Agro > INFORME DE COYUNTURA

Contribución inmobiliaria fue lo que más hizo crecer la carga impositiva sobre el agro

Durante el año pasado tuvieron un incremento superior del 10%, pero las exportaciones derivadas del agro al mismo tiempo descienden y el sector en su conjunto no crece

Tiempo de lectura: -'

26 de enero de 2018 a las 05:00

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Los números oficiales son elocuentes para entender la movilización general en la que han entrado los rurales. Según el anuario de Opypa, el estancamiento está instalado. Cuando hubo crecimiento en estos años, no llegó al 1%, pero sólo en el último año los impuestos crecieron 10,1%. De modo que la presión impositiva erosiona a los menguados ingresos y la presión impositiva en relación al producto es la más alta de los últimos tiempos, pasando de 8,1% a 8,8%.

Pero tal vez más importante para explicar el desánimo y la preocupación de los productores es la composición de esa presión impositiva, porque los impuestos "ciegos" que no tienen contrapartida suman una proporción cada vez mayor, mientras la renta, un impuesto genuino o "ganar/ganar" por el que tributa el ingreso neto de las empresas, pierde incidencia en el conjunto.

En 2017 el agro aportó por impuestos US$ 280 millones, según estima Opypa en su Anuario 2017, US$ 26 millones más que el año anterior. Para aquellos que le vean al tema algún aspecto político partidario, es bueno notar que el impuesto que más crece es la Contribución Inmobiliaria, donde los tres partidos seguramente participan de los US$ 11 millones más que se recaudaron, que sube 14%. La recaudación por este concepto pasó de US$ 78 a US$ 89 millones.
centrales 1.jpg

undefined

centrales 2.jpg

undefined


No es nuevo

Y en realidad es el segundo año en el que la Contribución Inmobiliaria crece fuerte en su recaudación. La recaudación de 2017 supera en US$ 24 millones a la de 2015. Es el impuesto a la tierra más importante, ya que el Impuesto al Patrimonio baja en su incidencia y en su monto, cae 3%.

Las cargas patronales también suben fuerte, casi 20%, pasando de US$ 27 a US$ 32 millones. Sube fuerte también el Impuesto a Primaria de US$ 15,5 a US$ 17,4 millones, o 13% más.

Los impuestos a la renta y el Imeba suben menos que el promedio, un 5%, pero no cambia una tendencia a la menor incidencia de los mismos, que refleja cuánto menor es el resultado de las empresas y su facturación que en año anteriores. De los US$ 179 millones que generaban en 2012 y 2013 pasan a US$ 92 millones el año pasado.

Los impuestos indirectos acompañan el crecimiento general, aumentan 11% y pasan de US$ 32 a US$ 35 millones.

Dentro de los impuestos indirectos, los que llevan a la puesta en marcha y funcionamiento de las cajas negras de la industria frigorífica mantiene una recaudación estable algo mayor a los US$ 2 millones. Mevir recaudó US$ 7,8 millones, un millón más que el año anterior.

Por su parte, las devoluciones de impuestos a la exportación se mantienen estables, en torno a los US$ 33 millones.

Durante 2017 el agro aportó por impuestos US$ 280 millones, US$ 26 millones más que durante 2016.

Más allá de montos, la composición y la lógica impositiva va cambiando en un sentido que suele terminar desestimulando a la inversión y el cambio tecnológico: los impuestos a la tierra como tal son una proporción cada vez mayor, y los de la renta cada vez menos. Y hay abundante literatura en cuanto al efecto nocivo que eso suele tener sobre el valor de la tierra y el cambio técnico.

De este modo, los impuestos a la renta pasaron de ser 57% a ser 33%, mientras que la contribución inmobiliaria pasó de ser 24% a 32%. Si eso hubiese traído una revolución en la caminería seguramente habría un factor menos de descontento, pero en general no se tiene la sensación de que haya una devolución en servicios a los aportes que las zonas rurales realizan.

Pero el problema del aumento de la presión impositiva es que se da en un contexto de estancamiento instalado en el agro.
centrales 3.jpg

undefined

centrales 4.jpg

undefined

Caída generalizadaLas exportaciones del agro se proyectan cayendo 7%, la producción física de todos los granos se proyecta con descensos muy grandes: en trigo -25%, en cebada -38%, en arroz -12%, en maíz -21%, en soja -14% y en sorgo -10%. Eso en volumen físico. Y si eso se cobra en dólares, al bajar el dólar se cobran menos pesos y los costos si son similares a la suba de la inflación suben 6,5% (si proyectamos una situación de estabilidad).

La ganadería, último bastión de la competitividad, se proyecta con un crecimiento de 5% y la producción lechera con un crecimiento de 3%. Pero eso no alcanza para amortiguar un efecto impositivo visible. Porque, de nuevo, ese aumento en la producción física se ve pulverizado por la caída del ingreso de los exportadores.

De hecho, aunque Uruguay XXI proyecta un exiguo crecimiento de 1% en las exportaciones de 2018, Opypa proyecta una caída fuerte de las exportaciones del agro. Tuvieron su máximo en 2015 con US$ 7.134 millones, bajaron a US$ 6.896 millones en 2016, el año pasado siguieron bajando a US$ 6.695 millones y la caída se proyecta más fuerte en 2018, para llegar a US$ 6.252 millones.

No es solo la suba de los impuestos lo que alarma, es que va a contracorriente de la facturación, la producción y todas las variables capaces de generar ingresos.

El crecimiento previsto para el agro en 2018 es simplemente cero, o para ser más exactos, en la proyección oficial, 0,01%. Así es difícil aumentar impuestos y que la gente no se enoje.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...