Cargando...
Llegada del cortejo fúnebre al Cementerio Central de Paysandú

Nacional > Adiós a Larrañaga

Bocinas, aplausos y banderas: la despedida de Larrañaga en Paysandú

El entierro de Jorge Larrañaga fue para familiares y allegados en su natal Paysandú; unos 100 jinetes acompañaron la recorrida

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2021 a las 09:28

El sepelio del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, se realizó esta mañana en su natal Paysandú. El cortejo fúnebre llegó al Cementerio Central, luego de arribar a la ciudad sobre la tarde del domingo.

En principio estaba previsto que empezara sobre las 9.30 de la mañana, pero a pedido de la familia el inicio se postergó hasta las 11.

En una ceremonia que en principio era exclusiva para familiares y allegados, la comitiva se trasladó por las principales avenidas hasta llegar al cementerio. Allí estuvo presente el presidente Luis Lacalle Pou, que llegó sobre las 10.30.

El cortejo fúnebre se dirige al cementerio de Paysandú escoltado por jinetes

En paralelo, unos 100 jinetes, que hicieron una guardia de honor desde el Monumento a la Bandera, acompañaron una recorrida que pasó por la Intendencia de Paysandú. En ese momento, el intendente Nicolás Olivera colocó una bandera del departamento sobre el féretro.

Bocinas, saludos desde las calles, vecinos que salen a la puerta para soltar aplausos, banderas, reconocimiento de policías y decenas de caballos con pocho blanco condecoraron el escenario de una despedida repleta de tapabocas.

El saludo de la Policía

La vicepresidenta, Beatriz Argimón, el secretario Álvaro Delgado, el prosecretario Rodrigo Ferrés y el ministro interino del Interior, Javier García, y varios dirigentes y legisladores están presentes en la zona donde se rendirán los honores. Entre cientos de aplausos, se llevó a cabo una ceremonia íntima, en la que el presidente Lacalle se acercó a los hijos de Larrañaga para cargar el féretro. 

Con el resto del público afuera del cementerio, los allegados entonaron el himno nacional y luego colocaron el cuerpo en el panteón. Minutos antes, el presidente tomó el micrófono y encabezó un discurso.

"Ese cuerpo lleno de fuerza y de voluntad. (...) Ese cuerpo que se paraba como si nada hubiera pasado. Ese cuerpo que no sabía de descansos ni sabía de renunciamientos. Empieza a descansar hoy mucho antes de lo previsto. Empieza a descansar cuando lo veíamos en el mejor momento. Había encontrado su eje, su centro. Y esa embestida, típica de él, se había concentrado en esta tarea", dijo Lacalle Pou, quebrado, al recordar a su compañero. 

Destacó su papel como "bastión fundamental" en las campañas electorales, aseguró que las autoridades lo extrañarán en el gobierno y rememoró con una tímida sonrisa sus gustos en común por los caballos, cuchillos y relojes. "Su partido lo va a extrañar en la primera fila", matizó y añadió que "siempre lo veía con un reloj menos" cuando se sentaba a su lado en el Senado porque comúnmente se los regalaba a sus hijos.

"Me imagino los sentimientos encontrados. Yo siempre quise más de mi viejo, quería más tiempo, más tranquilidad, no quería leer las redes ante alguna crítica. Esos mismos relojes que usó Jorge, que tenía la obsesión de hacer las cosas cuanto antes, es el mismo tiempo que les sacó ustedes (...). La actividad política es ensanchar el corazón, es un acto de generosidad. No es querer menos, es querer más. Es esa familia no sanguínea, que es la patria. El corazón del viejo de ustedes estaba compartido por tres millones y medio (de personas), siéntanse honrados y caminen con la frente en alto", les dijo a los hijos de Larrañaga.

El siguiente en referirse a Larrañaga fue Jorge Washington, su hijo mayor. En un discurso mucho más pausado, en el que hizo alusión al "ardor" de sus palabras, como alguna vez le enseñó su padre, recordó los sueños que tenían de "juntar a los gurises" y le agradeció por todo su cariño.

"Te venimos a agradecer, viejo, lo buen padre que fuiste. (...) Te venimos a decir que te amamos, que tenemos un orgullo enorme por vos y que te quedes tranquilo. Sabemos lo que hay que hacer, vos nos enseñaste bien; apretar los dientes y pa' delante", sostuvo con un grito.

Llegada del cortejo fúnebre al Cementerio Central de Paysandú

Por la muerte repentina de Jorge Larrañaga, las autoridades locales declararon duelo departamental hasta el martes. El ministro murió el sábado de un paro cardiorrespiratorio; tenía 64 años.

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...