Básquetbol > BÁSQUETBOL

Macabi, Nacional y Sporting pujan por la magia de Panchi Barrera

"Mi prioridad es volver a jugar al básquetbol, no importa dónde", dijo el base que jugó una notable doble fecha con Uruguay por Eliminatorias

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2018 a las 05:02

Mercedes es su refugio. Su lugar en el mundo. Allá, con su hijo, fue a parar para limpiar la cabeza del torbellino de sensaciones que le dejaron los partidos con Puerto Rico y Estados Unidos por las Eliminatorias para el Mundial de básquetbol de China 2019. Gustavo “Panchi” Barrera volvió, y a gran nivel, tras un parate por lesión de seis meses. Y ahora, se transformó en una ficha codiciada para varios clubes de la Liga Uruguaya.  

“Acá me despejo y aprovecho el tiempo porque tengo a mi hijo”, contó el base de 33 años a Referí desde Mercedes.

Espolón calcáneo. Esa fue la lesión que lo mantuvo seis meses afuera de las canchas. El 28 de mayo había jugado por última vez defendiendo a Gimnasia de Comodoro Rivadavia, en la derrota 68-58 ante San Martín de Corrientes que dejó a su equipo afuera en cuartos de final de la Liga Argentina. 

“Estaba mal no y no podía apoyar el pie. Es una lesión que al estar corriendo y saltando todo el tiempo afecta el talón. La recomendación médica fue parar por dos meses para así lograr disminuir el dolor”, explicó. 

Cuatro semanas antes de los partidos de Uruguay en esta ventana de Eliminatorias, Barrera comenzó a hacer un trabajo de acondicionamiento físico en el Centro de Entrenamiento de la Federación Uruguaya de Basketball junto al preparador físico de Uruguay, Marcelo Bessio. 

“La  verdad que quedamos todos sorprendidos por el nivel que mostré y la cantidad de minutos que pude jugar”, dijo. 

Con Puerto Rico jugó 32 minutos, anotó siete puntos, repartió siete asistencias, bajó cinco rebotes, recuperó dos pelotas (líder del partido) y metió una tapa impresionante. 

Contra Estados Unidos aportó seis puntos, tres asistencias y cinco rebotes volviendo a jugar por encima de los 30 minutos.  

Rubén Magnano sorprendió haciéndolo jugar como alero con Luciano Parodi y Bruno Fitipaldo en la base. 

“Se le ocurrió que juguemos los tres juntos, ya me había hablado los días previos que aprendiera las jugadas de alero y creo que pudimos disimular las carencias en defensa ante gente más pesada. Se sienten esos kilos de diferencia, pero gracias a la defensa de todo el equipo la pudimos llevar”, expresó Barrera. 

"Magnano es realmente un crack, hizo que concentrarámos por primera vez y eso ayudó a fortalecer mucho la unión del grupo. Además, impone mucho respeto", afirmó. 

La victoria ante Puerto Rico y la posterior caída ante Estados Unidos le dejaron una sensación “agridulce”. “Creo que si bien hicimos un partidazo con Puerto Rico, si cerrábamos mejor el juego ante Estados Unidos dábamos un paso grande hacia el Mundial, por eso nos quedó ese sabor amargo”. 

“Nos faltó seguir jugando en equipo, como en el partido anterior y como lo hicimos en los primeros tres cuartos del juego ante Estados Unidos”, explicó. 

“Estados Unidos es un gran equipo, son todos jugadores que si salen de la Liga de Desarrollo de la NBA perfectamente pueden ir a jugar a equipos de Europa. Venían de perder un partido por mucha diferencia con Argentina, pero son una potencia, sabían bien que se jugaban una final y la tomaron como tal”, agregó. 

Sobre lo que se viene ante México y Puerto Rico, en febrero, Barrera comentó: “Van a ser dos finales y si queremos ir a China las tenemos que ganar. Tenemos que hacer dos partidos excelentes y estamos confiados de que lo podemos hacer”. 

"México no tiene nada que perder, van a jugar sueltos y tranquilos. Nosotros tenemos que aprender de lo que nos pasó con Estados Unidos y estar fuertes en los minutos finales". 

"El partido con Puerto Rico es de vida o muerte como se dice, pero la historia no juega en esta clase de partidos y nos tenemos confianza", remarcó. 

"Jugar en el ANTEL Arena me hizo sentir un privilegiado, el marco que le puso la gente fue espectacular. La cancha está al más alto nivel internacional". 

Barrera, sin equipo, también mira su futuro más cercano junto a sus representantes Óscar Moglia y Juan Pablo Da Pra: “Mi prioridad es volver a jugar al básquetbol, no importa donde. Puede ser afuera, pero no descarto nada local”. 

Según pudo saber Referí, Defensor Sporting, Hebraica Macabi y Nacional ya hicieron sondeos por el base. "Fichar como extranjero es una posibilidad, pero también me gustaría volver a jugar en la Liga Argentina porque la experiencia que tuve fue muy linda". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...