Fútbol > NACIONAL

Murió Carlos Suero, el médico de innumerables historias en Nacional

Fue jefe de la sanidad tricolor por más de 50 años, viajó a Italia a operar a Recoba y Fonseca, intervino a Suárez con 16 años, admiraba a Espárrago y trabajó con Etchamendy, Porta, De León y Cubilla

Tiempo de lectura: -'

07 de enero de 2020 a las 10:08

Nacional y el fútbol uruguayo están de luto ante la muerte del jefe de la sanidad tricolor Carlos Suero.

El club, a través de su cuenta de Twitter, resolvió en señal de respeto que las banderas de la institución ondearan a media asta.

Nacional expresó: “Con profundo dolor comunicamos el fallecimiento del Dr. Carlos Suero quien estuvo al frente de la Sanidad de la institución por más de 50 años. Las condolencias a su familia, allegados y amigos. En señal de respeto, las banderas ondean a media asta en la Sede y en Los Céspedes”.

Suero trabajó por más de 50 años en la sanidad de Nacional donde fue testigo de innumerables historias y anécdotas.

El médico no era muy adepto a las entrevistas pero el 20 de mayo de 2017 habló con Referí en una charla imperdible donde contó anécdotas de cuando viajó a Italia a operar a Álvaro Recoba y Daniel Fonseca, de su admiración por Víctor Espárrago y su respeto por Alberto Spencer.

Suero contó a Referí la anécdota del día que viajó a operar a Recoba.

“Un domingo 29, yo estaba comprando ñoquis y me sonó el teléfono. "Soy el Chino", me contestan. "¿Qué Chino?", le contesté. "El Chino Recoba", me dijo. Yo estaba medio peleado con él porque el Chino era muy difícil. "¿Qué te pasa Chino?", le pregunté. "Te saqué dos pasajes para vos y tu esposa en la Primera de Alitalia que sale a las 8 de la noche de Buenos Aires", dijo. "¿Estás loco?", le indiqué. "Venite y chau", y cortó. Al rato apareció la hermana de Paco (Casal). Y me llevaron a Italia. Fuimos al hospital, y de repente se abre una puerta y aparece un tano y me empieza a abrazar. Y me abrazaba y me abrazaba. Yo pensé: "Son las 8 de la mañana y este tano está mamado". No entendía nada. "¡Amigo, amigo!", me gritaba. Y me dijo: "Vos no te acordás de mí. Yo soy el ayudante del profesor de Milán". El que me había ido a ver operar a Fonseca, ahora era el jefe en Milán. Y lo operamos entre los dos. En realidad, lo operé yo, pero... Y cuando terminamos me dijo el tano: "No vayas a decir que lo operaste vos, porque aquí yo soy muy importante". Entonces salimos, habló él con todos y lo había operado él para todos los medios”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...