Rugby > RUGBY

En el partido del año, Trébol superó a Polo y dio un paso a la final

El sanducero se impuso de visitante a Carrasco Polo 21-18 en la ida en un partido de gran intensidad

Tiempo de lectura: -'

21 de octubre de 2018 a las 21:00

Fue el partido del año. Por la intensidad, por el rigor físico que impusieron, por el duelo de estilos, por el trámite, por el final. Trébol le ganó de visitante 21-18 a  Carrasco Polo en el partido de ida de las semifinales del Uruguayo, con lo que buscará definir en casa el pasaje a la final. Pero como en el partido de ida, todo está abierto para la revancha, porque demostraron ser dos equipos muy parejos.

Lo de Trébol fue la velocidad, el salir a jugar, contradiciendo lo que marca el libreto de los partidos definitorios, ese que dice usar mucho el pie y pasarle la responsabilidad al rival. Lo buscó en el juego abierto, en buena parte gracias a unos forwards que ganaron su batalla en el arranque, y al liderazgo de Guillermo Lijtenstein, que desde el puesto del 9 siempre propuso velocidad y liberaciones rápidas.
Ese juego le trajo un try de Brian Vergara desde el scrum, aunque luego Polo respondió con un penal de Asuaga. Fue una constante de esa primera parte: el caballito visitó poco las 22 de Trébol, pero casi siempre se fue con puntos.

La lesión de Lijtenstein -posiblemente un desgarro- era un golpe al mentón de las esperanzas sanduceras. Más cuando pocos minutos después Polo sacó otra vez petróleo de su incursión en 22 rivales: penal rápido que jugó Brum, pase a Jerónimo Etcheverry, que hace un rastroncito de su sello y deja solo a su hermano Tomás para el try del 10-7. Si antes era negocio el 7-3, con ese score el caballlito sacaba el Cinco de Oro.

Pero Trébol volvió a pegar enseguida. Alejo Durán disimuló la ausencia de Lijtenstein con solvencia, y de hecho apoyó el segundo try de Trébol, sacando la pelota rápido del ruck, amagando el pase y zambulléndose en el ingoal.  Nuevamente, los forwards haciendo su trabajo para que los backs pudieran aprovechar, para el 14-10 con el que se fueron al descanso.

El segundo tiempo mostró papeles cambiados. Los cambios le vinieron mejor a Polo, que dio vuelta la historia en el contacto, y empezó a confirmar la superioridad en el scrum que dejaba entrever en el primer tiempo. Trébol tenía posesión, pero ya generaba inercia, y Polo lo buscaba arriba en defensa y parecía estar más entero.

Pero ahora fue el visitante quien aprovechó su momento en campo rival: un scrum y varias fases en corto derivaron en el try de Samudio, previa consulta del referee Claudio Cattivelli -de buen partido- con el TMO.

Ocho arriba  (21-13) y con uno más (Asuaga se fue con amarilla en esa misma jugada), Trébol tenía su momento para dar una estocada definitiva. Pero ahora fue Polo el que aprovechó el momento: kick de Felipe Etcheverry al fondo, presión en la salida de Trébol, line robado, maul, penal y scrum, que entró empujando al ingoal para el try con el que se ponía 21-18, aunque Asuaga no podía aprovechar la conversión.

Y Polo lo tuvo en el cierre. Porque se mostró más entero que un Trébol que pagaba la notable intensidad del arranque del partido. 

La pelota y el territorio fue del caballito, pero perdió sus oportunidades. Primero fue un try anulado por knock on tras una gran jugada de Santiago Hernández -de buen ingreso en el segundo tiempo- que corrió cual back, pisó hacia adentro para dejar sin asunto a un jugador de Trébol, usó el pie pero se le cayó la pelota cuando intentaba apoyar. Luego fue un par de pelotas claras de backs, en las que el caballito tenía números, pero que se diluyeron por un mal juego de manos.

Con el tiempo cumplido el local tuvo un penal accesible para empatar el partido y dejar la serie 2-2 en puntos antes de ir a Paysandú. Pero la patada se le fue inexplicablemente ancha a Asuaga, lo que concretó el 21-18 de Trébol (4-1 en puntos), que saca una pequeña ventaja pensando en la vuelta.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...