Economía y Empresas > NUEVA MEDIDA

Argentina negocia con el FMI bandas de flotación como las que tuvo Uruguay para estabilizar el dólar

Estiman fijar un techo de 40 pesos y un piso de entre 32 y 36 

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2018 a las 12:14

El gobierno argentino negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para llevar adelante un plan monetario que maneje “bandas de flotación”, como hubo en Uruguay entre 1991 y 2002, con lo que busca evitar nuevos saltos desmedidos del dólar, así como también que la divisa se aprecie demasiado y vuelva a quedar retrasada, confirmaron a El Cronista fuentes de la negociación en la que participan activamente funcionarios del Ministerio de Hacienda y del Banco Central de Argentina.

La banda de flotación es un sistema para controlar el valor de la tasa de cambio. El límite máximo es el techo de la banda cambiaria, que en este caso debería colocarse en los 40 pesos y no superar el rango de los 44, mientras que el límite mínimo o el piso que busca el gobierno de Macri no debe irse de los 32 pesos argentinos.

Para lograr este objetivo, la entidad jugará un rol fundamental ya que la banda se moverá gracias a su intervención en el mercado mediante subastas y ventas a contado y futuro, técnicas a las que ya recurrió en las últimas semanas, junto con la colaboración de ventas de los denominados bancos “amigos” o bancos oficiales.

Lea también: El dólar volvió a retroceder y abandonó la franja de $ 33

De esta forma, el gobierno argentino deja de lado la bandera de la “libre flotación” que levantó el ex presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y que apuntaba a que el tipo de cambio flote libremente en el mercado sin la posibilidad de que se lo manipule y el precio se fija por la interacción de la oferta y la demanda.

En sus negociaciones con el FMI, Argentina ya había logrado que el Fondo Monetario Internacional aflojara las riendas y diera el visto bueno para que el Banco Central interviniera en el mercado en plena corrida. Primero autorizó que parte de los fondos de la ayuda del acuerdo fueran subastados, luego, con el fin de las subastas, permitió que la entidad utilizara sus reservas para calmar la plaza y avanzar en la recuperación de la confianza. Luego la entidad avanzó con las subastas propias y también recurrió a las ventas de contado.

El rango que estiman irá de un piso de $ 32 a un techo de no más de $ 44.

Lea también: ¿Por qué Argentina perdió la confianza?

Semanas atrás, el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, consideró que el Banco Central debería modificar los arreglos monetarios-cambiarios convenidos con el FMI para permitir que la política monetaria utilice no sólo la tasa de interés de intervención sino también la intervención en el mercado cambiario, comprando y vendiendo reservas, según la regla de un sistema de bandas de flotación previamente anunciadas.

Fuente: Basado en El Cronista - RIPE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.