Espectáculos y Cultura > CARNAVAL 2019

La chica de apellido griego que brilla en los tablados como murguista y en las canchas de fútbol

Leticia Tzitzios integra el coro y escribió la retirada de la murga La Venganza de los Utileros, pero además es una habilidosa jugadora zurda en Colón

Tiempo de lectura: -'

15 de febrero de 2019 a las 05:00

Es componente y letrista de una murga, estudia en la Facultad de Ciencias Económicas, está a la espera de un concurso para ingresar al Banco de Previsión Social (BPS), juega al fútbol en Colón y es hincha fanática de Danubio. Se llama Leticia Tzitzios, cumplió 22 años el 26 de diciembre, proviene de las movidas del carnaval de las promesas y de la murga joven, y es una de las caras nuevas en el Concurso Oficial de Agrupaciones, donde debutó hace algunos días con La Venganza de los Utileros y donde volverá presentarse este viernes.

Cuando El Observador dialogó con ella, todavía estaba emocionada por el doble estreno. La Venganza, como suelen abreviar el nombre de la murga, presentó su espectáculo en el Ramón Collazo en la rueda inicial del concurso murguero y ella por primera vez defendió a una murga en el denominado Templo de Momo en el carnaval de mayores.

“Plasmamos todo lo que teníamos ganar de plasmar. Todo lo que habíamos ensayado y teníamos para dar lo hicimos. Obvio hay detallecitos para ajustar para la segunda rueda y todo eso lo vamos a ir mejorando en los tablados, pero el espectáculo rindió, vimos que a la gente le gustó, la respuesta fue buena y hubo lindos comentarios”, expresó a modo de balance.

La Venganza de los Utileros en el Teatro de Verano

La murga comenzó a prepararse muy temprano, en mayo de 2018, porque debía dar prueba de admisión, la que superó sin obstáculos para ser una de las 20 que ahora concursan. Leticia se integró en setiembre y ya eso fue cumplir un sueño, por más que la murga es en su vida una vieja compañera. Defendió a Los Pepinitos en el carnaval de las promesas e incluso cuando cumplió los 18 y no pudo salir más quedó vinculada como letrista. En murga joven defendió a dos elencos, La Vieja Guardia y La Bella Tana.

Ahora, ya en el circuito profesional, es sobreprima en el coro de La Venganza y, además, escribió la retirada. “La verdad, estoy muy feliz y súper agradecida con todas estas oportunidades, que confiaran en mí siendo tan joven fue un mimo al alma que nunca voy a olvidar”, dijo.

Sobre el espectáculo 2019 de La Venganza, comentó que se alude a esa locura diaria que la gente vive. Con humor y sátira se abordan diferentes temas de la realidad en cuplés como el de los cajeros automáticos, el de la barbería y el de los inmigrantes, en los que aportan mensajes concretos. “Por ejemplo, que el desencanto que la gente tiene con la política no debería llevar a que terminemos votando lo que sea”, comentó. En la retirada, por ejemplo, se brinda como mensaje el valor de ver todo lo rico que hay a mano si se baja la pelota al piso.

A Leticia le gustan los dos roles. Cantar y escribir. Le deslumbró toda la magia que implica presentarse en el Teatro de Verano, pero disfruta especialmente cada experiencia en los tablados. “Estuve mucho tiempo del otro lado, viendo a las murgas, entonces soy muy observadora, miro permanentemente a la gente, a los niños, a las familias, me gusta ver cómo reaccionan, estar atenta a cada gesto y cuando se ríen o están serios, cuando aplauden, cuando se te acercan... cada gesto te llena el alma, es una sensación divina”.

Enfatizó que “el carnaval es un trabajo para muchos, es una actividad que une y es muy importante para la gente en los barrios”.

La Venganza de los Utileros en el Teatro de Verano

El fútbol, por ahora, está en pausa. Es jugadora de Colón, pero se lesionó los ligamentos cruzados a mediados de 2018, jugando contra Liverpool. Fue intervenida el 12 de diciembre y la fecha de regreso sería en mayo o junio. “Estoy en la dulce espera, el torneo arranca de nuevo en marzo y como fuimos vicecampeonas tenemos ganas ya de jugar”, dijo. Colón perdió el título en las finales ante Peñarol. Incluso, mientras se jugaba en uno de los partidos definitorios ella estaba siendo intervenida. Al siguiente partido fue en muletas para apoyar a sus compañeras.

Leticia jugó en el club de fútbol infantil Belo Horizonte, integrando un equipo donde salvo ella todos eran varones, desde los 5 y hasta los 11 años. Luego pasó al fútbol femenino de Colón. A los 13 dejó de jugar para priorizar su atención en los estudios y volvió en 2017, cuando la invitaron a defender al equipo que buscaba un quinquenio y debía jugar la Copa Libertadores. Su puesto es de volante, por la izquierda.

Leticia defendiendo la casaca rojiverde de Colón FC en un partido ante River Plate

Fuera de los tablados y de los campos de fútbol, cursa la licenciatura en administración en la Facultad de Ciencias Económicas. Trabajó hasta setiembre en el BPS, en una pasantía administrativa, y ahora está a la espera de un llamado a concurso para ver si puede ingresar en forma definitiva.

La Venganza de los Utileros en el Teatro de Verano

Una curiosa competencia dentro de la familia

La pasión que Leticia Tzitzios siente por el carnaval y el fútbol tiene una explicación sencilla: su padre, Daniel Tzitzios, fue futbolista profesional en Danubio y, además, jugó en el exterior, en clubes de Ecuador y Guatemala. Y es integrante de la murga La Línea Maginot.

Además, el hermano de Leticia, Nikolás, jugó al fútbol universitario y también es murguista; integra el plantel de Metele que son Pasteles.

Es, por lo tanto, curioso que el padre y sus dos hijos sean rivales, defendiendo cada uno a una murga distinta entre las 20 que compiten en el Teatro de Verano.

¿Qué hace Mariela, la madre? “Y... para mí que hincha por La Venganza, pero bueno, ella es divina, siempre está al firme y nos sigue a los dos, aunque mi hermano dice que me va a ver más a mí (risas). A mamá no le gusta el carnaval, pero se puede pasar horas en los tablados para seguirnos”, dijo Leticia.

Luego contó un momento que quedó para el recuerdo este año: “En la Plaza Independencia, antes de arrancar el Desfile Inaugural del Carnaval, nos sacamos una foto los tres, cada uno con el traje de su murga”. Donde no hay diferencias es en el fútbol: “Los tres somos fanáticos de Danubio, enfermos de Danubio”, aclaró enfáticamente. “Eso no se negocia por nada del mundo”, complementó.

Nikolás, Daniel y Leticia, previo al desfile por la Av. 18 de Julio

Referentes: dos murgas y un futbolista
Hubo dos murgas que cuando se produjo el cambio de siglo se sacaban chispas en el concurso. Era un duelo tremendo el que artísticamente tenían Contrafarsa y Los Diablos Verdes. Fue el clásico de esa época. La murga de Sayago ganó en 1998, 2000 y 2002. La de La Teja se impuso en 1999, 2001 y 2003. Esos conjuntos son una referencia para Leticia Tzitzios, que los disfrutó siendo niña. Cada murga tenía miles de seguidores, pero ella hinchaba por los dos. En el fútbol su referente es Edinson Cavani, el salteño goleador del PSG francés y de la selección uruguaya, formado en Danubio, el club del cual Leticia es hincha.

La retirada de la murga que creó Tzitzios

Desafiando al tiempo / fue que entendí / y encontrando calma / me convencí / de mi verdad / que soy algo más / de lo que siempre digo ser / solo bastó saberme detener / en ese abrazo en el final / en tu sonrisa al despertar / y en lo implacable de tu amor / con el que me sostengo / ¿por qué seguir corriendo? / si sos vos mi libertad (fragmento de la retirada 2019 de La Venganza de los Utileros, podés verla en el video debajo desde los 34'50" de la actuación).

El nuevo himno de Danubio

En 2016 Leticia escribió la letra de un nuevo himno de Danubio, Más allá de la razón. Su hermano Nikolás, también hincha del club de Maroñas, es el autor de la música. Y el tema fue interpretado por un grupo de murguistas hinchas del club franjeado, compañeros de Leticia, de su padre y de su hermano en distintas murgas. El amor de Leticia por el club de Maroñas llega a tal extremo que, días pasados, en una de las noches que salió de tablado en tablado se maquilló de tal modo que ese amor quedó bien claro.

No se puede explicar, se lleva adentro
Al minuto final, lograr milagros, cambiar la historia, es tu identidad
Nació lleno de sueños e ilusiones
Cuadro de niños allá por el 32'
Y yo nací queriendo estos colores
Soy de Danubio, ¿qué me van a hablar de amor?
La pelota al piso y la vida hay que dejar
No sos chico, ni sos grande, sos distinto a los demás
Otro día más, no es casualidad
Se despierta el barrio, volvió la alegría
Asomando al túnel, franja en diagonal
¿Cómo explicarlo? No me entenderían
Que el día de que me encuentre con la muerte al acecho, solo deseo morirme con una franja en el pecho
Danubio vos sos mi vida, franja querida, sos mi pasión
Creció a pasos gigantes de campeones
Forjó su historia y hasta la llegó a cambiar
Mezclando su humildad y rebeldía
Sin olvidarse que también hay que jugar
Blanco y negro llevo tatuado mi corazón
Primero estás vos Danubio, más allá de la razón
Otro día más, no es casualidad
Se despierta el barrio, volvió la alegría
Asomando al túnel, franja en diagonal
¿Cómo explicarlo? No me entenderían
Que el día de que me encuentre con la muerte al acecho, solo deseo morirme con una franja en el pecho
Danubio vos sos mi vida, franja querida, sos mi pasión

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...