Nacional > JUDICIAL

Justicia investiga si Tabárez pagó la casa de la exmucama

Fiscal pidió ubicar a dueño de inmobiliaria para verificar versión de la mujer

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2012 a las 21:16

El caso judicial que involucró al técnico de la selección uruguaya de fútbol, Oscar Wáshington Tabárez, con la ex mucama, procesada por robarle US$ 500.000 de una cuenta bancaria, puede tener un giro inesperado. Según la versión de la mujer, el técnico participó en la compra de la casa, ya que concurrió con ella a verla y la pagó, y también intervino en las reformas que se hicieron en la vivienda.

Según dijeron a El Observador fuentes del caso, para corroborarlo, el fiscal penal Luis Bajac pidió a la Justicia que se ubique y se cite a declarar al personal de la inmobiliaria que participó en la transacción de la casa y a la empresa que realizó las reformas.
La ex mucama fue procesada en diciembre de 2010 por el juez Homero Da Costa acusada de robar el dinero de la cuenta de la familia Tabárez, a través de una tarjeta de débito. Según la mucama, el director técnico le dio la tarjeta. El entrenador lo negó desde el primer momento.

En el careo realizado el 18 de mayo entre Tabárez y la empleada, el técnico admitió primero que el número de teléfono que presentó la mujer con los mensajes de texto que probaban la relación afectiva entre ambos era utilizado por él aunque no estaba a su nombre.
Luego terminó por admitir la relación con la mujer de 29 años, algo que al principio el técnico había rechazado enfáticamente. Ante la Justicia en el careo aclaró que se relacionó con la empleada cuando estaba separado de su esposa.
Al quedar demostrado que la versión que dio la doméstica –en cuánto a la relación amorosa– desde el primer momento fue la verdadera, ahora Bajac quiere corroborar si lo que declaró en relación a la casa también lo es.

La mujer afirmó que Tabárez se encargó de la compra de la casa porque quería que su amante estuviera cerca del Complejo Celeste. El centro de concentración de la selección está ubicado sobre la ruta 101, a la altura del kilómetro 27. La casa que adquirió la mujer queda en Solymar.
Si se prueba que la mujer dijo la verdad y Tabárez le permitió acceder al dinero de la cuenta, podría cambiársele la imputación o incluso ser exonerada de delito.

Además, si se probara que el técnico mintió ante la Justicia podría ser procesado. El Código Penal en su artículo 180 tipifica el delito de falso testimonio. Quien presta declaración como testigo, en causa civil o criminal, y afirma “lo falso, niega lo verdadero, u oculta en todo o en parte la verdad, será castigado con tres meses de prisión a ocho años de penitenciaría”.

La ex mucama de la familia Tabárez estuvo en prisión once meses por un delito continuado de hurto. Junto a ella fueron procesados también su hermana y su concubino. Ambos por un delito continuado de receptación a título de dolo eventual.
La mujer había trabajado como empleada doméstica durante muchos años para la familia de Tabárez y se la consideraba de confianza. Poco antes de ser procesada renunció aduciendo que había conseguido un trabajo como cajera, pero continuaba visitándolos regularmente.

Según consta en la denuncia inicial que presentó Tabárez contra la mujer, en agosto, luego del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, el técnico encontró en su casa un estado de cuenta emitido por la entidad financiera en la que operaba el entrenador.
Agregó que constató que había varios retiros en esa cuenta que inicialmente había abierto para sus hijas, pero que, según sabía, ninguna de ellas retiraba porque la estaban guardando como reserva para cualquier contingencia. Según declaró, consultó a sus hijas sobre los retiros y éstas negaron haberlos realizado.

Los retiros se hacían casi a diario, desde unos dos años atrás, por US$ 500 dólares, lo que sumó un monto total aproximado de U$S 500.000.
Además, una persona allegada a la familia informó a la esposa de Tabárez que pasaban a buscar a la mucama en un costoso vehículo y que la misma había refaccionado su casa de Solymar con llamativos lujos. Los videos del banco confirmaron que la mujer retiraba el dinero. Con todos esos elementos la Justicia procesó a la mujer. Luego de cumplir once meses en prisión el juez le concedió la libertad provisional mientras continúa el proceso. Fue entonces cuando la mujer pidió nuevas pruebas que podrían dar un giro al caso.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...