El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson encabeza las negociaciones parar elaborar una propuesta que evite el cierre del gobierno

Mundo > Default a la vista

Estados Unidos se enfrenta nuevamente a la posibilidad de un cierre del gobierno el 17 de noviembre

En la bancada republicana se discute contra reloj la posibilidad de hallar una medida provisional similar a la que evitó el default en mayo
Tiempo de lectura: -'
11 de noviembre de 2023 a las 17:22

Los republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos darán a conocer su propuesta de una medida provisional destinada a evitar un cierre del gobierno, situación que ha llevado a que la calificadora de riesgo Moody’s redujera su perspectiva positiva sobre el crédito de la nación.

La decisión de cambiar su perspectiva de "estable" a "negativa" por parte de la agencia de calificación crediticia que mantuvo una calificación máxima de "AAA" para el gobierno de Estados Unidos se produce seis meses después de que el Congreso llevara a la nación al borde del impago de US$ 31,4 billones en deuda, y apenas una semana antes de que las agencias federales se queden sin dinero sin una acción del Congreso.

El recién instalado presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, ha pasado los últimos días discutiendo opciones, incluido cuánto tiempo extender la financiación provisional mientras los legisladores negocian la legislación de gasto para el año fiscal 2024.

"La continua polarización política dentro del Congreso de Estados Unidos aumenta el riesgo de que los sucesivos gobiernos no puedan llegar a un consenso sobre un plan fiscal para frenar la disminución de la asequibilidad de la deuda", dijo Moody's en un comunicado.

"La decisión de Moody's de cambiar la perspectiva de Estados Unidos es otra consecuencia más del extremismo y la disfunción republicana del Congreso", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Johnson citó el cambio de perspectiva como "el último ejemplo del fracaso de la imprudente agenda de gasto del presidente Biden y los demócratas". En un comunicado, prometió "luchar para poner nuestras finanzas en orden".

Moody's anunció su decisión después de que el gobierno federal terminara el último año fiscal con un déficit de US$ 1,7 billones de dólares, el mayor desde la pandemia de Covid.

La Cámara de Representantes y el Senado, liderado por los demócratas, deben acordar un instrumento de gasto que el presidente Joe Biden pueda convertir en ley antes del 17 de noviembre, o arriesgarse a un cuarto cierre parcial del gobierno en una década, que cerraría parques nacionales y alteraría el pago de hasta 4 millones de trabajadores federales e interrumpir una serie de actividades, desde la supervisión financiera hasta la investigación científica.

Los republicanos esperan votar el martes sobre una medida provisional, que podría extender la financiación discrecional para las agencias federales hasta mediados de enero.

Algunos republicanos han pedido una resolución continua "limpia", o "CR", que mantendría el financiamiento en los niveles actuales y no contendría medidas como restricciones a la inmigración en la frontera entre Estados Unidos y México, que los demócratas ven como "píldoras venenosas".

"Cuanto más sencillo, mejor. Las cosas que se deben poner allí son cosas con las que ambas partes están de acuerdo. No lo utilicen como un esfuerzo para obstaculizar a alguien", dijo el representante Tom Cole a los periodistas antes de que los legisladores abandonaran Washington el jueves.

Johnson, el presidente de la Cámara, también ha estado bajo presión de los republicanos de línea dura para una CR con recortes de gastos, políticas conservadoras y una estructura compleja que, según los legisladores de ambos partidos, podría aumentar las posibilidades de un cierre parcial al dificultar que la Cámara llegue a un acuerdo con los demócratas.

El representante Chip Roy, un miembro destacado del grupo de línea dura House Freedom Caucus, dijo que podría aceptar una medida provisional que también contenga ayuda a Israel en su guerra con Hamás.

Los republicanos de línea dura de la Cámara de Representantes han estado presionando para recortar el gasto fiscal de 2024 por debajo del nivel de US$ 1,59 billones que Biden y Mc Carthy, el predecesor de Johnson, acordaron para evitar el default en mayo.

Johnson, que asumió como presidente de la Cámara hace menos de tres semanas, podría poner en riesgo su propio futuro político si opta por una solución que obtenga apoyo bipartidista para ser aprobado rápidamente en el Congreso.

Su predecesor, Kevin McCarthy, fue destituido del cargo por ocho republicanos de línea dura a principios del mes pasado, después de que presentara una medida bipartidista para evitar un cierre el 1 de octubre, cuando comenzó el año fiscal 2024.

(Con información de agencias)

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...