Cargando...

Nacional > Agrupación Adelante

Carlos Iafigliola: la campaña del hombre solo

Las encuestas le dan 0%, pero dará lucha hasta el último domingo de junio aunque lo ignoren y le digan que está “loco”

Tiempo de lectura: -'

11 de marzo de 2019 a las 05:02

No hay un kilómetro exacto, pero siempre hay un momento en que el tedio se apodera del camino. Más en un país como Uruguay, en el que la penillanura suavemente ondulada presenta paisajes uniformemente verde. Algo hay que hacer para no dormirse y cantar siempre es una buena opción.

Adelante dos cincuenta y dos / adelante un país mejor, cantan los pasajeros. Es el jingle del precandidato nacionalista Carlos Iafigliola, quien junto a su esposa Ana Fabra han decidido tomarse con humor el hecho que reciba un 0% en las encuestas. Están recorriendo el país en su auto en una extraña coincidencia: ella no trabaja porque es carnaval y el vehículo tiene dos cubiertas nuevas, por lo que puede hacer varios kilómetros de un tirón. 

El video lo grabaron para una de sus hijas pero a Iafigliola le gustó como quedó y decidió subirlo a Twitter. Dice que las repercusiones lo sorprendieron, ya que no se imaginaba que recibiría una avalancha de comentarios destacando la “buena onda” con que se estaba tomando la campaña electoral.

Iafigliola dice que sale en el Haima modelo uno cuando tiene que hacer distancias cortas pero que después prefiere viajar en ómnibus de línea porque es más barato y seguro. “La verdad es que no tengo un mango y suelo hacer las giras solo. Los militantes que tengo son gente muy buena onda que estudia, trabaja, tiene sus ocupaciones y saca tiempo de donde no tiene. Solamente en alguna circunstancia muy especial pude hacer coincidir que algún compañero me acompañe”.

A diferencia de otros precandidatos del Partido Nacional, Iafigliola tiene una estructura precaria. Sus militantes juntan mes a mes para pagar el local central en Avenida Italia e Hipólito Irigoyen y hacen colectas para cada nuevo gasto. Además de su esposa, sus principales sostenes son sus hijas. Una de ellas integra la comisión de finanzas y anota las contribuciones en una lista “tipo almacenero”. En 2018 logró conformar su agrupación nacional y eso lo llena de orgullo. Para hacerlo, durmió en pensiones porque no tenía donde quedarse. “En el interior saben que no voy con la billetera gorda sino al revés. Me quedo en casas de familia o donde pueda. En Rivera, la otra vez me consiguieron una pensión y me quedé ahí”, cuenta y agrega que en la mayoría de los departamentos cayó con su  "mochilita" y en ómnibus de línea -Turil, Agencia Central y otros-, a golpear puertas en las casas de los vecinos.

Se define como un luchador que toda su vida se sobrepuso a las adversidades, siempre con alegría y convicción. Por eso, dice que seguirá hasta el último domingo de junio, aunque lo ignoren y muchos le digan que está “loco”.

Al precandidato nacionalista le “preocupa” que las encuestas no lo estén “teniendo en cuenta” pero dice que le pareció una idea “simpática” utilizar el 0% para defender sus consignas de campaña. Así, ahora, dice que es la “barra del 0% aborto, ideología de género y delincuencia”.

Reconoce que la primera vez que vio que no marcaba en una encuesta se amargó pero luego reflexionó que si le seguía sumando “negatividad” tenía que bajarse e irse a su casa. Y no piensa hacerlo.

Ana Fabra es maestra y hace más de treinta años que están juntos. Su sueldo es el que desde 2017 mantiene a la familia ya que Iafigliola decidió renunciar a su cargo como jefe comercial de Televisión Directa al Hogar, una empresa del interior del país, para dedicarse al 100% a la política. “Siempre lo acompañé desde que hacía militancia social porque me parece que los principios y valores que sigue están acordes a mi pensamiento. Está haciendo algo que es positivo e importante”, dice ella, que también se encarga de colgar los carteles en los actos y organizar reuniones en todo el país. “Soy un hombre de fe, mi primer fortaleza es dios pero en segundo lugar y casi junto está mi familia”, agrega el precandidato y bromea: “esos tres votos están seguros y el de mi madre también”.

Por los debates, contra la ley trans e inclusión financiera

En su condición de ferviente “defensor de la libertad, la vida y la familia”, Iafigliola es uno de los principales impulsores de dos campañas de recolección de firmas que buscan derogar la ley de inclusión financiera y la ley integral para personas trans.

A la primera la llama “bancarización obligatoria” y considera que viola el derecho a la privacidad e intimidad, mientras que la segunda “atenta” contra la patria potestad y “viola el principio jurídico fundamental de la igualdad ante la ley”.

Iafigliola también pretende que haya cuatro debates entre los precandidatos nacionalistas antes de las internas. A inicios de febrero presentó ante el Directorio del Partido Nacional una propuesta en la que plantea que los seis precandidatos muestren sus matices ante la opinión pública.  Según el texto del documento, se trataría de "encuentros públicos", que además podrían contar con la cobertura y salida en vivo en varios medios de comunicación o redes sociales. "Con el propósito bien claro de que la ciudadanía conozca a los seis precandidatos del Partido Nacional, sus ideas y propuestas de cara a la elección interna, primero, y las elecciones nacionales después", sentencia el documento. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...