Remates > Vehículos

La Hacienda española rematará dos coches de Juan Carlos I

El Ministerio de Hacienda anunció que llevará a subasta pública a dos automóviles Ferrari que pertenecieron a quien fuera rey de España

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2015 a las 04:54

Dos Ferraris valorados en casi US$ 800 mil, lujosos regalos de un jeque árabe a Juan Carlos I de España convertidos en molesto símbolo de un estilo de vida cuestionado por muchos españoles, saldrán próximamente a subasta, informó el gobierno en un comunicado.

El ministerio de Hacienda anunció en un comunicado "una subasta pública de dos automóviles, marca Ferrari, que fueron donados a S.M. el rey Don Juan Carlos I y posteriormente desafectados y entregados" al Estado.

Ambos del modelo FF, uno negro y el otro gris plateado, tendrán un precio de salida de € 350 mil y € 345 mil respectivamente, señaló, precisando que la venta se celebrará el 6 de noviembre en Madrid.

El jeque Mohamed bin Rashid al Maktoum, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, se los había regalado a Juan Carlos en noviembre de 2011, tras una vista de éste a su país.

El monarca, que abdicó en junio de 2014 con la popularidad bajo mínimos, nunca condujo los lujosos automóviles que durante meses estuvieron aparcados en el garaje del Palacio de la Zarzuela.

Cedidos a Patrimonio Nacional, organismo que gestiona los bienes del Estado para uso de la familia real, no se conoció su existencia hasta que en junio de 2012 fue revelada por una web republicana de información.

Ya habían comenzado entonces los escándalos en torno al monarca, ahora de 77 años, que había visto meses antes como su yerno, Iñaki Urdangarin, era imputado en un caso de presunta corrupción que finalmente lo llevará al banquillo de los acusados, junto a la infanta Cristina -hija menor de Juan Carlos- a principios del próximo año.

Una cacería de elefantes del rey en Botsuana, descubierta por accidente en abril de 2012, cuando la crisis económica dejaba a cientos de miles de familias sin trabajo y sin hogar, provocó gran indignación en España y el monarca se vio obligado a presentar unas históricas disculpas públicas.

Poco después de su llegada al trono, su hijo Felipe VI ordenó que ningún miembro de la Casa Real pueda recibir regalos "que superen los usos habituales, sociales o de cortesía", entre otras medidas para recuperar el prestigio de la monarquía.

Juan Carlos I ya se había desprendido en 2013 de un yate valorado en unos € 20 millones, regalo de empresarios de las Islas Baleares, que fue vendido un año después por € 2,2 millones.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...