en esa realidad"

FICHA
Datos: Daniel Laborde Goñi, 54 años
Composición familiar: Casado con Bettina Carbajal. Tiene tres hijos: Juan (16 años), Carmela (10) Clara (8)
Profesión: Veterinario con una Maestría en Producción Lechera en la Universidad de Massey, Nueva Zelanda.
Actividad: Productor Lechero remitente a Conaprole.
Antecedentes: Presidente de Unión Rural de Flores. Integrante de la Asamblea de los 29 de Conaprole
Hobbies: Salir a correr, estar con su familia, leer El Observador y La Diaria de fin de semana, para encontrar el equilibrio justo en el análisis de los temas de actualidad. Hincha de Danubio.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...