Estilo de vida > TURISMO

Las Vegas, una ciudad que enamora

Hay otra Las Vegas, más allá de los casinos, con un conjunto de atracciones que sorprende por su variedad y una inversión constante en innovaciones que seduce al turista a regresar

Tiempo de lectura: -'

28 de abril de 2019 a las 05:00

Por Juan Samuelle, enviado a Las Vegas

Lo anunciado era cierto. Hay otra Las Vegas. La justamente denominada Capital mundial del entretenimiento tiene todo lo que quien llega a visitarla por primera vez se imaginó. Incluso  mucho más. Las Vegas es dueña de mil modos de seducción. Este periodista de El Observador, durante tres días, fue invitado por Las Vegas Convention and Visitors Authority a conocer un puñado de sus encantos y quedó, literalmente, enamorado de una ciudad encantadora.

Hay casinos. Gigantes, lujosos y en cada rincón de la ciudad. También espectáculos hot. Y no faltan las pequeñas iglesias para satisfacer el capricho del casamiento instantáneo. Todo eso, que es un material cotidiano de las películas de la industria fílmica de Holywood, crea un estereotipo que no es justo. No lo es, porque hay otra Las Vegas.

 

El Gran Cañón.

 

¿Un rápido ejemplo? El paseo en helicóptero por el Gran Cañón –una formación natural que se distingue por sus capas de roca roja con 446 kilómetros de longitud, 16 de ancho y 1,6 de profundidad que cautivan– disfrutando de un paisaje majestuoso en el estado de Arizona –vecino a Nevada, donde está Las Vegas–, tanto lo creado por la naturaleza como lo creado por el hombre (la imponente represa Hoover, en el río Colorado y el lindero lago Mead, el mayor embalse artificial en Estados Unidos), en tanto se disfruta música country, de Adele o de Vangelis.

 

Lip Smacking Foodie Tour.

Lip Smacking Foodie Tour.

Lip Smacking Foodie Tour.

 

Pero hay más para un segmento cada vez de mayor peso entre los más de 42 millones de turistas que llegan a esta ciudad y priorizan conocer la otra Las Vegas, como el Lip Smacking Foodie Tour, un paseo gastronómico que permite en un par de horas degustar platos sofisticados y otros sencillos pero no menos atractivos, elaboraciones de la cocina estadounidense y de otras culturas, con anfitriones generosos en sus explicaciones. Quedó claro que en Las Vegas a quienes reciben a los clientes les apasiona que regresen y eso se percibió en la decena de restaurantes visitados: Bardot, Julián Serrano, Milos y Cucina en dicho tour y también en Primrose, Shake Shack, Eataly, Block 16, Red Plate y en Chandelier Bar.

La reinversión constante, a diario y sin pausa, es la base sobre la que se cimenta el atractivo de un destino que no cansará visitarlo más de una vez y que en cada viaje sorprenderá con algo distinto.

 

Se ejecutó una fuerte inversión para recuperar el downtown y transformarlo en un sitio de atracción creciente.

 

Las Vegas se creó en 1901, pero despegó a fines del siglo pasado cuando comenzaron a brotar como hongos sus imponentes hoteles. El downtown, otrora corazón de la ciudad, estuvo algo descuidado, pero felizmente dejó la marginalidad, fue objeto hace poco de una inversión privada que alcanzó los US$ 350 millones y revitalizó el área, tanto que desde hace tres años se manifiesta un crecimiento anual del 10% en la cantidad de turistas que la colocan en la lista de sitios a conocer.

 

La zona de acceso al Container Park, en el dowtown de la ciudad.

Freemont Street.

 

Hay viejos hoteles recuperados, muy agradables, con propuestas de costos accesibles y a pocos minutos del corazón turístico de la ciudad, con el Container Park creado a partir de contenedores marítimos reciclados, todo en la puerta de otro de los íconos, Freemont Street, con sus históricos casinos sede de célebres películas como el Golden Nugget, tiendas, escenarios artísticos, la cúpula donde se expone un show de luces y sonido y una desafiante tirolesa, la Slotzilla Zipline que para quienes se animen es tan segura como generadora de adrenalina.

 

Un clásico, el show de aguas danzantes en el lago del Bellagio.

 

La zona del bulevar Las Vegas (apenas a 10 minutos del moderno aeropuerto McCarran), actual núcleo de la ciudad que se extiende sobre siete kilómetros y se lo conoce popularmente como The Strip, es una franja donde por un par de dólares puede llevarse una foto con un doble de Elvis Presley y sobre la cual están los accesos para disfrutar gratis de los excepcionales interiores de complejos de entretenimiento de alta gama como los de los resorts Mandalay, Luxor, Park MGM, MGM Grand, Bellagio, Cosmopolitan, Caesars Palace, The París, Excalibur, The Venetian, Aria, New York New York y varios más. Y en ellos radica gran parte de la oferta gratuita –sí, de cero costo– de entretenimiento en Las Vegas: las aguas danzantes en el lago, el jardín botánico o el show sobre la caída de Atlántida en el Bellagio; el volcán en erupción en The Mirage; el carnaval veneciano en The Venetian; un mundo de flamencos y otros animales en Flamingo; las recreaciones de íconos de ciudades top (la Torre Eiffel, los canales venecianos con sus góndolas o la estatua de la Libertad de New York, por ejemplo); y las majestuosas panorámicas desde las terrazas.

Un museo de neones, los curiosos bares de oxígeno, espectáculos callejeros también gratuitos, The Mob, un museo “de la mafia” que recuerda entre otras cosas cómo se vivía en Las Vegas la época de la ley seca, la montaña rusa en torno al hotel New York New York (The Roller Coaster o Big Apple Coaster), poder cruzarse con alguna celebridad en cualquier pasillo, espectáculos itinerantes de la talla de Aerosmith, la posibilidad de pilotear autos de carrera y hasta participar en una simulación de persecución policial… son otros ejemplos de emociones en un rincón del mundo en medio de un desierto, muy seguro, que a cada paso regala imágenes cautivadoras, donde en armonía conviven en asientos contiguos de un bar personas de riguroso smoking y otras vestidas con simpleza, que tiene la ventaja de contar con servicios las 24 horas (desde centro de spa y piscinas a supermercados y sitios para comer y tomar algo) y donde en pocos pasos se va de una tienda donde se venden suvenires a un dólar a otra donde hay calzados, un reloj o una cartera por cientos o miles.

Antes de concluir esta crónica, van tres recomendaciones clave: utilizar calzado cómodo porque se camina mucho; tener siempre a mano una botella de agua fresca (¡sí, Las Vegas está en el medio de un desierto!); y no olvidar llevar bloqueador solar.

 

The Strip.

Los interiores de los grandes resorts, un paseo gratuito y cautivador.

 

Créanme, lo que pasa en Las Vegas no debería quedarse allí. La enorme mayoría de las cosas conviene que se sepan. Porque hay otra Las Vegas. Más allá del mundo del juego y de tal relevancia que hoy más de la mitad de la captación de turismo ya la explican propuestas que no eran las convencionales, la generan las atracciones naturales, los espectáculos, las compras, la gastronomía, los museos, las artes y la actividad de convenciones –otro sobresaliente polo generador de turismo–. Hay otra Las Vegas. Una que apuesta a una inversión millonaria y constante para innovar en razones para que el turista regrese, actitud que está recogiendo muy buenos frutos.

 

Opciones de entretenimiento que no eran tradicionales en Las Vegas generan hoy la mayor convocatoria de turistas

 

Un ícono de la ciudad.

Unos minutos de espera que valen la pena para obtener una postal clásica.

 

La foto infaltable

Una de varias atracciones gratuitas en Las Vegas, en el top ten de cosas a no dejar de hacer, es tomarse una foto con el cartel que cita Bienvenidos a la fabulosa Las Vegas Nevada, en la localidad Paradise sobre el bulevar Las Vegas y próximo al aeropuerto McCarran, al sur de la ciudad. Fue creado en 1959 por la artista local Betty Whitehead Willis a cambio de US$ 4.000 y con base en el estilo arquitectónico Googie, que tuvo su auge en el sur de California entre 1950 y 1970. Lo construyó la compañía Western Neon. En su reverso hay dos frases no tan conocidas: Conduzca con cuidado y Vuelva pronto. En los círculos con las letras de Welcome se observan las monedas de un dólar. El letrero es propiedad de Young Electric Sign Company, arrendado por el condado de Clark, pero el diseño es de dominio público.

 

Al fondo y en el cielo de Las Vegas, la High Roller.

La High Roller desde el interior de una de las cápsulas.

High Roller.

 

Desde las nubes

Otro momento imposible de olvidar es la media hora a bordo de la High Roller, un atractivo de día y por la noche, para ver Las Vegas desde las nubes: es la rueda gigante más alta del mundo (176,6 metros), un ícono de la ciudad, estrenada en 2014 tras la inversión de US$ 550 millones. Posee 24 cabinas, una suerte de cápsulas de vidrio para 40 personas cada una. Esta enorme noria –más grande que la famosa London Eye– posee 2.000 luces que la hacen visible desde toda la ciudad.

 

Las Vegas North Premium Outlets (Simon Center).

 

De compras, para todos los bolsillos

Contemplar el interés por las compras es trascendente en toda ciudad que aspire a que el turista vuelva. Y en ese segmento en Las Vegas hay para todos los gustos y para todo límite de tarjeta. Es grande la variedad de tiendas de marcas de elite por el valor de sus productos y servicios dentro de los grandes resorts, pero esas mismas marcas y muchas otras están con promociones que asombran en Las Vegas North Premium Outlets (Simon Center), compañía que posee otra base de tiendas al sur de la ciudad más grande del estado de Nevada. Michael Kors, Armani, Gap, Polo Ralph Laurent, Kalvin Klein, Pandora, Guess, Boss, Columbia, Under Armour, Tommy Hilfiger…, la lista es enorme y va un consejo: solicitar al llegar el folleto de descuentos especiales. Otra recomendación, para una buena pausa, es almorzar en el mítico Shake Shak.

 

KÀ, una de las propuestas del Circo du Soleil.

Absinthe, en Caesers Palace.

 

Cirque du Soleil: siete show simultáneos

Hablar de Las Vegas y no aludir a su impresionante abanico de espectáculos sería sí un pecado en una ciudad que lejos está de merecer ser señalada simplemente como la ciudad del pecado (Sin City). Una muestra de tal variedad sucede al mencionar que solamente la compañía teatral canadiense Cirque du Soleil tiene en forma simultánea siete espectáculos en desarrollo en Las Vegas: (el que pudo ver este periodista, realmente formidable), Michael Jackson One, The Beatles Love, Zumanity, Blue Men Group, O y Mystere. Por su lado, Absinthe es otra delicia, en una cautivante carpa en el acceso al hotel Caesers Palace, una mezcla de teatro irreverente, con alto contenido de humor y excelentes intervalos de show acrobáticos. A eso se le añaden musicales, actuaciones de bandas y solistas, shows de magia, desfiles de moda y mucho más.

 

Titanic: the artifact exhibition.

Titanic: the artifact exhibition.

Titanic: the artifact exhibition.

Titanic: the artifact exhibition (en la foto, The big piece).

 

Mano a mano con el mundo Titanic

Un atractivo muy recomendable está en el hotel Luxor, Titanic: the artifact exhibition, una muestra de objetos que pertenecieron al RMS Titanic de White Star Line, recuperados y exhibidos en un sobrecogedor recorrido de una hora, con The Big Piece (la mayor pieza rescatada) como atracción clave y una singularidad: uno al ingresar recibe una réplica de uno de los 2.223 boarding pass, con el nombre real de un pasajero, enterándose al final del recorrido en qué clase viajaba o si integraba el personal de a bordo y qué suerte corrió, es decir si fue uno de los 709 sobrevivientes en la tragedia.

 

Otro polo generador de actividad turística: las convenciones sobre diversos ejes temáticos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...