Economía y Empresas > Secretario General de la Foica

Luis Muñoz: "En dos años se exportaron 700.000 animales en pie, es criminal”

El secretario general de la Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines habló sobre el momento de los trabajadores de la industria cárnica y la repercusión de la exportación en pie en el sector

Tiempo de lectura: -'

11 de noviembre de 2019 a las 05:00

El secretario general de la Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines (Foica), Luis Muñoz, dialogó con El Observador sobre el momento de los trabajadores de la industria cárnica en un contexto de valores históricos del ganado, caída de faena, y donde algunos frigoríficos atraviesan un complejo panorama de rentabilidad. El sindicalista criticó con dureza la libre exportación de ganado en pie y dijo que es uno de los factores claves que ha influido en la falta de materia prima y el elevado precio de la hacienda. 

¿Cuántos trabajadores hay en la industria y en qué situación están?
Hay unos 11 mil trabajadores. En la actualidad hay algo más de 600 en seguro de paro, entre total y parcial. En este momento está el Frigorífico Canelones que mandó a 600 empleados a partir de este mes y volvieron a trabajar 600 trabajadores del Frigorífico Carrasco. Ambos pertenecen a la misma empresa: Grupo Minerva. 

¿Qué lectura hace del momento de la industria?
Lo vemos con mucha preocupación porque nosotros si no tenemos ganado no tenemos trabajo. Lo que estamos reclamando en los diferentes ámbitos, que pueden ser con la industria o con el gobierno, es que si se compara la faena del año anterior con respecto a 2019, se está un 4% por debajo, pero las horas de trabajo que hemos perdido los trabajadores es mucho mayor a ese porcentaje.
Quiere decir que la industria cuando hay ganado está tratando de matar más animales en menos tiempo.

¿Se está faenando de forma más intensa? 
Exacto. Año a año se ve cada vez más como los trabajadores de la industria cárnica estamos perdiendo una cantidad de horas impresionantes. Está medido por el BPS y el Ministerio de Trabajo la cantidad de horas menos que se está trabajando en lo anual, y por ende, la cantidad de horas que tiene que pagar el BPS por los seguros parciales. En los meses que hay ganado se ve que todos matan más en menos horas.

¿Qué es lo que más afectó a la industria frigorífica? 
Se sabía que con la cantidad de animales en pie que se estaban yendo, esto se iba a venir. La preocupación es con el tema del ganado en Uruguay y el no haber tomado ninguna posición como gobierno en determinado momento. Nosotros la vimos venir y cuando fuimos a conversar con todos los actores, se decía que era un tema de oferta y demanda, por lo que el gobierno no podía hacer nada porque son negocios entre privados. 

Se armó un combo con la aparición de la exportación de ganado en pie y la suba de la demanda china. Y además, los números de los frigoríficos no son buenos.
Los dos últimos años el precio del ganado ha quedado por arriba de las posibilidades que tienen los frigoríficos para hacer negocios, por lo que se paga la carne internacionalmente. Pero esto también es cíclico, porque hubo momentos como en 2009 y 2010 con la sequía en que la industria frigorífica compraba barato. Acá no hay forma de mejorar la situación en cuanto a disponibilidad de ganado, porque los frigoríficos necesitan del ganado y lo siguen pagando. Además hay frigoríficos en Uruguay, no solo frigoríficos sino corporaciones o multinacionales, que se están queriendo quedar con todo el ganado que va a matar la industria a futuro

¿Qué quiere decir?
Ahora hay muchos frigoríficos chicos –con faena de entre 300 y 400 animales– que con estos precios mantenidos durante dos años, pueden tener un problema muy grave y en algunos casos ya lo están teniendo. Las multinacionales en el país y algunos frigoríficos uruguayos grandes acaparan la mayor cantidad de ganado. Lo que creemos que puede pasar es que queden diez o 12 frigoríficos grandes matando. Si el Estado no toma cartas sobre el asunto, algunos frigoríficos se van fundir.  

Los que tienen espalda para sortear estos momentos financieros son los grandes.
Cuando hablas con los CEO de las multinacionales en off, ellos están haciendo la diferencia en Argentina, Brasil y Paraguay. No importa si tienen que invertir en pagar el ganado más caro, porque saben que en algún momento se van a terminar quedando con el ganado en Uruguay.

¿Qué opina sobre los cambios de normativa que hizo el MGAP para la exportación en pie?
El ministerio tomó algunas medidas para por lo menos enlentecer un poco la venta de ganado en pie. Pero si no hay posibilidad de que Uruguay importe en pie se debe cortar la exportación, hasta que al menos surja la posibilidad de traer ganado. En una reunión el propio Ministerio de Ganadería aseguró que por razones sanitarias en Brasil y en otros países, la traída de ganado no es viable. Dijeron que había que decir la verdad, y que el problema de sanidad de otros países y sus fronteras hacen que no se puedan traer ganado a Uruguay. 

¿Cómo ve el futuro? 
El año que viene vamos a tener la misma cantidad de animales que este año o menos. Si nos pasa lo mismo que nos pasó los dos últimos años, que se exporte a esos niveles criminales, van a terminar destruyendo la industria frigorífica. En dos años se exportaron 700 mil animales en pie, es criminal. Cuando la faena está más o menos bien se faenan 200 mil animales al mes, entonces imagínate si se exportan 400 mil como en 2018. Equivale a dos meses de industria frigorífica al tope. 

¿Cómo leen que se esté importando carne a números récord?  
Si tuviésemos carne para matar y se estuviera importando, probablemente el movimiento sindical estaría protestando. Lo que pasa es que no tenemos vacas para matar y la importación hace que el precio internamente sea más estable. Capaz que para los que trabajan para los frigoríficos que abastecen al mercado interno los perjudica más, porque antes el precio lo manejaban ellos. La importación de carne estaciona el precio, pero tampoco hace que el uruguayo coma carne más barata. Pero a los trabajadores si no tenemos ganado, no nos perjudica. Uruguay ha ido en la dirección de agregar valor agregado a su carne y la importación defiende esa teoría. Si importamos y exportamos carne, es porque la nuestra tiene más valor. Esa es la política que lleva adelante Uruguay y que lo hace muy bien, con todos los actores adentro. Estamos recogiendo los frutos de que tenemos una de las carnes mejores pagas en el mundo. Lástima que no tenemos la vaca para mandarla. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...