Espectáculos y Cultura > VERANO 2019

Los que mueven el verano: ¿cómo es ser DJ durante las fiestas de la temporada?

Nicolás Núñez –DJ de Ovo en Punta del Este y encargado de la música en el casamiento de Diego Godín– y Alejandro de Medina –DJ de la fiesta Box y del boliche Barbas de La Paloma– cuentan cómo hacen bailar a los balnearios más activos de cada temporada

Tiempo de lectura: -'

04 de enero de 2019 a las 05:03

Alejandro de Medina (Aleco DJ) 

La noche anterior a cada una de las fiestas en las que Alejandro de Medina – Aleco DJ– tiene la responsabilidad de hacer bailar a los asistentes, sueña con ellos. Las visualiza. Las imagina. Le pasa porque le apasiona su tarea, y también porque sabe que es fundamental que la música que haga sonar tiene que conectar con el público. Sin eso, es un fracaso.

Eso aplica para el trabajo cotidiano del resto del año, que en 2018 fue los sábados en el boliche montevideano Monroe, como en las fiestas del verano. Aleco, que lleva 12 años como DJ, trabajó en temporada, pero en el verano actual ha optado por hacer solamente fiestas puntuales, como la Box en Punta del Este, o una presentación en Barbas, en La Paloma, además de algunos eventos privados, y fiestas pasadas en Durazno y Artigas. Se hace necesario frenar en algún momento del año, y luego de un diciembre agitado, optó por hacer acontecimientos más grandes y separados en el tiempo.

De Medina, que se formó de manera autodidacta, mirando a otros colegas, explica que su misión es: “hacer bien su  trabajo y divertir a la gente”. Eso implica hacer un balance entre los distintos factores en juego. El estilo del boliche, su propio estilo, lo que pide el público, y los remixes de canciones conocidas. “Yo voy más a lo comercial, a la electrónica y al remix. Paso reguetón, paso cumbia, pero las transformo en electrónica. Nunca me voy de eso. Trato de no estar en lo que están todos”, dijo.

Aleco cuenta que ha empezado a incursionar como productor y a crear sus propios remixes. Algunos los ha hecho públicos (como el de Cielo de un solo color que se escuchó incansablemente durante el Mundial de Rusia), otros se los ha guardado y solo los muestra en las fiestas, como el Amor profundo, la canción de Alberto Wolf popularizada por Jaime Roos, o el de la canción brasileña Olha a explosao. “Escuchar un tema conocido en una versión distinta genera otra energía entre el público”.

 

Y también es una forma de no aburrirse. “Una canción que te gusta mucho yo la escucho 500 veces en el año, entonces llega un momento que no la quiero escuchar más. Dos semanas con un tema y ya no lo tolerás. Tenés que ser paciente con tu oído. Los remixes también son para mí: para destacarme entre los DJs y no aburrirme”, dijo Aleco.

¿El verano genera un desafío particular para el DJ?

El verano es más masivo y eso lo hace más difícil pero a la vez más fácil. Al haber más gente, siempre vas a tener la pista llena. Cuando hay poca gente hay que remarla. Además, en verano hay muchos encuentros, la gente reencuentra amigos entre el público y eso genera distracciones. La música pasa a un segundo plano por momentos, pero podés llamar la atención. Por ejemplo, en Barbas, cuando salga el sol, voy a hacer un show, para conectar 100% con el público. Pero el desafío del verano es muy subjetivo. 

¿Qué cualidad no le puede faltar a un DJ?

La capacidad de improvisar. Podés pensar el set pero siempre se modifica. En la fiesta We Color en 2016, tenía un set de media hora, y lo tuve que modificar. En el festival tenés un tiempo y siempre después viene otro DJ un poco mejor. En este caso era Meme Bouquet. Y él pasaba determinados temas, que yo tenía repetidos, y tuve que cambiarlos en el momento. Y salió bárbaro.

¿Qué canciones son las infaltables del verano 2019?

Calma de Pedro Capó y Farruko. Hace un mes se perfilaba Adán y Eva de Paulo Londra como tema del verano, pero ahora creo que es ese. Después, Epa Wei de Danny Ocean. 

¿Qué escuchás habitualmente?

Me gusta el estilo de electrónica que se llama deep melódico. Acá no es tan popular, se escucha mucho en Europa, y es el que estoy haciendo en mis temas. Busco hacer algo que no es nuevo, pero que no está tan trillado. Y también soy muy fan de Deadmau5. Es mi DJ favorito. Igual hice un retroceso, y estoy mirando a los años 70, 80 y 90. Hay muchos temas de ahora que son iguales a aquellos. 


 

Nico Núñez - Ovo Nightclub

Nicolás Núñez viene de uno de los trabajos de más alto perfil de su carrera como DJ. Fue el encargado de hacer bailar y divertirse a los asistentes al casamiento del capitán de la selección uruguaya de fútbol, Diego Godín y Sofía Herrera, el pasado 26 de diciembre, al que llegó por intermedio del equipo de trabajo de la organización, que lo señaló como el indicado para la tarea.

Enseguida se fue a Punta del Este donde, desde hace cuatro años, es el DJ residente de Ovo, la discoteca del hotel Enjoy Conrad. Allí, a veces en solitario, otras acompañado por colegas o bandas locales o extranjeras, se presenta noche por medio ante un público compuesto principalmente por argentinos, uruguayos, brasileños, y también chilenos y paraguayos. 

Núñez empezó como DJ con sus amigos, y en algunas fiestas puntuales. Era un hobby, pero hace cuatro años sintió la necesidad de dedicarse de forma profesional a la tarea y se metió de lleno en el mundo. Al ser un país chico, Uruguay cuenta con la ventaja de facilitar el acceso a las personas que están más metidas en ese universo, que están dispuestas a ayudar. Así fue como inició su camino, que hoy se desarrolla en fiestas, boliches y viajes de estudiantes.

Antes de cada temporada hay un trabajo de preparación e investigación. En ese sentido, el DJ de Ovo señala que la tecnología tiene un doble papel en esa tarea y en el desarrollo de las jornadas de temporada. “Por un lado es muy fácil para la gente acceder a las canciones. Vienen con el celular y te dicen, si no la tenés yo la tengo acá en el teléfono. Pero aplicaciones como Spotify, Deezer o Apple Music ayudan en la previa, porque te permiten con sus cifras y sus listas de canciones más escuchadas, conocer realmente qué está oyendo el público y qué es lo que están buscando”, explicó.

Núñez señaló que, con respecto al pasado, hay un cambio en el rol del DJ: “Ahora ya no es alguien que acerca sus gustos al público. Acá la gente tiene sus gustos, y viene a escuchar eso, a cantar las canciones y bailar y pasarla bien. Y después, con la electrónica, hay más una cuestión de ir a ver al artista”. Por eso, una de las claves para hacer un buen trabajo es tener la capacidad de hacer concesiones ante el público y ofrecer una lista de canciones balanceada.

“No hay que ir directo a lo obvio. Me gusta buscar variantes, y a veces también apelar a canciones de distintas épocas, sobre todo cuando hay públicos de edades diferentes. El entretenimiento es el foco de esto. A veces me pasa que tiro todos los hits y después arranco de cero, viendo qué pasa y buscando algo que vaya más allá de lo que escuchan todo el tiempo”, dijo Núñez.

“Veo que los jóvenes de 15, 16 años, escuchan siempre las mismas canciones, de la mañana a la noche. No abren el espectro”, explicó. Como la temporada es corta, Núñez sabe que la repetición se vuelve un gaje del oficio.

¿El verano genera un desafío particular para el DJ?

Si, y hay días que se nota mucho, en particular en un lugar como Ovo. Por ejemplo, los brasileños festejan mucho el Año Nuevo. Por una cuestión cultural, la noche del 31 es muy intensa para ellos. Los uruguayos y los argentinos acompañan el festejo, pero no lo viven igual. Entonces ves que el boliche está como fracturado en cierta forma. Los brasileños consumen mucho su música y miran más a Europa, mientras que en Uruguay y Argentina se mira más a Estados Unidos y el Caribe, además de la música propia. Acá no es solo pasar música, es ofrecer entretenimiento, entonces hay que apuntar a lograr la conexión.

¿Qué cualidad no le puede faltar a un DJ?

Tiene que estar preparado para responder a lo que le va a pedir el público, y también tiene que ser capaz de dejarse a sí mismo de lado. Y saber mirar a la gente. Hay que tener en cuenta que en Punta del Este se sale muchas horas y que encima se viene de días de playa, que son agotadores.  

¿Qué canciones son las infaltables del verano 2019?

Hay un top 10 plantado que abarca desde México hasta el sur. Están los locales como Rombai y Dame 5, y los internacionales como Ozuna, Maluma, Mau y Ricky, Nicky Jam y J Balvin. Lanzan su hit en el último trimestre y aseguran su lugar. Este año, las que no faltan son Taki taki, de DJ Snake con Ozuna, Cardi B y Selena Gómez;  Desconocidos, de Mau y Ricky, Camilo y Manuel Turizo, y si bien hay una pausa en el volumen de hits bailables locales, este año está la reinvención de Rombai con Me voy.

¿Qué escuchás habitualmente?

Mis cables a tierra son bastante distintos a lo que suena en el boliche. Me crié escuchando rock con mi padre, y también disfruto mucho del jazz y del funk. Así no me aburro de escuchar siempre lo mismo, y tener un espectro amplio de escucha.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...