Cargando...
Aguada campeón de la Liga 2019-2020

Básquetbol > AGUADA BICAMPEÓN

Los secretos de Aguada: ¿cómo se reconstruyó y se plantó en el pedestal de la Liga?

¿Cómo hizo Aguada para invertir cifras millonarias y no ganar nada, durante años, a transformarse en el nuevo rey del básquetbol uruguayo con cinco finales en ocho temporadas y tres títulos de Liga?

Tiempo de lectura: -'

02 de marzo de 2021 a las 05:02

La década de 1990 transcurrió bajo la misma estructura para Aguada. Luis Merlo, un exjugador del club, hincha fanático, que volcaba año tras año mucho dinero por su pasión, permitía que su equipo tuviera a las figuras del básquetbol uruguayo. Horacio “Tato” López -símbolo de aquellos tiempos, quien llegó con el técnico Edward Yern-, Luis Eduardo Pierri, Marcelo Capalbo, Alain Mayor.

Aguada tenía a algunos de los mejores jugadores del básquetbol uruguayo, pero bajo las presidencias de Juan Pedro Bonino y Carlos Lorenzo (una década entre los dos, 1991 a 2000) y presupuestos millonarios, nunca fue campeón. Cordón (1991, 1992, 1993, 1995, 1996), Hebraica Macabi (1994) y Welcome (1997, 1998, 1999, 2000) se repartieron los títulos.

Cada año le agregaba una unidad más a la última vez que se llevó la copa del Federal, la de 1976, con todo el contrapeso que implicaba para el equipo más popular de Uruguay invertir y ver cómo los demás festejaban.

Su consuelo fueron dos torneos Invierno, un Preparación, los vicecampeonatos Federales de 1994 y 1995 y el vicecampeonato en el Panamericano de 2000, que se disputó en el desaparecido Cilindro Municipal.

Dos décadas después, desde 2009, con otros apasionados hinchas que se mueven bajo la misma figura del mecenazgo y una organización diferente en el club, algo cambió en Aguada. Sigue contratando a las figuras del momento, gastan millones de dólares, pero asumieron otro rol protagónico. Estuvo en cinco finales de las últimas ocho ligas y fue campeón en tres, incluida la del pasado viernes en la que tras vencer a Trouville consiguió el bicampeonato.

¿Qué cambió? La organización

El clic en Aguada lo hicimos en 2009, cuando se produjo un cambio en el área deportiva, y llegamos a semifinales de la Liga siguiente. En el aspecto institucional seguíamos con las mismas carencias, pero en lo cancha el cambio fue dirigido a apostar a un proyecto deportivo con Alejandro Muro, Pablo Morales y Diego González. Allí comenzamos a construir el equipo que fue campeón. Luego se sumó Flavio (Perchman como presidente) al proyecto, que junto a Leandro (García Morales como la figura en 2012-2013), fueron la frutilla en la torta”, explica Daniel Olivera, quien lleva 19 años en la directiva del club y se transformó en el hilo conductor y guardián de la transformación que vivió el aguatero.

Aguada campeón de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2012-2013

En 2013, tras ganar la Liga 2012-2013, Aguada vivió su mejor etapa internacional con el vicecampeonato en la Liga Sudamericana y el tercer puesto en la Liga de las Américas.

A partir de aquel 2009, y desde la llegada de Perchman a la presidencia (2012-2014) y de García Morales (2012-2015 y su regreso en 2019), el club más popular equilibró los aspectos deportivos e institucionales para hacer de esa combinación un coctel perfecto.

“Perdíamos y cambiábamos todo para el año siguiente”, recuerda Olivera. 

Poner punto final a las viejas prácticas que no resultaban e iniciar una nueva organización deportiva y administrativa se transformaron en el secreto del éxito.

“En 2009 apostamos a una columna vertebral con jugadores que no eran estrellas. Eran buenos jugadores que nos daban marco de profesionalidad”, agrega.

La rotación de extranjeros se redujo al mismo tiempo que cada vez pagaban sumas más altas de dinero para mantener a Greg Dilligard dos temporadas, a Ben Packet otros dos años, y a Jeremis Smith.

Aguada invertía y elegía. Ya no estaba jugado al azar de encontrar un buen extranjero.

De todas formas, los entrenadores pasaban, incluso después de ser campeón en 2012-2013. Álvaro Tito, Marcelo Capalbo, Javier Espíndola, Germán Fernández, el español Curro Segura y Fernando “Hechicero” Cabrera, que estuvo tres años, entre 2016 y 2019. Luego Germán Cortizas, en forma interina, Miguel Volcan y en la última temporada el argentino Adrián Capelli. 

¿Quién es el mecenas de Aguada?

“Contra el imaginario popular, a Aguada no lo solventan dos o tres personas, ¡no!”, dice Olivera. “El 75% del presupuesto lo financiamos con recursos genuinos, que son producto puro de la gestión, y hay un 25% que aportamos los dirigentes y allegados”.

El 75% surge de venta de palcos, butacas y recaudan en publicidad una cifra que supera a la mayoría de los equipos de fútbol, con la excepción de Nacional y Peñarol.

Además, los hinchas dejan sus ingresos en boleterías y en la cuota social.

Aguada campeón de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2012-2013

En la temporada 2018-2019, la última con público, Aguada recibió más de US$ 150.000 de recaudación.

En 2009 el club tenía 500 socios pagantes, actualmente, explicaron desde la institución son más de 3.000 los que colaboran mensualmente con la institución.

Según pudo saber Referí, el presupuesto de los rojiverdes en la última temporada se acercó a los US$ 900.000.

Los cimientos del éxito

Perchman tiene su explicación para la transformación de Aguada. “Para cimentar triunfos primero tenés que construir. Construir. Es el único secreto en un deporte bastante lógico como el básquetbol en el que la inversión se acerca a la lógica”.

Federico Pereiras jugó su cuarta final consecutiva. Federico Bavosi es el capitán que estuvo en los últimos tres títulos y que desde 2018 está de regreso en el club. García Morales lleva cuatro temporadas en Aguada en dos etapas. Volvió para la última Liga. Dos de los extranjeros, Al Thornton y Dwayne Davis, estuvieron en el bicampeonato. Sebastián Izaguirre lleva dos temporadas vestido de rojiverde y es el uruguayo que más finales de Liga jugó.  

Aguada campeón de la Liga 2019-2020

“Vas sumando una cantidad de cosas que van haciendo los cimientos”, agrega quien fuera presidente del club.

El empresario de fútbol dice que la fórmula es la misma que utilizó en las intervenciones que tuvo en equipos de fútbol, como en el gerenciamiento que realiza en Rentistas, club que se consagró campeón del Apertura 2020 de Primera división de la AUF, tras vencer en la final a Nacional.

“Es importante seleccionar bien, apoyar, aprovechar las oportunidades. Por ejemplo, Fede Pereiras fue una oportunidad que venía de Biguá, no jugaba, el Hechicero Cabrera dijo que era útil. Lo vimos con posibilidades. Lo trajimos y fíjate el aporte que hizo en todo este tiempo”, agregó.

La primera charla con García Morales

García Morales es el jugador que generó un cambio en la historia de Aguada. Desde el club explicaron a Referí que elevó el nivel profesional en el área deportiva. También, costó la salida de Marcelo Capablo de la dirección técnica, en 2012.

Leandro llegó a Aguada en el primer año de la presidencia de Perchman. Su representante, Claudio Pereira, puso su nombre sobre la mesa. El presidente le preguntó si estaba disponible. Le respondió afirmativamente. Así se gestó la llegada.

“Esto es Aguada, no es Biguá. No hay 70 duchas. Vamos a mejorar para que se sienta bien, pero es Aguada. Así fue la presentación que tuvimos. Le gustó el desafío y se arregló. Antes tuvimos una charla en la que le comenté nuestras pautas. Le dije que le podíamos dar todo, menos la 10, porque era de Pablo Morales. La respuesta de Lea fue: ‘En Aguada juego con el 11’. Y así se mantuvo hasta hoy. En esta ecuación nos dio gran resultado, fue un ganar-ganar. LGM le dio mucho a Aguada, y Aguada le dio mucho a LGM. Porque Aguada le dio un salto de notoriedad que no hubiera tenido. Fijate que era bicampeón en Biguá y no tuvo ese salto, como el que logró con nosotros”, recordó.

Aguada también supo surcar las aguas del básquetbol uruguayo sin su figura, y también fue campeón en 2018-2019, con Demian Álvarez como capitán.

Aguada campeón de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2018-2019

Además de la organización y las figuras, que construyen los éxitos, Perchman habla de los “hilos invisibles que se van trasladando”. Entiende que es uno de los secretos que robustecen a este Aguada, que va dando forma a una época dorada

Otro diferencial que destacan fue la gestión deportiva. Los preparadores físicos que tuvo el plantel principal siempre fueron de elite del deporte uruguayo. Primero Guillermo Souto, y cuando el año pasado se fue del club a Defensor Sporting, en fútbol, llegó Santiago Alfaro, el profe de Diego Forlán en Peñarol.

El éxito en la cancha. El éxito en la organización deportiva. Y el éxito afuera. “Aguada es un club que tiene una adhesión de dirigentes que no es menor, y el pilar en todo esto es Daniel Olivera, que fue el eje de toda esta historia reciente, y (Alejandro) Mazzeo”, resume Perchman.

La mirada desde la cancha

Leandro Taboada conoce mejor que nadie Aguada. Estuvo en todas las etapas y hoy lo vive desde afuera. Debutó en Primera, con 19 años, y estuvo en la final de 2005-2006, que el club perdió ante Trouville. También se metió en la historia como protagonista en el título de 2018-2019 siendo el base suplente.

“En Aguada generaron un ambiente profesional en un básquetbol semiprofesional, y la diferencia es cada vez más notoria. Tiene el área de la preparación física bien desarrollada, el área de los técnicos, de los médicos, de los nutricionistas. Abarcan con grandes profesionales todas esas áreas y se ven los resultados. Lo hizo Malvín durante muchos años, hasta que tuvo que reducir la inversión que hacía. Y lo sintieron. Aguada sigue siendo un club de básquetbol, es su esencia, pero invierte y recoge sus frutos. Además, dio un salto de calidad porque Aguada era popular pero no monetizaba esa pasión. Ahora sí”.

Mantiene el equipo bicampeón

Para reforzar la esperanza del tricampeonato, Aguada mantendrá el plantel que logró el segundo título consecutivo.

Todos, excepto García Morales que tiene un compromiso de jugar con los rojiverdes hasta que tenga ganas, tienen contrato por dos campeonatos más, hasta abril 2022.

Aguada campeón de la Liga 2019-2020

Desde el técnico Capelli a Federico Bavosi, Federico Pereiras y Mateo Sarni, todos tienen contrato por la Liga Especial 2021 y la Liga 2021-2022, que debería finalizar en marzo del próximo año.

También jugarán la Especial 2021 Thornton y Lee Roberts.

Piensan en el futuro

Además de haber puesto al club en un lugar de privilegio donde su popularidad, poder económico e historia lo colocan en un lugar especial, Aguada proyecta una obra edilicia con la que procuran dejar un legado.

“Los campeonatos son importantes, la celebración de los 100 años también será importante, pero el proyecto edilicio y social es más importante. Es nuestro legado”, agrega Olivera.

La directiva que preside Mazzeo trabaja para poner en marcha la última transformación, el de un club social, cuyo proyecto está en las últimas etapas de estudio para presentar en sociedad.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...