18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
29 de octubre 2023 - 13:00hs

Pese a que el país vive desde hace varios años el resurgimiento de la figura de Josef Stalin, en especial desde que Moscú lanzara su ofensiva sobre Ucrania, decenas de rusos rindieron homenaje a las víctimas del terror estalinista, desafiando así la severa represión del gobierno de Vladimir Putin contra sus críticos, que también denuncian la purga política que comenzó en la década de 1930 y costó según los historiadores unos 20 millones de muertos.

La ceremonia, convocada por la ONG Memorial, co-ganadora del Premio Nobel de la Paz 2022 y cuya disolución ordenó la Justicia a fines de 2021, consistió como todos los 29 de octubre de cada año desde hace una década, en la lectura simbólica de los nombres de las víctimas ejecutadas durante el “Gran Terror”.

En Moscú, la lectura se celebró en la plaza en la que se erige un memorial consistente en una roca rescatada del campo de trabajo forzados Solovki, frente a la Lubianka, la tristemente célebre sede de la Policía política de Stalin, luego Comité para la Seguridad del Estado (KGB) y ahora Servicio Federal de Seguridad (FSB), escenario que amaneció rodeado de vallas metálicas y una fuerte presencia policial.

Más noticias

Oleg Orlov, responsable de la ONG y recientemente multado por haber denunciado la ofensiva contra Ucrania, estuvo en el lugar, desde donde se retransmitió en directo la lectura, al tiempo que se celebraban conmemoraciones en otras ciudades, como Volgogrado, la antigua Stalingrado; y Novosibirsk, en Siberia; como así también en el extranjero.

“Vengo cada año porque siento que es mi deber rendir tributo a las víctimas. Hoy, Rusia está intentando olvidar ese período”, dijo unos de los participantes del acto bajo condición de no ser identificado, en referencia a la tendencia del discurso oficial a presentar la época de Stalin de manera positiva, minimizando la represión y la colectivización forzada que mataron a millones personas.

La ONG fundada en 1989 documenta los crímenes registrados durante el período de la Unión Soviética (URSS), al tiempo que lucha por la defensa de los Derechos Humanos y de los presos políticos en Rusia. El Kremlin, aunque no niega la represión de aquellos años la minimiza, presentándola como una tragedia sin culpable, en un contexto en el que glorifica el poder geopolítico y militar de la URSS.

“No podemos encontrar nada de ese período en los medios oficiales. Todo depende del trabajo de las personas como las de Memorial, que organizan esta ceremonia”, dijo Anastasia, una estudiante de 26 años que se identificó sólo con su nombre de pila.

Según un relevamiento realizado por el Centro de Investigaciones en Opinión Pública, fundado por el estado en 1987, casi la mitad de los rusos de 18 a 24 años dijeron que nunca oyeron hablar del período de represión de Stalin, que incluyó ejecuciones masivas de minorías y disidentes, deportaciones, hambrunas en varias regiones del país y la institucionalización de los gulags.

Los historiados señalan que el estalinismo, una experiencia profundamente traumática para la sociedad rusa, así como para los países de Europa Central y Oriental incluidos después de 1945 en la esfera de influencia soviética, permanece como un problema no resuelto en la memoria colectiva.

La sociedad rusa postsoviética continúa, de hecho, profundamente dividida a propósito de este “pasado que no pasa”, división que tiene se relaciona más con la interpretación que con los hechos, contexto en el que prevalece una actitud ambivalente, tanto de parte del gobierno como de una parte muy importante de la población.

 

(Con información de AFP)

Temas:

Rusia

Seguí leyendo

Te Puede Interesar