Economía y Empresas > Regional

La empresa alemana Va-Q-Tec pone sus fichas en Uruguay

Tras un profundo estudio de distintos mercados, la firma eligió este país para instalar su centro de operaciones para América Latina

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2018 a las 05:00

La empresa alemana Va-Q-Tec, de soluciones de aislamiento térmico, ya tenía decidido que instalaría un centro de distribución en América Latina. Luego de explorar y analizar los mercados más competitivos para cumplir con esa función, el elegido fue Uruguay. Esa decisión fue celebrada en forma particular por Edgardo Ipar, actual presidente de va-Q-tec Uruguay y director del grupo en América Latina. Ipar es uruguayo y hace cuatro años que ocupa el cargo regional en la empresa. Sin embargo, al no tener sede en Uruguay, el ejecutivo dependía de la unidad de la empresa en Londres, por lo se repartía entre Uruguay y los hoteles o aviones. "He tenido la suerte de que la empresa haya elegido a Uruguay como central para América Latina después de bastante trabajo de selección y de análisis de los posibles países. Eso me enorgullece", cuenta el ejecutivo que ahora dirige la operación desde una oficina en el edificio Celebra de Zonamerica.

Va-Q-tec, según Ipar, no tiene competencia directa en su servicio. Lo que hace es ofrecer soluciones de embalaje térmico para el transporte de productos a temperatura controlada. Aunque gran parte de las mercaderías necesitan mantener cierta temperatura durante su transporte de un lugar a otro, Ipar asegura que hoy en día, las opciones existentes cuentan con sistemas "bastante rudimentarios".

"Eso genera un problema muy grande para quien transporta el producto, porque muchos son muy delicados y de mucho valor", agregó. Los contenedores de va-Q-tec, en cambio, cuentan con una tecnología que los convierte en autónomos, es decir, por tener tecnología pasiva de aislación térmica, no precisan de energía eléctrica, ni de hielo seco o ningún control para mantener la temperatura. "Nadie siquiera tiene que estar entrenado para usarlo", agregó.

Sus principales clientes pertenecen a la industria farmacéutica. "El producto farmacéutico requiere de un control de temperatura muy exacto. Los sistemas de calidad de la industria son de alto nivel, regulados internacionalmente por entidades que controlan muchísimo, lo que hace que cuando consumís un medicamento esté en buenas condiciones", señaló Ipar. Pero la solución se ofrece a cualquier producto que requiera temperatura controlada. Ipar comentó que los alimentos no ocupan gran parte de la clientela por tratarse de un producto de "alta gama" que no se logra compensar con el costo. "Estamos trabajando con industrias de alimentos que ya han visto un cambio en ese sentido", agregó.

Los contenedores son alquilados por parte de sus clientes, lo que Ipar ve como una ventaja ya que se utilizan solo por los días necesarios. La empresa los envía a cualquier parte del mundo con la temperatura lista para que sus clientes solo tengan que abrirlos, colocar los productos y cerrarlos.

Las ventajas

Brasil, Chile y Argentina eran otros mercados que la empresa alemana estaba analizando como posibles sedes. No obstante, dijo Ipar, Uruguay "ha podido mostrar la estabilidad y la idiosincrasia en la apertura hacia nuevas tecnologías".

Entre las ventajas que la empresa encontró en Uruguay, señaló la normativa para la inversión extranjera, la "claridad" en su ley de zonas francas y el talento "muy reconocido por tener muy buen nivel de formación".

Hoy el ejecutivo es el único uruguayo en la operación, aunque ya se está haciendo una selección para personal de apoyo logístico y para la interacción con la casa matriz en Alemania.

Posible planta

Actualmente va-Q-tec fabrica el 100% de sus productos en Alemania. Ipar dijo que existe la idea de desarrollarlos en Uruguay. "Va a depender de los focos que le pongamos al desarrollo del producto", dijo Ipar. Una de las opciones es realizar parte del producto en Uruguay. El pasado jueves 26 de julio la empresa anunció oficialmente el inicio de sus operaciones en Uruguay. Durante esa actividad, de la que participaron altos directivos de la empresa, se habló de las posibilidades de instalar una planta de producción en Uruguay. "Quizás este sea el puntapié inicial para que se haga producción para las Américas", apuntó Ipar.

En caso de que esto suceda, se debería contar con una planta que cumpla con los requisitos para producir, así como formar personas.

En ese sentido, Ipar comentó que en Alemania la empresa tiene un programa que funciona en conjunto con las universidades de Alemania, donde se da lugar a que 30 estudiantes practiquen y hagan carrera en va-Q-tec.

Comentarios