La temperatura en París llegará a cero grados a fin de noviembre y los sin techo duermen en las calles porque los refugios están saturados.

Mundo > Paris

En los alrededores de la catedral de Notre Dame duermen madres con niños en la calle

La saturación de los sistemas de emergencia de la capital de Francia hace que 2.800 menores, la mayoría migrantes, estén a la intemperie con sus familias.
Tiempo de lectura: -'
26 de noviembre de 2023 a las 05:04

Notre Dame, la catedral de estilo gótico por la que pasaban los cruzados para encomendarse a Dios antes de ir a pelear con los musulmanes hace más de diez siglos, hoy tiene en sus alrededores a madres con niños que, la mayoría, vienen de excolonias francesas y se encomiendan a Alá cada noche que duermen en los alrededores de ese monumento gótico.

Las previsiones meteorológicas de París marcan cero grados para el último día de noviembre y las entradas del sistema de metro de la capital de Francia están selladas por las noches para evitar que los sin techo ingresen para no sufrir el frío.

Según un despacho de la AFP, son 2.800 los niños y niñas que afrontan en Francia la situación de vivir en la calle junto a sus madres. Christelle tiene 26 años y es una de ellas. Proviene de la Costa de Marfil, excolonia francesa que, junto a su bebé, dice: "Aquí la gente enferma día y noche".

Como muchos otros migrantes, madre e hijo están en unas carpas improvisadas porque el sistema social está completamente saturado en París.

"Hay que ayudar a los niños que piden asilo. Necesitan protección. No pueden dormir al aire libre", abunda otra madre, junto a su hija de dos años. Pero, a la crisis de vivienda se le suma un mayor rechazo hacia los migrantes en Europa.

Francia cuenta con unas 200.000 camas de emergencia. No obstante, al menos 2.800 niños duermen en la calle cada noche, lamenta la Fundación Abbé Pierre, que considera que esta cifra récord es inferior a la real.

Voluntarios aportan alimentos y ropa, en nombre del deber de solidaridad. "No queremos que los niños estén en la calle. ¡Es inadmisible!", denuncia Aubépine Dahan, miembro de la asociación de ayuda a migrantes Paris d'Exil.

"En todas las escuelas de París empezamos el año con una o dos familias de las que descubrimos, a los pocos días, que no tienen alojamiento y que sus hijos duermen en una tienda de campaña", agrega durante una protesta en París para reclamar más camas.

Manuel Domergue, de la Fundación Abbé Pierre, explica a la AFP que los menores proceden de "familias muy pobres y en su mayoría de familias de migrantes, que llegaron a suelo francés recientemente, muchos de ellos en situación irregular".

Cada año, Francia recibe unas 140.00 solicitudes de asilo, de las cuales un 60% se rechazan porque los migrantes no están perseguidos en sus países, según Domergue. "Pero estas personas se quedan" de forma irregular, agrega.

Actualmente, serían unas 60.000. Sin acceso a viviendas sociales ni otras ayudas, algunas acaban en la calle. Al noreste de París, en una de las zonas más pobres del país, madres sin hogar, sobre todo migrantes, rechazan marcharse de las maternidades tras parir.

Moussa, un marfileño presente en este minicampamento de París, suele llamar "a menudo al 115", teléfono de alojamiento de emergencia, para su mujer embarazada y para él. "Desde hace siete meses", duermen no obstante en la calle, asegura.

Preguntado por la situación, el ministerio de Solidaridades y Familias, dirigido por Aurore Bergé, del partido del presidente francés Emmanuel Macron, no respondió a las solicitudes de la AFP.

En Francia, la pobreza progresa pese a una mejora económica. A unos 9,1 millones de sus 68 millones de habitantes se les considera pobres, es decir un 15% de la población, según el instituto oficial de estadísticas Insee.

Las "primeras víctimas de la pobreza son las mujeres", sobre todo las mujeres solas con niños, señala la asociación Secours Catholique. Y la condición de migrante en situación irregular es un factor agravante, según Manuel Domergue.

"Si se les deja en la calle, es porque el Estado dice: 'Son sin papeles y deben volver a su país", abunda el responsable de la Fundación Abbé Pierre, que recuerda que el Estado está obligado a alojar a las personas desamparadas, independientemente del origen.

Las personas en situación de calle, antes de ser enviadas a su país de origen por las autoridades, en muchos casos logran presentar recursos ante la Justicia apoyados por las oenegés que ayudan a migrantes. Sin embargo, las respuestas pueden demorarse hasta un año y, entre tanto, les queda la calle para dormir y las manos para pedir comida o unas monedas.

Las cifras oficiales de menores en esa situación van en aumento. Según datos del ministerio de Justicia, en 2022, fueron 14.792 los niños o niñas en las calles sin acompañamiento de adultos. En 2021, sumaban 11.315, y en 2020, eran 9.524.

La otra cara de esta situación es que buena parte de los ciudadanos con papeles y trabajo registrado se suman a la discriminación y al rechazo a esas personas, cuyos antecesores fueron súbditos de la República de Francia que, solo en África tuvo 14 colonias hasta hace seis décadas.

Francia recaudaba impuestos, daba concesiones a las empresas para explotar minerales, petróleo, agricultura y tenía tropas asentadas en esos territorios para evitar cualquier rebelión o reclamo. Hoy, muchos soldados y policías con ascendientes africanos son los que desalojan a quienes están sin autorización en las calles de las ciudades francesas.

Otros jóvenes con claros antecedentes de etnias africanas no visten uniformes, sino que tienen el privilegio de representar a Francia en la selección de rugby o de fútbol. Contrastes de un país que ve crecer la islamofobia, el rechazo a los migrantes pobres al tiempo que aumentan los adherentes al Frente Nacional liderado por Marine Le Pen, hija del fundador de esa agrupación, Jean Marie Le Pen, quien se ufanaba de haber sido legionario en la Argelia colonial.

(Con información de AFP)

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...