Polideportivo > ALTAR OLÍMPICO

El año del kite foiling

Landauer fue elegido deportista del año en una disciplina que tiene tantos años como el premio del COU 

Tiempo de lectura: -'

07 de diciembre de 2019 a las 05:03

Ceremonia de por medio con discursos sobre: olimpismo, la antigua Grecia y el valor del deporte. Con deportistas que cambian sus habituales indumentarias por traje, corbata y camisa. Este año la premiación comprendía el período de tiempo entre el 1º de agosto de 2018 y el 31 de agosto de 2019. En esas fechas se disputaron: los III Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, los IV Juegos Sudamericanos de Playa Rosario 2019 y los XVIII Juegos Panamericanos Lima 2019.

Difícil tarea la de comparar deportistas de diferentes disciplinas. Pero eso es justamente lo que hace cada año el Comité Olímpico Uruguayo (COU), desde 1981, que distingue con el Altar Olímpico al que considera mejor deportista del año.

Desde la edición estreno, de 1981, cuando fueron distinguidos Carlos Peinado por el básquetbol y la histórica dupla de pelota de César Bernal y Néstor Iroldi, la elección de los mejores fue sufriendo variantes.

Actualmente premian tres categorías: mejor deportista, mejor joven deportista y aporte técnico. El proceso es sencillo, cada una de las 35 federaciones afiliadas al COU propone un nombre para cada una de las categorías. Existe una subcomisión del COU integrada por Washington Beltrán (secretario general), Julio Pérez (primer Vicepresidente) y Jorge Rosales (vocal).

Esa subcomisión elabora una terna de candidatos para cada categoría, y la discute con el comité ejecutivo que puede modificar lo decidido. Para elegir se tienen en cuenta criterios como: performance en el ciclo olímpico, luego campeonatos sudamericanos, internacionales y campeonatos nacionales.

Este año los premiados fueron: Nicolás Landauer (kite foiling) como deportista del año, Nicole Frank (natación) y Felipe Agüero (canotaje) como jovenes deportistas y Gastón Balleto (beach handball) como aporte técnico.

El año de Landauer

La vela es un deporte que siempre aporta atletas destacados. El año de Nicolás Landauer fue excelente. Medalla de plata en los juegos panamericanos de Lima, la primera vez que el failing kite era parte de esa competencia, en noviembre fue campeón sudamericano, y en el medio de esas dos competencias, sexto en los juegos olímpicos de playa en Doha.

¿Quién es Nicolás Landauer? Un puntaesteño hijo de capitán de barco que comenzó como todo niño con el optimist. Luego se pasó al surf hasta que viviendo en San Diego, California, conoció el kitesurf. Se rumoreaba que el deporte podía ser olímpico en Río 2016 y por eso apostó de lleno a él. En 2016 fue número uno del ranking mundial. Luego prácticamente lo dejó en 2017, y volvió a la carga en 2018 cuando se supo que el kite estaría en los Panamericanos de Lima.

Landauer se quedó con el reconocimiento en una categoría en la que compitió con María Pía Fernández, récord sudamericano en 1.500 metros, mundialista y quinta en los Panamericanos de Lima, y Mauricio “Colo” Vieyto, jugador de voley playa, junto a Marcos Cairús fueron sextos en los Panamericanos, mundialistas en Hamburgo –donde Vieyto lideró las estadísticas de bloqueo– y ganadores de una etapa del circuito sudamericano.

También fueron nominados Martín Melconian, nadador que no para de bajar sus propios récords en pecho; Maximiliano Larrosa, bronce panamericano en karate; María Jimena Miranda (que junto a Camila Naviliat volvieron a poner a la pelota en una final panamericana); Julián Schweizer, plata panamericana en longboard, en una categoría que también debutaba en Lima; Pablo Cuevas, que volvió a meter a Uruguay en un repechaje al grupo mundial de la Copa Davis; y Julieta Mautone, cuarta en los Panamericanos, récord mundial junior en fase de clasificación y primera uruguaya en meterse en una final del mundo en tiro.

Primera vez para el kite

Es la primera vez en la historia que el mejor deportista del año surge del kitesurf. Cuentan los sitios especializados que el holandés Gijsbertus Adrianus Panhuise es el padre del kitesurf. En 1977, solo cuatro años antes del nacimiento de los premios del COU, consiguió patentar este deporte, que consistía en navegar sobre una tabla de surf impulsada por una especie de paracaídas, enganchada a la persona por un arnés.

Pasaron los años y el deporte se fue perfeccionando. Llegaron los años 1990 y se produjo un quiebre. Tres deportistas que venían del windsurf probaron con el kitesurf, Robby Naish, Laird Hamilton y Manu Bertin. Los tres eran reconocidos en el mundo de la náutica como la Santa Trinidad y le dieron el empujoncito que le faltaba el deporte.

Un deporte de 40 años

Gustavo Coll, el segundo vicepresidente del Comité Olímpico Uruguayo, también Comodoro del Yacht Club (máxima autoridad de la vela en Uruguay) y además presidente de la Confederación Sudamericana de Vela, resume la historia del kite de esta manera: “Es un deporte que se inició como el windsurf hace 40 años. Sabemos de algunos pioneros que tuvimos en Uruguay como Oliver Umpierre, que estuvo muy arriba también en el ranking mundial de free style. El deporte del kitesurf se fue imponiendo rápidamente en el mundo y se ganó un lugar de respeto en el mundo del yachting competitivo. Rápidamente también la Federación Internacioanl de Vela lo adoptó como categoría para los Juegos Olímpicos de la Juventud y también para los mundiales. Este proceso se consolidó para París 2024, donde el foiling kite mixto será disciplina olímpica y se correrá en formato de postas”.

Coll también agregó: “Nuestro club, el Yacht Club Uruguayo, que es autoridad nacional delegada de la Federación Internacional de Vela desde 1907, sigue este proceso del kite surf con mucha atención y entusiasmo. Por primera vez fue disciplina panamericana en Lima 2019”.

El crecimiento del deporte también se ve en la cantidad de gente que lo practica. “Hay muchas escuelas en varios departamentos: Colonia, Montevideo, Maldonado. Hay competencias locales pero no son federadas aún y la cantidad de personas que lo practican ya debe superar las 150, seguramente. Solo basta ver la playa de Malvín un día de viento del sudeste o de pampero; superan los 40 kites. Es importante destacar que hay diferentes categorías y la categoría olímpica es la de foiling kite”, dijo Coll.

 

 

Los que más ganaron EL PREMIO INDIVIDUAL

Pocos deportistas lograron ser premiados en más de una ocasión y el que más veces recibió la distinción fue Andrés Silva, en cinco ediciones.

Los más ganadores del premio al deportista del año que entrega el COU son:

- Andrés Silva (2009, 2006, 2005, 2004, 2003)

- Milton Wynants (2003, 2001, 2000, 1996)

- Ricardo Vera (1993, 1992, 1991)

- Carlos Scanavino (1982, 1983 y 1988)

- Emiliano Lasa (2017/18, 2015/16)

- Alejandro Foglia (2011/12, 2008)

- Ricardo Fabini y Walter Meerhoff (1990, 1989)

- Federico Moreira (1998 y 1985)

 

Los deportes más premiados

En la historia del galardón otorgado por el Comité Olímpico Uruguayo, la disciplina con más ganadores es el atletismo, que obtuvo la estatuilla 11 veces. Lo siguieron vela (8), ciclismo (7), natación (4), fútbol, tenis, pelota y básquetbol (2).

 

De promesa a realidad: las jóvenes figuras

Dolores Moreira (2013-2014), Déborah Rodríguez (2008), Jayson Granger (2005), Marcel Felder (1998), Déborah Gyurscek (1996), Marcelo Capalbo y Milton Wynants (1994), Erika Graff (1992).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...