Cargando...

Nacional > CUESTIONAMIENTOS

Título de psicólogo social: Villar dice que no mintió pero académicos la contradicen

La candidata frenteamplista a la vicepresidencia aclaró ahora que tiene "formación en socioanálisis" 

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2019 a las 05:01

Rosina De Armas y Ma Eugenia Fernández

La candidata a la vicepresidencia del Frente Amplio, Graciela Villar, figuraba hasta hace pocos días como psicóloga social en la Junta Departamental de Montevideo. También en sus redes sociales decía tener ese título. No obstante, luego de que fuera anunciada la fórmula presidencia del oficialismo, Villar modificó su perfil en Twitter y se identificó como alguien con "formación en socioanálisis". El perfil de la junta fue borrado. Según expresó en un comunicado, lo hizo para que no hubiera "especulaciones" sobre su trayectoria académica. 

En el comunicado que difundió este lunes para aclarar su formación explicó que tiene una tecnicatura de cuatro años de estudios, debidamente certificados, en el instituto Taigo registrado en el MEC. "No tengo título universitario ni nunca dije haberlo tenido", aseguró. Este lunes en Telemundo admitió que "pudo haber sido un error" adjudicarse esa formación que no tiene. Además aclaró que no puede tener formación terciaria porque no terminó cuarto de liceo.

De todos modos, el título de "psicólogo social" como tal no existe en Uruguay, según supo El Observador. En la Facultad de Psicología de la Universidad de la República, quienes se reciben de psicólogos en la licenciatura están habilitados para poner en práctica la psicología social. El centro de enseñanza ofrece una maestría en psicología social que tiene cuatro años de duración, pero está dirigida a la investigación y la docencia, no al trabajo de campo, explicó la decana, María José Bagnato. 

Igual es el caso de la Universidad Católica, que también ofrece la licenciatura en Psicología y tiene un departamento especializado en Psicología Social y Trabajo, pero dedicado a las tareas de investigación.

Dentro de los estudios de posgrado, existen los másteres, un tipo de formación de mayor duración a un curso de posgrado —puede llevar uno o dos años según plan de estudios— y que suele incluir la entrega de un proyecto final o tesis, que también puede abarcar la opción de prácticas.

A su vez, hay instituciones privadas que ofrecen cursos sobre psicología social, pero quienes asisten a ellos no son psicólogos titulados que buscan especializarse. La Escuela de Psicología Social de Montevideo ofrece un curso de tres años de duración que otorga el título de "operador psicosocial", explicó a El Observador el director del centro académico, Hugo Monetti. El único requisito es haber terminado Bachillerato. 

Aunque el centro académico está registrado en el Ministerio de Educación y Cultura, la certificación que emite todavía no está validada por la cartera. El director aseguró que las otras dos instituciones que ofrecen formación en psicología social —la Escuela Pichon Rivière y la Escuela de Psicología Social de Uruguay— están en la misma situación. 

¿A qué se dedican los psicólogos sociales? Monetti expresó que quienes se abocan a este tarea trabajan con organizaciones o grupos de personas, y tratan de entender y potenciar los vínculos que entre ellas se forman. "La idea es que el saber emerja, pero no dirigiendo a las personas sino logrando que ellos logren llegar solos a una solución", sostuvo. 

El encargado del departamento especializado en Psicología Social y Trabajo de la UCU, el magíster en Estudios Organizacionales Javier Labarthe, explicó que la psicología social trata de entender "cómo el contexto influye en las personas". Señaló que hay diferentes áreas de aplicación y que estas son tan diversas que los especialistas pueden, por ejemplo, terminar siendo parte de estudios ambientales. Monetti además dijo que quienes hacen el curso en su escuela, que fue fundada en 1986, trabajan en diferentes organizaciones, incluso en oficinas gubernamentales.

Hay quienes entienden que Villar no faltó a la verdad al afirmar que era psicóloga social, porque Enrique Pichon-Rivière —uno de los referentes de la corriente— sostenía que esta era "un oficio que debía ser aprendido". "Solo cuando puede resolver sus propias ansiedades y sus perturbaciones en la comunicación con los demás, puede lograr una correcta interpretación de los conflictos ajenos. En la medida en que el sujeto dispone de un buen instrumento de trabajo resuelve incertidumbres e inseguridades. Recién entonces, es operador eficaz”, expresaba Pichon-Rivière, restándole así importancia a la adquisición de un título para ejercer. 

No obstante, Labarthe dijo que si bien "en Argentina y Uruguay existen escuelas que están muy influenciadas por la obra de Pichon-Rivière, este es "solo un modelo teórico dentro de la Psicología Social". 

La formación de Villar

Villar cursó un diplomado en socioanálisis en la escuela Taigo, que funcionó entre 1987 y 1994, pero no es psicóloga social, explicó a El Observador el exdirector del centro, Joaquín Rodríguez Nebot, egresado de la escuela de Psicología Social de Pichon-Rivière, en Buenos Aires, y quien dirigió el Taller de Análisis Institucional y Grupo Operativo (Taigo).

Villar completó en la década de los noventa una formación en socioanálisis, detalló Rodríguez, que "no debe ser confundido con psicología social". "Nosotros eso lo tenemos muy claro y, por eso, entregábamos un certificado que era de socioanálisis", afirmó.

A nivel formal, quien egresaba lo hacía bajo el título de analista institucional. Así se definió este lunes la candidata a vicepresidenta una vez que emitió una declaración a la prensa para aclarar su formación. "Soy una analista institucional formada en el taller de análisis institucional y grupo operacional (Taigo). Mi formación está debidamente documentada y mi conciencia tranquila", escribió Villar en el comunicado. 

Taigo funcionó en un contexto en el que aún no estaba aprobada la Facultad de Psicología de la Universidad de la República, que se fundó en marzo de 1994. "Cerramos el instituto en 1994 en el entendido de que ya se había aprobado la facultad y, por lo tanto, nuestros esfuerzos tenían que estar dirigidos adentro de la facultad", aclaró Rodríguez. 

A su vez, la directora de la Escuela Pichon-Rivière en Uruguay, Ana María Pereira, aclaró que Villar no se formó en ese instituto. La duda surgía de que en el perfil de la junta que fue borrado decía que "se formó en psicología social en la Escuela Pichon Rivière, de donde cuenta que aplica varios conceptos para su tarea diaria".

Pereira señaló además que de su institución no salen, de ninguna manera, psicólogos sociales. A raíz de la polémica con Villar, el instituto publicó en su página web una aclaración que establece que el centro no otorga el título de psicólogo social a ningún egresado. Lo más parecido a esto es una tecnicatura de cuatro años teórico práctica que termina en un certificado de técnico en trabajo grupal con especialidad en psicología social. 

Ni la Escuela Pichon-Rivière ni el Taigo -cuando funcionaba- entregaban títulos de psicólogo social. "La gente que egresa no está capacitada para el ejercicio de la psicoterapia. Es una diplomatura con grado de tecnicatura donde la especialización es el abordaje del trabajo grupal desde la concepción metodológica y técnica de Pichon-Rivière", agregó Pereira, que al igual que Rodríguez es egresada de la escuela en Buenos Aires.  

La directora explicó que el suizo Enrique Pichon-Rivière creó alrededor de 1950, en Buenos Aires, una escuela de Piscología Social que apuntaba a la capacitación de psicólogos y psicoanalistas. Por eso, una vez que los prefesionales egresaban, para diferenciarse de sus pares se llamaban "psicólogos sociales" o "psiquiatras sociales". Pero porque ya tenían el título de base. 

Años después Pichon-Rivière decidió abrir las inscripciones a todo aquel que quisiera "trabajar en el campo de la salud y del aprendizaje", sobre todo en "promoción y prevención". De esta manera, quienes egresaban continuaron con la práctica de autodenominarse psicólogos sociales, aunque no lo eran. "La gente empezó a llamarse psicólogo social. Eso nos generó una dificultad con la Facultad de Psicología, por lo que hace muchos años que se aclara que es una tecnicatura muy específica", señaló. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...