Economía y Empresas > PREFERENCIA

Campeones del mate: cuánta yerba consumen los uruguayos y cuánto gastan

El consumo de yerba se mantiene estable y crece la oferta de nuevos productos en las góndolas

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2018 a las 05:01

Levantarse y calentar el agua para tomar mate antes de irse a trabajar o llevarse la matera ya con todo pronto. Volver  y repetir la rutina de la caldera, la yerba y el termo. Estudiar de noche y aguantar el sueño con una nueva cebadura. Foto bastante usual de los uruguayos. El consumo de yerba se mantiene estable en el país y el mate es ya un hábito para una gran parte de la gente. Además, en los últimos años la aparición de nuevos productos, algunos para adelgazar, para personas nerviosas o para mejorar la energía sumaron nuevos adeptos a la forma tradicional. Pero la cantidad de producto importado y su precio de referencia de venta al pública muestra  un número que llama la atención. En lo que va del año los uruguayos se tomaron US$ 106,3 millones en mate.

Los empresarios del sector recuerdan el 2013. En Brasil, prácticamente único proveedor de yerba mate de las empresas uruguayas hubo un  cambio de estrategia comercial. Allí, principales compañías norteñas comenzaron a diversificar sus clientes y básicamente apuntaron a una multinacional de refrescos que comenzó a producir una bebida energizante y aumentaron los precios para los importadores uruguayos lo que motivó  un consiguiente aumento en los valores de venta al público. Pero los comerciantes locales también afirman que ese remarque de precios no hizo que bajara ni un kilo la compra de yerba por parte de los consumidores.

Desde ese año hasta fines de 2017, las importaciones uruguayas de yerba mate se mantuvieron estables con aumentos o descensos mínimos en ambas direcciones. A su vez, según datos aduaneros, entre enero y agosto de este año ingresaron al país 21,1 millones de yerba con un aumento en la relación interanual de 6,5%. La estabilidad de las compras externas también se traduce al consumo que se mantiene en el entorno a los nueve kilos per cápita desde hace años.

“Lo interesante es la resistencia que tiene la estabilidad de los consumidores a los vaivenes de los precios”, dijo a El Observador el director de la consultora ID Retail, Gustavo Rodríguez.  Hoy el precio de referencia ronda los $ 150 por kilo; cuando comenzó el problema con Brasil el valor era aproximadamente de $ 85. Otro aspecto que mencionó el experto que modificó los precios de los exportadores brasileños fue un cambio en el área de producción. “En los últimos años, la tierra dedicada al cultivo de yerba compitió con otros usos, como la soja o la ganadería; eso hizo que la extensión (de área) que tenía la yerba disminuyó respecto a tiempo atrás y eso hizo subir los precios”, añadió.

Pero nada puede con la preferencia por el mate. “Es un hábito absolutamente incorporado y legitimado socialmente; hoy el consumo de mate está habilitado en una cantidad de ámbitos donde antes estaba mal visto”, explicó Rodríguez.

 También resaltó la aparición de nuevos productos en el mercado. “La irrupción de los segmentos de yerba funcional, aquella que declara tener algún beneficio con su consumo, como adelgazar o calmar los nervios seguramente generó que muchos consumidores no consuetudinarios de la yerba ingresaran a esa categoría buscando ese beneficio funcional”, agregó.

Por su parte, la encargada de negocio de Carrau & Cía (importadora y fabricante de Sara), Inés Guerra, señaló a El Observador que aún cuando se registró la disparada de precios en Brasil y la empresa se vio obligada a incrementar los precios de venta “no se dejó de consumir ni un kilo”. Respecto a este año, indicó que hay una buena demanda que llega a través de las yerbas compuestas (uno de los productos que ofrece la marca). “Se apunta a determinado tipo de público, ahora hay consumidores nuevos y se llega a ellos a través de un producto específico que se sabe que les va a gustar”, dijo Guerra.

A su vez, uno de los directores de El Moncayo Ignacio Coelho expresó a El Observador que el secreto de la estabilidad de la venta en plaza es “satisfacer a los consumidores. Indicó que personas jóvenes de entre 35 y 40 años, ya llevan un par de décadas tomando mate. “Ya son expertos; en el caso de nuestra empresa tenemos un público bastante fiel y apuntamos al matero experiente que te exige a rajatabla que cumplas con determinadas cosas, como el sabor o quela yerba no tenga ningún efecto negativo”, sostuvo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.