Tecnología > REVIEW HUAWEI

Mate20 Pro: todo lo que necesita más lo que no sabía que necesitaba

El nuevo Mate20 Pro de Huawei llega a Uruguay con un arsenal de funciones y maquinaria que declara la guerra abierta en la gama super alta

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2018 a las 05:02

¿Cuántos píxeles necesita para que sus fotos sean las más admiradas? ¿Qué poderío de batería para no escuchar más quejas a las cinco de la tarde? ¿Qué materiales y funcionalidades imagina que debería tener el celular más completo? Es posible seguir haciendo preguntas por un buen rato y casi todas las respuestas las encontrará en el nuevo Mate20 Pro de Huawei, un portento que desde la semana que viene estará disponible -junto a su "hermano menor", el Mate 20- en Uruguay

El nuevo niño mimado del gigante chino combina todas las funciones y elementos deseables en esta entidad que ha adquirido vida propia en los últimos años: el smartphone que todo lo puede, todo lo ve, todo lo abarca y todo lo tranforma (incluyendo al tiempo). La evolución de esta empresa que nació en 1987 y en 2018 se convirtió en la segunda que más vende celulares en el mundo –por detrás de Samsung pero destronando a Apple- llega a su clímax con este dispostivo poderoso pero a la vez accesible al uso cotidiano, intensivo e intuitivo que busca el consumidor moderno.

Su principal ventaja rompe los ojos: este celular tiene la mejor batería que he probado nunca, que además viene de la mano de un nuevo procesador no solo poderoso sino también capaz de lograr tareas con inteligencia artificial (IA), antes impensables incluso en dispositivos mucho más sofisticados que un celular. 

Luego de unos cuantos días de uso intensivo del Mate20 Pro todavía me queda mucho por descubrir, pero todo lo importante se comprende y aprehende rápidamente. Es decir, además de esta super batería y otras cuestiones técnicas sobresalientes, este celular no se olvida de detalles tan importantes como el diseño y el software, incluyendo mil y una guiñadas que hacen la vida del usuario más sencilla y agradable.

En un mundo en el que las grandes marcas no paran de innovar la sorpresa se ha convertido en un bien escaso. No solo porque una empresa intenta superar a la otra sino también porque cada marca compite contra sí misma y su anterior “mejor” celular.  Pero el Mate20 Pro logra sorprender. Y por varias razones.

Un día entero y algo más

El Mate20 Pro se anota varios puntos desde el principio porque supera “la” prueba de fuego que cualquier usuario de un celular de estas características y precio hoy exige: una batería que al menos le permita pasar el día (unas 14 horas) sin tener que correr a buscar un cargador externo o pedir prestado un cable. En esta carrera a por el smartphone perfecto, las baterías no siempre acompañan con igual desempeño. Los 4200 mAh del nuevo Huawei lo distancian de cualquier otro celular diponible en el mercado.

En mi experiencia, ni siquiera en días de uso super intensivo en los que a propósito lo probé reproduciendo videos que no veía o me dediqué a jugar en aplicaciones de alta carga gráfica, logré derrotar a esta batería. Casi siempre llegué a la 10 PM (desde la 7 AM) con más del 50% de carga. En la semana anterior, cuando recién comencé a usarlo, pasó los dos días cómodamente.

Si bien la batería es la gran apuesta de este celular, la lista de “aprobados” es larga e imposible de cubrir en esta nota. Por encima de características técnicas puntuales y de datos que empatan o le ganan a competencia, hay algo que valoré al final de esta prueba: es un celular pensado hasta en sus mínimos detalles para hacerle la vida más fácil o más completa o para ahorrarle tiempo y complicaciones al usuario (ver Piques, más abajo).

Con 6,39 pulgadas y una impecable pantalla AMOLED, viene potenciado con un procesador Kirin 980 de 7 nanómetros e incluye tres cámaras Leica traseras y una delantera que suman 93 megapíxeles pero, sobre todo, una infinidad de opciones.

Los cuatro puntos claves del Mate20 Pro son:

1) Seguridad biométrica (desbloque con reconocimiento fácil 3D instantáneo y con huella sobre la pantalla)

2) Cámaras poderosas y sofisticadas, que incorporan funciones basadas en IA.

3) La batería que ya describí; a eso se suma carga rápida (en 30 minutos al 70%) y la hasta ahora nunca vista carga reversa.

4) Un nuevo procesador que Huawei promociona como 70% más rápido en procesamiento y velocidad con un consumo energético 58% menor a su antecesor, el Kirin 980 que se usó hace tan solo un año.

Si de diseño se trata por fin puedo decir que un celular de alta gama de los que brillan en todas sus facetas, al menos en su parte trasera logra repeler con bastante eficacia las huellas digitales. Esto es debido a un acabado que la marca llama Hyper Optical Pattern, algo así como una sutil textura que si bien permite el brillo no atrae tantas huellas y lo hace más cómodo de sostener.

En materia de software Huawei también hace un buen trabajo al combinar lo mejor de Android con lo mejor de iOS. Con su capa personalizada (el llamado EMUI, que va por su versión 9), la marca china tiene chances de seducir a los amantes del sistema operativo de Google pero también a quienes dudan del iOS, el de Apple, o que incluso comenzaron a decepcionarse con la performance de los celulares de Cupertino.

El Mate 20 Pro se puede navegar como el usuario elija: con botones virtuales como el de inicio o retroceso que caracterizan a los Android o con gestos como los que se usan para moverse en la pantalla de un iPhone del X en adelante. Mi semana de prueba transcurrió a puro gesto. Veredicto: sobresaliente.

Con cuatro cámaras muy poderosas no solo en megapíxeles sino en funciones y por la propia calidad de sus lentes, el aficionado a la fotografía necesitará algo de paciencia a la hora de aprovechar su potencial y mucho autocontrol para no abusar de funciones que terminen desvirtuando el objeto o sujeto real que se desea fotografiar.

Las tres cámaras traseras se disponen en una cuadrado e incluyen un gran angular de 40 megapíxeles, un teleobjetivo de 8MP y un nuevo gran angular para tomas super amplias, de 20 MP. A lo anterior se le suma un flash de doble tono. La cámara delantera, cargada con 24 MP, hace bien su trabajo pero es la que menos me impresionó por algo que es difícil de precisar: las selfies son tan perfectas que uno deja de reconocerse (lo que paradójicamente puede ser una gran ventaja en días en que pararse frente al espejo no es una opción).

El componente extra de IA que tiene este celular debido a su nuevo procesador permite que el sistema automáticamente segmente una foto en secciones que puede tratar individualmente. El Mate20 Pro detecta qué parte de la escena es cielo, qué parte pasto, qué parte un ser vivo o un edificio y, en una misma foto, procesa cada una de estas partes con características diferentes. En todas mis pruebas amateur, sin recurrir a ajustes manuales y en diferentes condiciones de luz, la resolución, los colores y la estabilidad de las imágenes que obtuve fueron impecables.

Hay mucho más para decir sobre este nuevo smartphone e intentaré condensarlo en Piques Imperdibles, pero la realidad es que solo el uso continuo permite descubir la miriada de funciones que luego ya cada usuario decidirá usar o no.

Con todas sus ventajas a cuestas, el nuevo Pro de la serie Mate se pone al nivel de los mejores del mundo y por eso, desde ahora, la vara para medirlo es la misma: excelencia completa. El desafío está planteado y todo indica que Huawei tiene planes para encararlo con confianza.

Piques imperdibles
- El sistema 3D de reconocimiento facial del Mate20 Pro no falla. Lo probé (con algo de maldad) en condiciones de baja luz y hasta de oscuridad, con lentes y gorro y haciendo morisquetas, y siempre destrabó el celular al instante. Para lograrlo usa sistema de proyección de puntos, un sensor de profundidad, una cámara de infrarrojos y un sensor RGB ubicados en la parte superior del celular.
-Si elige usar la huella digital como medida de seguridad para el desbloqueo puede utilizar cualquier dedo o incluso “programar” al sistema para que reconozca hasta cinco huellas. Es la primera vez que pruebo este sistema directamente en la mitad de la pantalla y resulta mucho más cómodo que buscar el lugar exacto en el borde inferior o en la parte trasera.
-Es un celular grande, pero no se siente así en el uso tal vez porque es muy fino y fácil de manipular por su ancho. Todo este poderío se traduce con gracia en solo 190 gramos de peso, por debajo de sus competidores de la gama.
-El modo Tono natural realmente ayuda a la cansada vista siempre pegada a alguna pantalla. Es conveniente usarlo durante casi todo el día.
-Además de la carga rápida (y es realmente rápida) el Pro suma una función de carga “reversa” que sirve para recargar otro celular (de cualquier marca que incluya función de carga inalámbrica). 2x1 es un celular y un cargador externor al mismo tiempo. Eso es pensar de verdad en el usuario.
-Aunque tiene un procesador muy potente y una batería de gran poderío, apenas noté aumento de temperatura en la carcaza incluso con uso intensivo y prolongado.
-Hay tareas tan sencillas que asombran. Para tomar una captura basta con golpear dos veces la pantalla con un nudillo. Para comenzar a grabar lo que está haciendo en el celular haga lo mismo pero con dos nudillos. Para obtener la captura de un sitio web completo dibuje una S con su nudillo a lo largo de la pantalla; detenga el proceso en el momento que quiera y obtendrán una imagen en buena resolución para editar y compartir. Hay muchos piques de este tipo que ahorran tiempo y paciencia. Lo mejor es recurrir a la app Tips (que viene precargada) y recorrerla de pé a pá para descubrir varios secretos útiles.
-Entre las muchas funciones de las cámaras, el nuevo lente super gran angular permite tomar planos super close up desde 2.5 centímetros de distancia. El detalle que capta asombra.
-El traductor suele funcionar muy bien. Solo hay que enfocar la cámara y elegir el modo Translate. El modo compra, en cambio, no es tan preciso, al menos en esta zona del planeta.
-Desde Contactos es posible escanear una tarjeta personal; el celular se encarga luego de generar el nuevo contacto sin necesidad de tipear una sola palabra.
Puede y rendirá mejor

El componente de Inteligencia Artificial (IA), impulsado por el nuevo procesador de Huawei, es una promesa en pañales que por ahora sirve para experimentar y entretener, pero que aún no genera demasiadas soluciones o mejoras para el usuario. Seguramente el año que viene la historia sea otra y la evolución, exponencial.

El sistema puede reconocer hasta 1500 escenarios o situaciones y 25 categorías, así como segmentar diferentes objetos y escenas en una misma foto para tratar cada parte de manera diferente. En materia de fotografía la inteligencia artificial suma mucho en el modo noche, que permite obtener imágenes de excelente definición en muy bajas condiciones de luz.

El sistema que reconoce un alimento o comida y devuelve información nutricional que incluye calorías, es novedoso y prometedor, pero todavía falla. Seguramente mejorará en poco tiempo.

Características técnicas
Procesador: Kirin 980
Pantalla: 6.4 pulgadas OLED, 3120 x 1440, 19.5:9
Memoria: 6GB  de RAM con memoria interna 128GB, expandible con tarjetas de memoria Nano (de Huawei únicamente) de hasta 256GB
Cámaras traseras: 20MP ultra gran angular con apertura f/2.2 Gran angular con 40MP  y f/1.8 (combina cuatro píxeles en uno para generar fotografías de 10MP). Teleobjetivo de 8MP con f/2.4. Equivalen a 16mm, 27mm y and 80mm de distancia focal lengths.
Cámara frontal: 24MP f/2. Detecta profundidad para el modo retrato en selfies.
Batería: 4,200mAh
IP68 contra polvo y agua.
Sistema Operativo: EMUI 9 en Android 9 Pie

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...