Economía y Empresas > INESTABILIDAD

¿Qué impacto puede tener en Uruguay la crisis turca?

El país figura entre los principales destinos de las exportaciones, pero su moneda arrastra una devaluación de 40% en el año

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2018 a las 05:00

Pese a lograr un leve respiro con su moneda que se valorizó 8% respecto al dólar este martes, la calma sigue lejos de Turquía. El país mantiene un enfrentamiento comercial con Estados Unidos y su economía está expuesta y con fuertes vulnerabilidades. En ese contexto, en los últimos meses Turquía había aumentado su participación como comprador de bienes uruguayos. Por ello, la actual situación turca podría impactar en las exportaciones locales donde el fuerte son las colocaciones de ganado en pie.

En los primeros siete meses del año, Uruguay efectuó exportaciones a ese país por US$ 151 millones y exceptuando a las zonas francas fue el quinto principal destino de las ventas. Ocho de cada diez dólares de esas colocaciones correspondieron a ganado en pie. Pero también el desplome de la lira y los problemas macroeconómicos en Turquía genera otras preocupaciones.

La economista de la Unión de Exportadores (UEU), María Laura Rodríguez, señaló que una de dudas llega por el canal financiero. "El mayor impacto es por lado de la incertidumbre en los mercados financieros de los países emergentes", dijo a El Observador.

Como ejemplo cercano mencionó a Argentina. "La situación de Turquía generó estrés en Argentina porque están cabeza a cabezas en cuanto a países con mayor vulnerabilidad, necesidad de captar inversores internacionales o déficit fiscal", explicó. La disparada del dólar en ambos país marcó esa similitud, añadió la economista.


"Lo que suceda en Argentina a Uruguay puede impactarle con mucha fuerza, si sigue aumentando el dólar, cada peso más que suba generará más dificultades para venderle mercadería o para que lleguen turistas", sostuvo.

Por su parte, el economista de CSC Consultores Marcos Soto expresó que existe en general una "interdependencia entre las economías; siempre por algún lado terminan teniendo puntos de contacto o de contagio".

Y si bien Uruguay tiene fundamentos macroeconómicos más sólidos que algunos otros países marcó que "opera fuertemente en contextos riesgosos; en un mar de inestabilidad que se está sintiendo". En ese escenario, enumeró —además de los problemas de Turquía— a Argentina, la inestabilidad política y económica en Brasil y la guerra económica entre Estados Unidos y China. Todos los países mencionados figuran ente los principales destinos de exportación de Uruguay.

Soto mencionó que hay un aspecto en la relación comercial con Turquía que puede generar alguna ventaja. "Generalmente el gobierno termina centralizando la mayoría de las compras y luego las distribuye a través de licitaciones y contratos con particulares, eso da un blindaje un poco mayor porque el acuerdo es con un Estado y no con una empresa que puede estar en una posición mucho más débil", explicó a El Observador. Pero si persisten los problemas económicos y cambiarios en Turquía igual pueden existir complejidades.

Recordó que la lira turca acumula una devaluación de 40% en lo que va del año. Por tanto, si el desplome sigue, Soto señaló que al país "se le va a complicar asumir sus responsabilidades en moneda extranjera".

En el mismo sentido opinó Rodríguez. "Habrá compras ya pactadas y seguramente se concretarán, quizás se detengan los negocios hacia adelante a la espera de cómo se comporta el dólar; si continúa la disparada se va a ver afectada la venta de ganado en pie", afirmó la economista.

Comentarios