Cargando...
Los jugadores de Nacional se retiran de la cancha

Fútbol > EL ANÁLISIS

Esta vez a Nacional no lo salvó ni el gol de Bergessio ni la entrada de D’Alessandro

Uno de los puntos altos que tuvo el tricolor fue la actuación de su golero Martín Rodríguez

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2021 a las 18:35

Este sábado Nacional no tuvo un salvador. Ni siquiera le alcanzó con el gol de Gonzalo Bergessio. Ni la entrada en el segundo tiempo de Andrés D’Alessandro como en otras oportunidades. Esta vez el equipo tricolor no pudo contra Boston River, uno de los últimos del Apertura y que todavía no ganó en las seis fechas jugadas. El triunfo le hubiera permitido al equipo que dirige Alejandro Cappuccio quedarse con el liderazgo en exclusividad. Con el punto que rescató en el Parque Artigas de Las Piedras, producto del 1-1, le dio para igualar la línea de los 13 puntos junto a River Plate y Plaza Colonia.

Nacional repitió la alineación por tercera vez consecutiva. Después de ganarle de corrido a Plaza Colonia y a Fénix, Cappuccio intentó consolidar una formación mientras los ocho futbolistas que contrajeron covid-19 se ponen en forma. Había encontrado en Mathías Laborda y Armando Méndez soluciones para los laterales, en Facundo Píriz y Gabriel Neves dos buenos reemplazantes para Joaquín Trasante y Emiliano Martínez, y en Pablo García un recurso válido hasta que Brian Ocampo regrese de la selección.

El festejo de gol de Bergessio

Pero este sábado el equipo de Juan Tejera le cortó todos los circuitos y le mostró que no todo es tan sencillo y que el camino del tricampeonato va a estar lleno de espinas. Con una disposición táctica ordenada, sin fisuras, concentrados cada uno en su tarea, Boston River logró sellar todos los caminos hacia el arco de Gonzalo Falcón.

Nacional no le acertó al arco en el primer tiempo. Prácticamente no llegó al área. García y Trezza no tuvieron espacio para desnivelar por las bandas y los delanteros argentinos carecieron de juego. Solo se encontraron en el primer minuto, cuando el partido recién empezaba y los futbolistas se estaban ubicando en la fea cancha (por el estado del campo de juego) de Las Piedras, escenario que eligió Boston River para recibir a sus rivales.

El cambio estaba cantado. Andrés D’Alessandro tenía que entrar en el segundo tiempo después de un panorama tan gris del equipo. Contra Plaza Colonia lo hizo y fue determinante para que Nacional diera vuelta el marcador en el Parque Prandi. Se ubicó por la izquierda, pero apenas entró a rodar la pelota, fueron sus compatriotas los que abrieron el juego. Bergessio ganó una pelota en la mitad, se la entregó a Fernández quien eludió al golero y asistió al goleador, que no tuvo problemas para marcar casi sobre la línea del arco.

La gente se las ingenió para mirar el partido

Un gol en el arranque del segundo tiempo como para cambiar el ánimo y mejorar la postura futbolística. Pero no sucedió. En una jugada de pelota quieta Facundo Rodríguez consiguió el empate (si no llegó antes la igualdad fue por la estupenda actuación del golero Martín Rodríguez) y otra vez a remarla contra la corriente.

D’Alessandro pasó a jugar por la derecha, intentó algunas combinaciones con Leandro Fernández, pero no siempre con éxito. Ingresaron Gonzalo Vega y Maximiliano Cantera, pero Nacional no logró el resultado deseado. Se ofuscaron los jugadores, Leandro Fernández resultó amonestado por protestar y tirar el balón, Gabriel Neves también, se tomaron malas decisiones en posiciones claves y las posibilidades se diluyeron.

Neves, que suele destacarse por su exactitud en los pases, esta vez falló en muchos de ellos. Píriz no logró sobresalir y Cantera entró muy entreverado. En los descuentos pudo convertirse en protagonista del triunfo, ganó muy bien la posición dentro del área, pero falló en el último toque y provocó el enojo de Bergessio que esperaba la pelota en el punto penal y el volante la tiró paralela a la línea del arco.

Leandro Fernández terminó ofuscado

Nacional tuvo una mala tarde cuando tenía todo para despegarse en la tabla de posiciones. Jugadores que no funcionaron individualmente y que no encontraron en el trabajo colectivo la forma de vulnerar al adversario. Boston River, con las mil dificultades que tiene, logró controlarlo y eso sí, sin llegar al drama, tiene que ser un toque de alerta para Cappuccio.

Para la próxima fecha regresa al Gran Parque Central, donde recibirá a Montevideo Wanderers.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...