Cargando...

Nacional > Pandemia

Gobierno tiene expectativa de haber sorteado la “primera ola”

La cantidad de casos activos bajó un 28% en las últimas dos semanas

Tiempo de lectura: -'

06 de febrero de 2021 a las 05:02

El comienzo del plan de vacunación, previsto para los primeros días de marzo, es visualizado en el Poder Ejecutivo como la orilla hacia la que Uruguay rema desde el inicio de la emergencia sanitaria.

En prácticamente un año, las aguas se pusieron bravas en varias ocasiones, pero nunca como en los últimos dos meses, cuando el país registró un crecimiento –primero exponencial y luego sostenido– de casos nuevos que obligó a Luis Lacalle Pou a tomar medidas inéditas para intentar detener el avance del virus.

El presidente debió cerrar las fronteras, restringir la movilidad y sacar policías y militares a fiscalizar que no se realicen fiestas y aglomeraciones en los primeros días del año.

Pero todo eso parece haber quedado atrás y en el gobierno tienen expectativas de que esa “primera ola” haya sido sorteada porque los números consolidados de los últimos quince días muestran un importante descenso en los indicadores clave.

El matemático Fernando Paganini, coordinador del área de modelos y ciencia de datos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), dijo a El Observador que “la ola está bajando” pero que la situación no es “definitiva”. 

A Paganini, así como a otros matemáticos consultados, les preocupa que pueda ocurrir un rebote que estrese al sistema de salud, ya que el piso de más de 500 casos de promedio diario que registra el país es “alto”. “Cuanto más abajo estemos para el próximo rebrote mejor”, graficó el integrante del GACH.

“Es un escenario relativamente mejor que el 18 de enero, cuando el grupo emitió el último informe, porque el número empezó a bajar. Esperemos que la tendencia se mantenga y quede baja para el momento de la llegada de las vacunas”, agregó. 

La cantidad de casos activos bajó un 28% en las últimas dos semanas y se ubica en niveles similares a los de los primeros días de enero, pero con la diferencia de que en ese momento la curva estaba en ascenso y ahora está bajando.

El récord de casos activos se registró el 16 de enero cuando el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) reportó que había 8.235 personas con la enfermedad en curso. 

Desde ese día, la curva ha ido descendiendo de forma constante hasta llegar a los 5.858 de este viernes.

El último informe del departamento de vigilancia en salud perteneciente a la división epidemiología del MSP –fechado el 28 de enero– señala que “se observa una tendencia a la estabilización del número de casos”.

El reporte también indica que hay “estabilidad en las últimas semanas” respecto a la cantidad de personas que ingresan a cuidados moderados y CTI. 

De acuerdo con el Sinae, son 91 las personas en cuidados intensivos.

A su vez, Paganini señaló que “se frenó” el crecimiento de las muertes pero que aún no se observa un descenso en esta cifra. “Deberíamos verlo en los próximos días”, estimó. 

Este viernes se confirmaron dos nuevas muertes, con lo que ascendieron a 478 la cantidad de fallecidos por covid-19.

María Inés Fariello, que integra el grupo coordinado por Paganini, dijo a título personal a El Observador que se observa una baja de “todos los indicadores”, lo cual es bueno aunque apuntó que no puede predecir hasta cuándo seguirán disminuyendo.

El promedio móvil de casos nuevos –que llegó a estar en 895 a mediados de enero– está en 541, mientras que la media de la tasa de positividad (el número de contagios diarios respecto a la cantidad de tests realizados) bajó a 8,05%. 

A su vez, el R –la tasa de reproducción del virus, que indica a cuántas personas infecta un contagiado– está desde el 17 de enero por debajo de 1 (solo estuvo en 1,01 el 23), mientras que en la última semana se ubicó en promedio en 0,9.

En este sentido, Paganini agregó que era previsible que los números continuaran a la baja durante los próximos días aunque no era posible afirmar que se mantuvieran todo el mes. 

En su informe de mitad de enero, el GACH proyectó que de mantenerse en este número el país volvería a la mitad de la zona amarilla (200 casos diarios) en 52 días.

Este escenario es definido por Fariello como una zona de “completo control” debido a que funciona de forma óptima la capacidad de testeo, seguimiento y rastreo (Tetris).

El MSP informó que bajó de 38% a 29% la cantidad de casos sin nexo epidemiológico y Paganini subrayó que el rastreo está “mejorando” y que hay “indicios” de un menor atraso en la identificación. 

Movilidad “cerca” de la normalidad

Esta época del año, caracterizada por licencias y un aumento de movilidad de la población hacia los balnearios, impide a los científicos hacer proyecciones confiables.

Pese a esto, el grupo tiene datos fiables de que la movilidad está “cerca” de normalizarse en Montevideo, y de volver a los niveles habituales. Fariello dijo que los indicadores no mostraron cambios “bruscos” en la segunda quincena de enero.

“¿Ya podemos aflojar? La respuesta es no, tenemos que seguir bajando los casos”, dijo la matemática, que puso como ejemplo a Alemania y Paraguay. En ambos países las medidas de restricción se levantaron “muy temprano” y tuvieron nuevos rebrotes de contagios.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...