17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
12 de abril 2024 - 10:59hs

Ambos estarán 120 días en prisión preventiva mientras se desarrolla la investigación. El padrastro fue imputado por homicidio culposo y la madre por delitos continuados de violencia doméstica, según informó la fiscal en declaraciones a Subrayado (Canal 10).

Durante la tarde, una multitud de vecinos y familiares se movilizaron al juzgado para exigir justicia por Santino.

Más noticias

“Es imposible de creer. Una mujer que se mostraba amorosa, una mujer que parecía una buena madre hasta lo último, haber llegado a esto, haberle hecho a Santi. Lo que permitió o hizo ella, porque ya no se sabe qué creer", dijo la abuela paterna en rueda de prensa.

Posterior a los hechos, la abuela del niño, Rosario Acosta hizo una publicación en su Facebook donde apuntó contra la madre de Santino y contó la historia desde su punto de vista.

"Hola a todos. Soy Rosario, la abuela paterna de Santino. Quiero dejar por aquí nuestra historia de vida junto a nuestro amado ángel. Santi tenía 1 año y 3 meses y fue un niño muy amado por nosotros, cosa que sin duda saben mis allegados. ¿El problema? Vivimos a 50 km de su casita, en un pueblo llamado Sacachispas. Desde que mi hijo se juntó con esta mujer, que ya no sé como llamarla, estuve para mi nieto, mi primer nieto. Imaginen mi felicidad, ellos se separaron y yo seguí con ella ayudándola en todo, siempre pendiente", dijo en su primera publicación.

"Nadie se dio cuenta por el ritmo de vida que llevamos. Estuvo 20 días o un mes evadiéndome para pasarme la dirección de la nueva casa a la que se había mudado con el marido y nuestro Santi. El dos (de abril) fuimos a mercedes y le volví a pedir la dirección y me dijo que estaba trabajando, que al salir me mandaba la ubicación, lo cual nunca hizo. Cómo iba a imaginar lo que pasaba...yo confié en que estaba trabajando de verdad. Lo que no entiendo es como la gente que estaba todos los días con ellos nunca vio nada", agregó.

"El miércoles tres a las 13 horas, me avisaron que Santi tuvo un accidente doméstico y estaba grave, salimos volando bajo lluvia, con las cañadas crecidas, junto con mi marido para Mercedes. Llegamos al hospital, le di un besito y le prometí que todo iba a estar bien. La primer promesa que no le pude cumplir", relató.

"Me dijeron que Santi había llegado sin signos vitales, pero yo confiaba en que los médicos lo iban a salvar. Ella me decía que el nene se le había caído de los brazos a Matías, que ella había ido a la casa de la madre. No podía haberle afectado tanto una caída. Sospeché que el le había hecho algo, pero ella juraba que no", afirmó del caso.

"Lo que me dijeron fue horrible. Santi tenía hematomas en la cara, cadera y espalda, dos costillitas fracturados y una fractura de cráneo. Un estudio realizado en la retina de sus ojos mostraba signos de golpes y sacudones de distinta fecha... No había duda, estaba siendo maltratado en ese maldito mes que se fueron a vivir juntos", aseguro. 

"Santi estaba declarado con muerte cerebral desde el jueves. Era viernes y hacía frío...Allí me quedé junto a él desde que me dejaron subir hasta que lo dejaron ir... Su madre subió dos veces y por escasos minutos, ella se iba a buscar a Matías que según ella estaba muy mal. No entendí que tuviera a su hijo en brazos tres minutos y se fuera para nunca más verlo, cuando a mi me lo tuvieron que sacar de los brazos", dijo la mujer.

"¿Quién no querría saber de que murió su hijo? No me di cuenta en el momento. Llegamos aMmercedes después de las 21 horas y ella no había ido al velorio, no lloró, ni tocó el cajón de su hijo. No entendí que aprovechara a irse. Me llevaron obligada a lo de mi hermana a bañarme porque hacia tres días que andábamos con mi marido, mi hija, mi hijo -el papá de Santi- y mi nuera sin bañarnos, sin comer, sin dormir. A las 7:30 horas la tuve que llamar para que fuera. Llevábamos a Santi a las 9:30 horas. Otra vez ni se acercaba al cajoncito. Lo llevamos mi hijo, a la abuela materna. Ella nunca tocó el cajón", relató.

"La muy cínica jurando que fue un accidente. Y nunca denunció porque los moretones se los haría ella y seguramente el dos no me dio la dirección porque Santi tenía moretones grandes en la cara y sabía que la hubiera matado. Pero esas conclusiones las saqué muy tarde, cuando ya no la tenía cerca. La odio y la odiaré toda la vida, arrebataron la vida de un inocente, el solo tenía amor. Me lo hubieran dado... todos los que nos conocen saben lo que era Santi para nosotros y lo amado que era. Yo estaba tan lejos, pero ¿nadie estaba cerca? Que se haga justicia. Ojalá yo hubiera podido estar todos los días y no cada 15 o 20. Santi estaría acá conmigo", concluyó.

Temas:

bebé muerto violencia intrafam

Seguí leyendo

Te Puede Interesar