Cargando...

Nacional > ENTREVISTA

Martín Lema: "El espíritu de perseverancia y rebeldía debe permear en todo el Mides"

El nuevo ministro dice que con “articulación” y “golpear puertas” se puede brindar oportunidades a los más vulnerables, reconoce que "muchas veces hay desenlaces no deseados" y señala que quiere estar en el Mides hasta 2025

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2021 a las 05:04

La palabra “articulación” fue una de las pocas que eligió el presidente Luis Lacalle Pou para justificar el cambio en el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), con la salida de Pablo Bartol, el outsider, y el ingreso de Martín Lema (38 años), figura de proyección dentro del Partido Nacional y de extrema confianza del mandatario.

Los nuevos tiempos, señalaron en Presidencia, demandaban una "fuerte articulación política y territorial" y el gobierno nacional pretendía que la secretaría de Estado encargada de ejecutar las políticas sociales se erigiera como "referencia de dicha articulación".

Ese concepto aparece una y otra vez en el discurso de Lema, ahora sentado en el despacho del piso 7 del Mides en una fría noche de junio. Dice que la articulación "literalmente puede salvarle la vida a una persona"; que alcanza para "promover mayores oportunidades" entre los más vulnerables; que es, en definitiva, parte central de la tarea que asumió el pasado 3 de mayo.

A continuación un resumen de la entrevista con El Observador, en la que evitó entrar en valoraciones sobre la tarea de su antecesor, reveló cómo cree que se debe medir el éxito de su gestión, y aseguró que le "gustaría" dedicarse al ministerio hasta el final del gobierno.

¿Con qué se encontró en el Mides?
En realidad es con lo que nos encontramos; nosotros el mojón lo ponemos el 1° de marzo de 2020. A partir del 3 de mayo de este año, nos toca estar en una nueva etapa dentro de un mismo proceso. Mandamos hacer una radiografía que complementa el trabajo realizado antes, para conocer el estado de situación. El 58% del presupuesto está destinado a transferencias monetarias, y ya estamos trabajando en proyectos pilotos para fortalecer la focalización y seguimiento de esas políticas. Sería muy injusto que haya gente que en realidad le corresponda y no esté cobrando, como a la inversa. 

¿Cuál es el proyecto piloto?
Hay varios y tienen que ver con la forma de acceder a ciertas transferencias. Se va a tratar de dar mayor agilidad a las solicitudes de asignaciones. Muchas veces con este tipo de prestaciones, el primer acercamiento es a través del trabajo de campo, con visitas. La idea nuestra es que las solicitudes tengan mayor celeridad y que ese trabajo de campo ya esté enmarcado en un seguimiento. Uno de los pilotos va a ser ahora en julio con con la Tarjeta Uruguay Social. Durante tres meses, en cinco oficinas territoriales se va a disponer de un mecanismo más ágil para procesar si amerita la emisión de la TUS. Vamos a probar un sistema con declaraciones juradas. Eso no implica abandonar el trabajo de campo; por el contrario, se fortalece en un rol de seguimiento, pero al amparo de tener esa declaración jurada como primer indicador más ágil. 

Una de sus primeras acciones fue la de reglamentar por decreto la asistencia obligatoria a personas de la calle. ¿Cómo evalúa su aplicación en estos pocos días?
Muy positiva, por diferentes puntos de vista. En lo práctico, la articulación entre organismos, en cumplimiento del decreto, permite literalmente salvarle la vida a personas. Se ha disminuido considerablemente el riesgo a la salud de las personas destinatarias de esa articulación. Pero aparte, es súper importante desde el punto de vista conceptual, porque no dar una persona por perdida tiene que ser una actitud. Sabemos que muchas veces hay situaciones o desenlaces que no son los deseados ni para los que trabajamos, pero el espíritu de la perseverancia y la rebeldía tiene que permear en todo el ministerio.

Más allá del invierno, ¿cuáles son los planes para reducir el número de personas durmiendo en la calle?
Nosotros trabajamos en dos formatos: por un lado la respuesta inmediata, y por otro la de mediano plazo. En lo inmediato, tratar de dar resguardo. Ahí entra el incremento de los cupos, instrumentos como las viviendas con apoyo o los paradores nocturnos. Esos paradores, que no son para pernoctar, no solo son una opción por un rato para los que se encuentran a la intemperie y quizá no quieren ir a los refugios; también permiten a nuestros técnicos tomar contacto con esas personas, a los efectos de ser más persistentes y profundizar los mecanismos de incentivo para que vayan a los refugios. 

¿Y lo no inmediato?
Lo primero es que en una cantidad de cosas, nosotros tenemos que ayudar a golpear las puertas del Estado y que se abran. Hay una cantidad de situaciones en las que tenemos que dar respuesta inmediata, pero también sabemos que en las causas de fondo lo que tenemos que hacer es golpear diferentes puertas de organismos e instituciones a los efectos de dar una salida y mayores oportunidades. Por ejemplo, ahora estamos haciendo convenios de inserción laboral, para que haya porcentajes de vacantes en diferentes empresas y demás, en donde se contemple a personas vinculadas a programas del Mides. Es una forma de mirar hacia adelante. 

Pone mucho énfasis en la actitud del Mides, en la voluntad, la rebeldía y la articulación. ¿Este asunto tan complejo se resuelve o mejora golpeando puertas y coordinando, o es necesario algo más, como recursos? 
En cualquier escenario la exigencia de recursos es natural, pero nosotros no estamos para poner excusas, sino para poner espalda. Claramente en la gestión, lo que intentamos es dar la mayor respuesta disponible, sabiendo que los resultados no aparecen de un día para el otro. Abrir las puertas del Estado, más en un ministerio rector de políticas sociales, es muy importante.

¿Esas puertas que golpee y abra el Mides repercuten en mejoras para las personas de mayor vulnerabilidad social?
Por supuesto, sin lugar a duda. A los hechos me remito. Cuando coordinamos con el Ministerio de Salud, ASSE y el Sinae por la vacunación a las embarazadas a través de móvil policlínico, o cuando hacemos un convenio con Tienda Inglesa para que el 30% de las vacantes generadas en uno de sus programas se reserven a usuarios del Mides, la articulación permite promover mayores oportunidades que si la articulación no estuviera. 

A alguno le podrá sonar a voluntarismo decir que con actitud y rebeldía se puede sacar adelante a esa gente.
La articulación de distintos organismos en la última ola de frío provocó que unas 4 mil personas tuvieran resguardo en el día del año con más baja sensación térmica. Si yo no cuento con los cupos que me da Defensa, con el operativo policial que colabora con los traslados, con el policlínico que tenemos con ASSE para ver en qué situación sanitaria se encuentran los que fueron dirigidos, si no cuento con el Sinae, si todo eso no se articula, claramente no es la misma respuesta la que podemos llegar a dar. 

Cuando eran oposición, una de sus grandes críticas al Mides era el vínculo con las ONGs y las irregularidades en esos convenios. ¿Cómo ve hoy esa relación?
Lo que estamos haciendo es ser cada vez más exigentes con los procedimientos. Hace pocos días emití una circular reafirmando la necesidad de ajustarse a la normativa, en donde las contrataciones directas tienen que ser de carácter excepcional. No podemos tomar como regla la irregularidad. Yo en el pasado hacía referencia a que los procedimientos competitivos permiten que haya mejores ofertas. Sigo pensando lo mismo y estamos trabajando para mejorar y perfeccionar los procedimientos. Por otro lado, las cosas no son recorte y pegue. Hay situaciones que pueden requerir contratación con organizaciones y otras que no. Nosotros queremos un ministerio pragmático que evite estar en posiciones radicales. Tiene que ser un ministerio representativo y pragmático.

¿Cómo ve la designación directa de Uruguay Adelante?
En todo el proceso no encontramos ninguna advertencia y se rinde cuentas. Hay que tener en cuenta que el contexto de pandemia y la necesidad de actuar con celeridad fue lo que provocó en su momento optar por este camino. 

Esa necesidad de celeridad también era un argumento al que se solía apelar antes para contrataciones luego cuestionadas. 
Me parece que no es lo mismo cuando vos tenés años para estar planificando. Yo promoví una investigadora después de 14 años de gestión.

Hablaba de que su gestión es una nueva etapa de una misma gestión. Con el exsubsecretario Armando Castaingdebat tiene relación de cercanía. ¿Con Bartol ha hablado?
Yo tengo excelente relación con los tres exjerarcas, tanto Pablo, Armando y Nicolás (Martinelli).

Le pregunto si ha hablado con Bartol.
Como no consulté con ninguno, mantengo en reserva las comunicaciones o conversaciones que pueda haber tenido…

¿De qué forma habrá que medir el éxito de su gestión en el Mides? 
Creo que el éxito de la gestión está en que personas que hoy están vinculadas a nuestros programas, con el paso del tiempo lo necesiten cada vez menos. Eso va de la mano con la generación de oportunidades y en dar herramientas para una mayor autonomía, que es mayor prosperidad. Si te retrotraés al 1° de marzo de 2020, nadie esperaba lo que sucedió a partir del 13 de marzo. Quiere decir que a veces hay circunstancias en las que el éxito es el manejo que se puede dar de esas circunstancias de mayor o menor adversidad. Queremos el fortalecimiento de la rectoría, que se trata de abrir puertas. Cuantas más puertas abra el Mides, la gestión va a ser mejor. Y las personas que estén vinculadas al Mides, cuanto menos lo vayan necesitando con el tiempo, también va a ser mejor. Si no lo tomáramos así es prácticamente condenar de antemano a la dependencia estatal.

¿Cómo impacta políticamente en su figura el ingreso al gabinete, y en particular en el Mides?
Eso es absolutamente irrelevante. A mí de las cosas que me hacen más feliz es entregarme al servicio público. Después cualquier tipo de consecuencias personales desde ese punto de vista, son irrelevantes.

Pero esa vocación de servicio público también va de la mano de ambiciones políticas. No son excluyentes.
No hay mejor ambición política que poder dedicarse de lleno al servicio público, y más en el Mides, donde las causas contagian y sensibilizan.  

¿Y la tarea en el Mides posterga las perspectivas de un proyecto político propio?
A mí la gestión en el Mides me desvela para dar el 100% de mí. Ojalá lo pueda hacer hasta el último día de gobierno. 

¿Le transmitió a su entorno que no va a ser candidato?
Insisto en lo anterior. Me siento a pleno dando el 100% de mí y teniendo la oportunidad de estar hasta el último día del período dando todo para las causas del Mides. Eso es lo que me gustaría.

De Uruguay Trabaja al programa Accesos

La Rendición de Cuentas sustituye el programa Uruguay Trabaja por uno llamado Accesos, que según Lema “representa mucho más la filosofía de inserción laboral”. “En una segunda fase se incentiva a empresas a que contraten a los beneficiarios. Se les va a dar un sello de empresa madrina, y se promoverá la exoneración de aportes patronales de esas personas. Le damos mucha importancia a la articulación con empresas privadas”, afirmó.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...