Economía y Empresas > Mercados

Dólar descendió 1,1% en la semana y se vende por debajo de $ 33,50

También en Argentina la divisa perdió fuerza con inversores que vuelven a apostar por el peso

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2018 a las 19:12

Tras la fuerte volatilidad que dominó  buena parte de setiembre, este semana los mercados recuperaron algo de tranquilidad. La calma en Argentina se reflejó en la plaza cambiaria local.

El billete verde cerró el viernes a la baja como en el resto de los días de esta semana y acumuló un descenso de 1,1% . De esa forma el dólar abandonó la franja de los $ 33 y se negoció a $ 32,786 en el promedio interbancario.

Esta semana no hubo intervenciones directas del Banco Central (BCU) que dejó libre a la moneda.  La autoridad monetaria había recomprado Letras de Regulación Monetaria en pesos por unos US$ 900 millones días atrás. Eso surtió efecto porque suavizó la volatilidad. Los inversores institucionales que estaban reasignando sus portafolios  cobraron los títulos en dólares y no pasaron por el mercado de cambio.

También en la pizarra al público del Banco República (Brou), el dólar perdió posiciones. El viernes retrocedió seis centésimos en cada punta y cerró a $ 32,07 para la compra y $ 33,47 a la venta.

Por su parte en Argentina el dólar se hundió hasta los 38,14 pesos, con lo que la divisa cayó más de dos pesos en la semana.

El atractivo de las tasas altas tentó a los inversores y es así que decidieron comenzar a desprenderse de los billetes y pasarse a instrumentos en pesos como bonos. Las señales emitidas desde el gobierno durante la semana ayudaron a que el panorama en las mesas de operaciones se relajara en comparación con semanas atrás.

En las mesas de operaciones afirman que volvió el “carry trade” con dos grandes bancos extranjeros ingresando divisas. Además la exportación cerealera liquidó un promedio de US$ 55 millones, a pesar de la caída del precio de la divisa. Eso generó que aumentara el volumen de operaciones del mercado hasta US$ 583 millones, 20% más que el jueves.

Con expectativas positivas sobre el corto plazo, el mercado parece adaptar los precios del dólar a un nuevo escenario cuyas características más detalladas todavía no se conocen con profundidad y que son esperadas para la semana que viene, afirman en las mesas de dinero.

El gobierno argentino negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para llevar adelante un plan monetario que maneje “bandas de flotación”, como hubo en Uruguay entre 1991 y 2002. La banda de flotación es un sistema para controlar el valor de la tasa de cambio. El límite máximo es el techo de la banda cambiaria, que en este caso debería colocarse en los 40 pesos y no superar el rango de los 44 pesos, mientras que el límite mínimo o el piso que busca el gobierno de Mauricio Macri no debe irse de los 32 pesos argentinos.

(Con información de El Cronista)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.