Espectáculos y Cultura > Premios Hollywood

Las estrellas prometidas: seis nombres a los que hay que prestar atención en los Oscar del 2021

Este año los premios de la Academia de Hollywood no tienen grandes estrellas entre sus nominados, pero hay un buen puñado de nombres a los que vale la pena atender en la previa; estos son algunos de ellos 

Mads Mikkelsen en Another Round, la película que consagra al director Thomas Vinterberg

Tiempo de lectura: -'

19 de abril de 2021 a las 05:10

Leonardo DiCaprio. Scarlett Johansson. Brad Pitt. Charlize Theron. Joaquin Phoenix. Kathy Bates. Antonio Banderas. Laura Dern. Martin Scorsese. Al Pacino. Quentin Tarantino. Joe Pesci. Tom Hanks. Margot Robbie. Pedro Almodóvar.

En 2020, el bolillero de los Oscar tenía todos estos nombres dando vueltas. Nombres grandes, conocidos, relucientes. Todos ellos estaban nominados en alguna categoría. Todos con importantes o ruidosas películas a sus espaldas. Con ellos sentados en las butacas del Dolby Theatre, la Academia pudo celebrar a su star-system a pleno.

A la premiación ese brillo le hizo bien: los espectadores tenían algo a lo que aferrarse. Valía la pena fumarse las interminables tres horas y pico de ceremonia para ver desfilar esas caras por el escenario, valía la pena ver sus películas —la mayoría eran buenísimas y había un par de obras maestras— y, sobre todo, había atracción, una fuerza implacable: la que ejercen los rostros destinados a ser íconos, referencias de la pantalla grande. De nuevo: la atracción que ejercen las estrellas.

Este año es diferente. Hay nombres que a algunos no les sonarán de nada. Hay otros que despertarán algún eco perdido, algún acto reflejo de la memoria, pero ninguno estará cerca de provocar lo que, por ejemplo, provocaron los del año pasado. Las excepciones están, claro —tenemos a Anthony Hopkins con El padre, a David Fincher con Mank y a Frances McDormand en Nomadland, por ejemplo—, pero el 2021, en el Oscar, es un año para descubrir. Para salir de los rostros de siempre y aventurarse en algunos perfiles menos conocidos.

Entre los nominados hay debutantes, cineastas de registros no tan habituales para la Academia, aterrizajes foráneos y muchas promesas. Y esta nota se propone, justamente, ser una selección de seis de esos perfiles, un pequeño resumen de las carreras de tres hombres y tres mujeres a los que vale echarles un vistazo o, al menos, seguir con atención a partir de ahora. Quién sabe: quizá en algunos años estaremos hablando de ellos como herederos de los integrantes del grupo del comienzo, como estrellas prometidas del cine que se viene.

Daniel Kaluuya

Nominado a Mejor actor por Judas y el mesías negro

Daniel Kaluuya

Fred Hampton, uno de los líderes de los Panteras Negras, fue una figura legendaria para el movimiento por los derechos raciales en Estados Unidos. Aunque apenas llegó a los 21 años —lo mató la policía una noche en su casa, mientras dormía— y, aunque su figura no tiene la relevancia que tuvieron las de Martin Luther King o Malcolm X, su potencia a la hora de hablar y su capacidad para unificar a los grupos del partido que dirigía lo convirtieron en un héroe. Las balas, en un mártir.

Hampton aparece en dos películas nominadas al Oscar: en El juicio de los 7 de Chicago, en la que tiene apenas unos minutos en pantalla, y en Judas y el mesías negro, en la que es protagonista y donde se narran los hechos previos a su asesinato. Quien lo interpreta en la segunda es el británico Daniel Kaluuya, y la elección no podría haber sido mejor. Su retrato de Hampton es portentoso, hipnótico. Su discurso central en la película, el gran discurso que dio Hampton, ya le merecería un Oscar. Y si eso finalmente sucede, no debería ser una sorpresa: Kaluuya está para grandes cosas y quien lo haya seguido de cerca lo sabe.

Llamó la atención en la serie Black Mirror. Apareció en Sicario y en Kick-Ass. Se apropió de la conversación con su actuación en ¡Huye! de Jordan Peele, con la que consiguió su primera nominación al Oscar. Luego se lo vio como villano en Viudas de Steve McQueen, como parte del universo Marvel en Pantera Negra, como fugitivo en la reciente Queen & Slim y próximamente volverá a trabajar con Peele.

Con esta última nominación, Kaluuya confirma que es una de las grandes apuestas de su generación. Además, tiene eso que distingue a las estrellas: una fuerza natural que se lleva las miradas y que eleva cualquier cosa en la que participe a una nueva categoría.

Emerald Fennell

Nominada a Mejor directora y otros dos premios por Hermosa venganza

Emerald Fennell

Quienes sigan The Crown, la serie sobre la realeza británica que puede verse en Netflix, conocen su rostro: es la actriz que interpreta a Camilla Parker-Bowles, al amor imposible del príncipe Carlos y el origen y detonador del Dianagate. Sin embargo, ese papel pronto dejará de ser la referencia a la hora de hablar de Emerald Fennell porque hoy, esta mujer nacida en Hammersmith, Londres, hace 35 años, es la dueña y señora de la película que más debate ha generado en la previa de los Oscar: Hermosa venganza (Promising Young Woman, originalmente), protagonizada por la talentosa Carey Mulligan.

A fuerza de tres nominaciones como directora, y en las categorías de Mejor guion original y Mejor película, Fennell —que también ofició como productora y guionista de la exitosa serie Killing Eve—ahora es una de las integrantes de la reducida lista de mujeres directoras reconocidas por su labor detrás de cámaras, y acompaña a —y compite contra— Zhao en la categoría. Si bien es poco factible que termine llevándose el galardón, es muy probable que eso le importe poco: la conversación en torno a su debut, los aplausos y lo que parece venir en su carrera es mucho más que una compensación.

Chloé Zhao

Nominada a Mejor directora y otros tres premios por Nomadland

Chloé Zhao

Si las predicciones se cumplen, Chloé Zhao romperá varios records el próximo domingo 25 de abril. La realizadora detrás de Nomadland es la favorita a llevarse el premio a Mejor directora por esa película y, si eso se da, se convertirá en la segunda —sí, la segunda— mujer en ganarlo en 93 años de historia; la única en lograrlo fue, hasta ahora, Kathryn Bigelow por Vivir al límite (2009).

Pero hay más: Zhao es la primera mujer en conseguir cuatro nominaciones en un año —dirección, película (porque es productora), guion adaptado y edición—, y la primera mujer no caucásica nominada a la dirección.

De Zhao vamos a empezar a escuchar cada vez con más frecuencia, y de hecho ya tiene dos proyectos cerrados y muy diferentes a Nomadland: se trata de The Eternals, una película del universo Marvel, y una nueva adaptación de Drácula que tendrá elementos de ciencia ficción. Aunque estos proyectos parecen tener poco de la melancolía quieta y bella que atraviesa su película más reciente, siempre se puede volver a sus primeros trabajos, The Rider y Songs my brothers taught me, que pueden verse en Mubi.

Thomas Vinterberg

Nominado a Mejor director por Another round

Mads Mikkelsen y Thomas Vinterberg

En 1995, Lars Von Trier y Thomas Vinterberg, dos cineastas daneses, fundaron el Dogma 95, un movimiento cinematográfico que tenía su propio manifiesto y unas reglas que lo asemejaban bastante a la Nouvelle Vague francesa. Fue bajo ese ejercicio vanguardista que Von Trier y Vinterberg erigieron carreras con puntos en común y diferencias, pero que en cierta manera tenían la misma raíz e impacto. Sus películas eran atrevidas, removedoras, en algunos casos radicales, y siempre estaban en la conversación de los grandes festivales europeos. 

El Dogma cayó 10 años después, sepultado por reglas que se empezaron a incumplir con frecuencia, y las carreras de Von Trier y Vinterberg se abrieron y distanciaron todavía más. El primero se metió en un espiral de exploraciones cinematográficas bastante depravadas y explícitas que le granjearon hasta el odio de Cannes, y el segundo también buscó empujar los límites de la moral, pero de manera más contenida y sutil. Así llegó, por ejemplo, la excelente La caza (Jagten, 2012) y también Another round (Druk, 2020), que apunta a ganar como mejor película extranjera y que metió a Vinterberg entre los nominados a mejor director.

Por fuera de lo que significaría el premio para este largometraje —que se vio en el último Festival Internacional de Cine de José Ignacio y que es por lejos una de las mejores películas del año—, la inclusión de Vinterberg es para festejar. Sobre todo, por ser otro gran reconocimiento a un director que siempre ha apostado a contar las historias que le importan y que erigió esta última, además, casi que como un tributo a su hija, que murió durante la filmación. En ese sentido, la película se percibe como un exorcismo real, como un gran salto de fe que no teme meterse en terrenos cenagosos de la condición humana y que confirma a su director como uno de los grandes exponentes del cine europeo contemporáneo.

Yuh-Jung Youn

Nominada a mejor actriz de reparto por Minari

Yuh-Jung Youn

Tiene 73 años, una carrera de más de cuatro décadas, ya ganó el SAG y el Bafta por su actuación y se afila para llevarse el Oscar a mejor actriz de reparto. Pero más allá de esas credenciales y de los premios que viene cosechando esta temporada, Yuh-Jung Youn se encuentra en esta selección por ser una de las causas principales de que Minari, la película de Lee Isaac Chung, sea una de las historias con más corazón y honestidad de todas las oscarizables del 2021.

Nacida en 1947 en Kaesong, una ciudad al norte de Corea del Sur, Youn encontró el cine de muy joven y se enamoró. Sin embargo, otro amor pesó más —el de su marido y el de sus hijos— y la hizo retirarse durante mucho tiempo de la actuación y la relegó en una carrera en la que había logrado convertirse en un rostro destacado del circuito cinematográfico coreano. Después de varios años volvió, se consolidó y ahora es parte de Minari, una producción estadounidense que, sin embargo, apuesta a estirar el legado y el honor surcoreano que dejó Parásitos bien alto el año anterior. Si lo logra, deberá agradecerle infinitamente a Yuh-Jung Youn.

Steven Yeun

Nominado a Mejor actor por Minari

Steven Yeun

Es probable que el nombre de Steven Yeun no suene demasiado, pero de seguro muchos espectadores reconocerán en su rostro las facciones de Glenn de The Walking Dead, una de las series más populares de los últimos años y la producción que “descubrió” a este talentoso actor surcoreano de 37 años. Y aunque despegar el nombre de una de estas franquicias suele ser complejo para los actores jóvenes —pregúntenle, si no, a la troupe de Harry Potter o Game of Thrones—, Yeun parece estar lográndolo.

Ya en Okja, de Bong Joon-Ho, aprovechó sus pocos minutos en pantalla para demostrar que era más que un tipo capaz de sobrevivir a un apocalipsis zombi. Pero fue en la enigmática y fantástica Burning, de Lee Chang-Dong, donde de verdad mostró sus credenciales, con un personaje tan siniestro como hipnótico. En Minari, Yeun interpreta al padre de una familia de inmigrantes surcoreanos que en plena era Reagan decide apostar todo a una granja en Arkansas. De una belleza abrumadora, la película es un retrato enternecedor que tiene en él su principal sostén; así como para su familia, el actor logra entregarse plenamente a una película que atraviesa al espectador de principio a fin.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...