Fútbol > NACIONAL

La otra goleada de Gutiérrez: el trabajo silencioso y la motivación dirigida hacia el éxito

El DT tricolor apeló al factor motivacional para afrontar el clásico, con la charla de un especialista en Los Céspedes, un video y su arenga previa al partido

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2019 a las 05:03

Por Sebastián Amaya y Luis Eduardo Inzaurralde

La motivación que genera jugar un clásico, sin encapsular ni dirigir hacia el lugar que el líder del grupo pretende, se puede transformar en una bomba de tiempo. Sin embargo, bien gerenciada, organizada y enfocada en el punto justo, es el catalizador para que, en este caso 11 jugadores, avancen hacia el objetivo común que es ganarle al rival de todos los tiempos.

Nacional goleó 3-0 en el clásico del domingo ante Peñarol, por la última fecha del Torneo Intermedio, porque el técnico Álvaro Gutiérrez sorprendió a su rival con el planteamiento táctico. Lo maniató con tres volantes (Rafael García como tapón, Felipe Carballo y Gabriel Neves), con los que lejos de presentar un equipo más defensivo, porque fue el primer partido del torneo local que jugó con tres jugadores que llevan en la sangre la marca además del juego, resultó ofensivo y planteó el partido en el lugar que más dañó al rival.

Esa fue al imagen de Nacional que quedó a la vista. Sin embargo, atrás del suceso del domingo, hubo otros factores que incidieron para el éxito de los tricolores: la motivación. Para ello, Gutiérrez desplegó una batería de propuestas para llegar a las fibras más profundas de los futbolistas en las horas previas al partido, pero con organización y sentido, para que los jugadores pudieran canalizar toda esa adrenalina en el punto justo.

Gutiérrez explicó en charla con Referí que hubo dos factores que marcaron al grupo: el banderazo del sábado de mañana en el Gran Parque Central, en el último entrenamiento antes del encuentro, y esa misma tarde, una charla a cargo del conferencista Enrique Baliño ese mismo día por la tarde en Los Céspedes. Además, los jugadores vieron un video proyectado en el vestuario y la arenga del DT antes de salir a la cancha, que completaron el combo de cuatro puntos claves que integraron el aderezo que el técnico le puso al fútbol.

No más pálidas

El propio entrenador de Nacional reconoció a Referí que sus futbolistas “estaban muy metidos”. “Era lógico, por lo que jugábamos y por lo que experimentaron”, comentó en la entrevista publicada este martes.

Gutiérrez señaló que “se vivieron momentos muy fuertes en las horas previas” al clásico y uno de ellos fue el nuevo banderazo que se realizó en el Gran Parque Central, a donde el sábado por la mañana llegaron miles de hinchas para darle el último aliento al equipo en la previa del clásico.

“El banderazo tiene un efecto especial. Es algo que te llega al alma”, dijo el DT tricolor sobre esa movida que permite a los hinchas estar junto al equipo y que en esta ocasión hasta estuvo patrocinada por uno de los espónsores del club.

Tras dejar el Parque, el plantel tricolor fue a Los Céspedes para concentrar de cara al partido y por la tarde recibieron la visita del conferencista Enrique Baliño, quien fue presidente y gerente general de IBM Uruguay y que desde 2003 fundó la consultora Xn Partners, y que es el autor del libro “No más pálidas: cuatro actitudes para el éxito”, con más de 30.000 ejemplares vendidos en Uruguay.

Con ese libro como base ha dado conferencias en Uruguay y distintas partes del mundo, para empresas y organizaciones, y con esa charla llegó al complejo de los albos para hablar con los futbolistas.

“Dejémonos de quejar, basta de excusas”, suele decir Baliño al hablar sobre las “pálidas” que considera habituales entre los uruguayos.

Además, pone énfasis en las cuatro actitudes para el éxito que a su entender son la actitud positiva, la de equipo, la de mejora continua y la de responsabilidad.

“Las empresas que tienen chance de tener éxito y las personas que tiene chance de tener éxito tienen actitud de equipo. Un equipo no es un conjunto de gente haciendo lo que yo quiero que haga, es un conjunto de personas haciendo un sacrificio individual para que el equipo gane”, señala en sus conferencias.

Baliño, que ha sido deportista y desde que nació estuvo ligado al deporte ya que su padre Enrique Baliño fue integrante de la selección uruguaya de básquetbol que fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y dos veces campeón sudamericano, adaptó su propuesta para el equipo tricolor.

Así fue la charla de Baliño

Baliño arribó a México este martes para brindar una conferencia de similares características a la que dio a los jugadores de Nacional, pero en este caso a un grupo de ejecutivos de una organización “muy, muy grande, descomunal para los términos uruguayos”, dijo a Referí desde tierras aztecas.

Consultado sobre la experiencia en Los Céspedes, se mostró agradecido.

“Fue una conferencia. No hay ningún milagro en estas cosas. Lo primero que les dije es que nosotros en XN Partners somos de la filosofía de Galileo. Galileo tiene una frase que a nosotros nos encanta que dice: ‘Nada puedes enseñarle a un hombre, solo puedes ayudarlo a que lo descubra dentro de sí mismo’”, comenzó explicando.

Una y otra vez, en contacto con Referí, dijo sobre el éxito de los jugadores de Nacional en el clásico: “Yo no hice nada. No hay magia. No hay milagros en esto. De los que les hablé es de una conferencia que doy a ejecutivos en el mundo y a gente común y corriente”.

Baliño entiendo que todo “está adentro de ese fabuloso grupo de personas (el plantel de Nacional). Incluyo a todos, porque un equipo va más allá de los que juegan. Están los que no  jugaron. Desde la persona de seguridad, que abre el portón, que lo hace con mucho cariño y con una agradable sonrisa brindando la bienvenida al club hasta el presidente, a quien conozco. Eso es un equipo”.

Dijo que el encuentro con los jugadores de Nacional fue “fantástico, porque los muchachos estuvieron atentos desde la primera palabra hasta la última, incluso cuando fue extenso”.

Se mostró orgulloso de haber conocido a los jugadores, al técnico, a Iván Alonso y expresó un reconocimiento especial a Jorge Giordano, secretario técnico del club, sobre quien tiene una estima especial, reconoció, y que fue quien lo invitó a realizar la charla.

Finalmente, Baliño explicó que los partidos se ganan en la cancha, pero también hay otros dos escenarios que son claves para los triunfos: la mente y el entrenamiento diario, porque entiendo que “en la acumulación de trabajo de todos los días se logran los éxitos”.

Su tesoro personal, además de la experiencia vivida, quedó retratada en una foto con todos los jugadores y cuerpo técnico, dijo a Referí.

La arenga del Guti

El domingo, día del partido, los jugadores comenzaron a vivir el clásico en la salida de Los Céspedes, donde varios hinchas se acercaron para saludar y alentar, algo que suele repetirse en el camino hacia el Centenario.

Ya en el estadio, comenzaron las palabras de aliento de los futbolistas, lo que quedó registrado en el video de 16 minutos sobre el clásico publicado en Nacional TV, el canal del club para sus suscriptores.

“Hace mucho tiempo que estamos esperando esta oportunidad”, dicen los jugadores en el calentamiento previo. “¡Vamo, dale, convencidos!”, se escucha también cuando llegan al vestuario. “Todos tirando para el mismo lado, todo juntos”, es otro de los gritos, entre aplausos y aliento.

Luego, todos, futbolistas, cuerpo técnico y los funcionarios que trabajan con el plantel, vieron un video motivacional que tras su finalización fue aplaudido nuevamente con gritos de ánimo.

Finalmente, Gutiérrez coronó toda la preparación sicológica que pensó para el clásico en la arenga cuando todos se habían formado en un círculo, abrazados.

“Bueno muchachos, llegó el día. Si hoy ganamos, los pasamos, que era  lo que queríamos”, fueron las primeras palabras del DT.

“Hoy llevamos la energía de todos, de todos los que están afuera, de los cocineros, de nuestra familia, llevamos la alegría y el sufrimiento. ¡No podemos dejar pasar esta oportunidad!, ¡Vamos a ganar!”, cerró el entrenador, gritando fuerte, recibiendo como respuesta el  “¡vamos!” de todos, quienes unieron sus manos en el último saludo antes de salir al campo de juego.

Las imágenes también mostraron cómo se vivieron los momentos del partido en el banco de suplentes.

Antes de salir para el segundo tiempo se vio la arenga de Gonzalo “Chory” Castro, quien había quedado como capitán y ya había anotado los dos goles del 2-0 parcial, dando su aliento al equipo. “Hay que seguir con la misma actitud”, señaló. Las respuestas del grupo fueron “¡vamos por más!” y “¡seamos bichos, carajo!”.

Tras la victoria, los futbolistas festejaron en la cancha y se sacaron una foto con la hinchada en la Colombes de fondo. “¡El clásico del Chory!”, “¡el Chory nomá!”, gritaron, en medio de la alegría.

De esta forma, encauzando las emociones y presentando la mejor estrategia futbolística, Nacional goleó a Peñarol, el hincha recordará el triunfo del domingo con singular cariño y Gutiérrez, como una de sus obras maestras en su historia como entrenador tricolor.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...