Nacional > TECNOLOGÍA

Médicos señalan a la telemedicina como alternativa durante la pandemia

La ley de urgente consideración incluye un capítulo sobre su regulación, de idéntica redacción al proyecto presentado por el diputado Martín Lema el año pasado

Tiempo de lectura: -'

23 de marzo de 2020 a las 05:00

En Shanghái, el Hospital Central Xuhui explora la telemedicina desde 2015 pero en febrero de este año, cuando el nuevo coronavirus Covid-19 no era considerado una pandemia por la Organización Mundial de la Salud pero ya había contagiado a miles de personas dentro de China, el centro médico recibió una licencia especial del gobierno para explotar este nuevo nicho.

En pocas semanas, las consultas por internet pasaron de prácticamente cero a más de 5.000 en pocas semanas. 

La telemedicina, definida como la prestación de servicios médicos a distancia, ayuda a reducir la cantidad de pacientes que llegan a un hospital, y por lo tanto reduce la posibilidad de infección cruzada, ya que no hay exposición a otros pacientes potencialmente contagiosos. Por esta razón, China entendió que esta herramienta era la forma de acercar al paciente con el médico para ganarle la pulseada a una enfermedad altamente contagiosa.

En Uruguay, las autoridades sanitarias exhortan a llamar a la emergencia médica para realizar una consulta telefónica y no concurrir a instituciones de salud ni solicitar médico a domicilio en caso de sospechas de tener la enfermedad. Aunque por definición esto es telemedicina, en realidad constituye un pequeño eslabón en la cadena, ya que en China y otros países que han avanzado en la técnica, utilizan la videollamada como herramienta fundamental, entre otras opciones tecnológicas.

El Colegio Médico exhortó a través de un comunicado a utilizar la teleasistencia como "instrumento fundamental y clave para la atención domiciliaria". Su presidente, Blauco Rodríguez, sostiene que la pandemia puso en evidencia la necesidad de instrumentar la telemedicina en Uruguay, pero es necesaria más allá de esta situación. "Para generar mayor equidad en la posibilidad de acceder a determinadas especialidades de baja demanda, sobre todo en el interior del país, y se hace un uso mas racional de los recursos". 

Desde el año pasado mantienen reuniones con la Sociedad Uruguaya de Telemedicina y este año, luego que pase la emergencia sanitaria por el coronavirus, buscarán plantearlo a las autoridades del Ministerio de Salud Pública, ya que ahora los médicos están abocados a combatir la pandemia.

"La telemedicina es una herramienta fundamental en la situación en la que estamos, para que las personas no salgan de sus casas y lograr el acceso a la consulta medica", puntualizó. 

En Uruguay hay un acercamiento a la telemedicina a través de los seguros privados de salud que cuentan con esta herramienta como uno de sus servicios. Al respecto, Rodríguez dijo que las experiencias fueron "muy útiles" y llamó a estos prestadores a compartir los avances. "Ahora es momento de demostrar en la cancha la verdadera interacción del Sistema Nacional Integrado de Saluc y quizás se podría generar una especie de convenio y expandirla a toda la población".

Antecedentes en proyectos

Gustavo Ordoqui, profesor de Derecho Médico de la Universidad de Montevideo, entiende que es momento de aprobar de forma urgente una normativa que habilite la telemedicina. "Si no tomamos una resolución en breve, vamos a vivir lo mismo que Italia que hubo saturación de los centros asistenciales", zanjó.

Para eso, resalta la importancia de un acuerdo político sobre el tema. "Dado que hay tantos políticos que quieren colaborar, hagamos cuatro normas básicas para aprobarlas y ponerlas en práctica".

"La más importante de las medidas a adoptar para la prevención ante los graves efectos del coronavirus en nuestro país está en la telemedicina", puntualizó.

Hay dos antecedentes legislativos sobre telemedicina. Uno es el proyecto de ley presentado por el diputado nacionalista Martín Lema en la anterior legislatura. El proyecto, que fue presentado en agosto del año pasado y aprobado por unanimidad en la cámara baja, plantea que la telemedicina sea un servicio más de salud en todo el país.

“La telemedicina es una herramienta complementaria, que tiende a eliminar barreras geográficas entre el paciente y el especialista. Su utilización es muchas veces determinante en el tratamiento de una patología o incluso en la protección del derecho a la vida”, indicó el diputado en la exposición de motivos del proyecto de ley.

La propuesta implica “establecer los lineamientos generales para la implementación y desarrollo de la telemedicina como prestación de los servicios de salud”. El proyecto pretende que todas las instituciones de salud –sean públicas o privadas- ofrezcan a los pacientes el servicio de telemedicina. Para eso, “deberán recabar el consentimiento expreso de cada paciente por cada acto médico a realizarse”.

Sin embargo, esta iniciativa naufragó, pero en el anteproyecto de ley de urgente consideración redactado por el gobierno, se incluye un capítulo sobre la promoción y regulación de la telemedicina, con una redacción casi idéntica al proyecto de Lema.

En la redacción se hace referencia a los principios que sustentan a esta herramienta: universalidad, equidad, calidad del servicio, eficiencia, descentralización, complementariedad y confidencialidad.

El paciente deberá otorgar consentimiento expreso para la realización de tratamientos, procedimientos y diagnósticos, así como para la información e intercambio de la información personal que se desprenda de sus historias clínicas, y se agrega que ese consentimiento puede ser revocado en cualquier momento por el paciente. 

El proyecto también permite las consultas con profesionales del exterior que deberá efectuarse en el marco de convenios celebrados con la institución de salud a la cual pertenezcan dichos profesionales.

Cuando presentó el proyecto, Lema dijo que en Uruguay hay un "gran potencial en formación de recursos humanos en salud", pero por un tema de densidad de población hay baja prevalencia en varias patologías. "Quizá en otros países del mundo, por una cuestión de población, hay profesionales con un grado de experiencia mucho mayor. Una consulta de patologías poco frecuentes, con un profesional de otro país, puede aportar una opinión muy calificada", agregó.

El gran salto

Según datos recabados por El País de Madrid, desde que en China se pusieron en marcha los "hospitales virtuales" el 31 de enero, la plataforma dedicada a las consultas relacionadas con el coronavirus atendió en la app a 176 mil personas que sufrían alguno de los síntomas del Covid-19, sobre todo fiebre. Este número es trece veces más alto al de las personas que hicieron consultas por teléfono. Este sistema impidió que esas millones de personas circularan por hospitales, o sea que no se expusieron a contagiar o ser contagiados.
 
 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...