Cargando...
La desazón de Vecino y la alegría de los danubianos.

Fútbol > EL ANÁLISIS

Nacional hizo todos los méritos para perder frente a Danubio y comprometer su futuro

Danubio le ganó 2-1 a Nacional, de atrás y con un gol en los descuentos. El equipo de Giordano jugó mal y nunca le encontró la vuelta al planteo táctico de su rival.

Tiempo de lectura: -'

13 de marzo de 2021 a las 20:02

Nacional hizo todo lo posible para perder este sábado frente a Danubio en Jardines del Hipódromo y comprometer su futuro en el Clausura. Y por tanto, perdió. Un gol tan enredado como agónico de Javier Méndez en el minuto 91 le dio el triunfo 2-1 a Danubio, que aún respira en Primera división, y revolcó a Nacional que ya no depende de sí mismo para lograr el torneo. El tricolor empezó ganando con un tanto de Thiago Vecino, el sustituto del suspendido Gonzalo Bergessio, pero el local lo empató antes de que terminara la primera parte por intermedio de Nicolás Siri, un chiquilín de 16 años. El equipo de Jorge Giordano jugó mal, no le encontró nunca la vuelta al planteo táctico de Leo Ramos, falló en el sector defensivo, generó muy poco por las bandas y el técnico realizó cambios que no le agregaron nada al rendimiento del equipo.

Hasta desde el punto de vista anímico dio la sensación desde la tribuna que Danubio superó a Nacional. En el tramo final del partido lo arrinconó sobre el arco de Sergio Rochet con un tiro libre -mal ejecutado- de Mauricio Victorino, dos tiros de esquina seguidos y la jugada del segundo gol, un remate de José Luis Rodríguez que Rochet no logró desviar del todo y la pelota quedó para que la empujara Méndez y desatara el delirio de los jugadores y de los pocos hinchas danubianos que había en la tribuna, entre ellos el presidente Arturo del Campo.

Giordano charla con los jugadores al final del partido.

Nacional perdió el invicto en el Clausura y volvió a caer frente a Danubio como en el Intermedio. Nunca le encontró la vuelta al 4-1-4-1 que le planteó Ramos. El mediocampo, el sector más fuerte del equipo, no pudo sobresalir en esta oportunidad y fue claramente superado. Ninguno de los tres volantes (Gabriel Neves, Emiliano Martínez y Felipe Carballo) tuvieron la claridad de otras oportunidades, obligados a retroceder frente a la presión que ejercían Matías Fritzler, Méndez y Pablo Siles. 

Antes del minuto de juego, un error de Renzo Orihuela propició un remate afuera de Siri. Enseguida, Rochet desvió un disparo de Fritzler. Sin embargo, el primer gol lo hizo Nacional. Pablo García engañó a Méndez con un amague y éste le cometió falta cerca del área. Ejecutó Brian Ocampo por abajo, desvió a medias Ichazo y apareció Vecino para marcar y gritar fuerte, 'no está Bergessio, pero estoy yo'. Fueron unos minutos en los que Nacional pareció salir de la incomodidad: Ocampo tuvo otro desborde que Vecino no pudo cabecear bien. Pero se quedó ahí el equipo tricolor.

Segundo gol de Danubio, en los descuentos

Cuando estaba por terminar el primer tiempo apareció el juvenil Siri, aprovechó un rebote de Rochet tras un remate de Siles y marcó el empate. 

Es evidente que Vecino puede aprovechar alguna oportunidad para convertir, como la que tuvo, pero no tiene la presencia y experiencia de Bergessio en el área para luchar con los zagueros. En ese sentido se sintió la falta del argentino. García se quedó con aquella jugada de la primera parte y nada más. En el complemento fue sustituido por Ignacio Lores que repitió sus actuaciones anteriores: no le salió una jugada bien. Ocampo, que se nota que se está especializando en remates de pelota quieta, no puede obsesionarse ni olvidarse que su arma principal es la velocidad y el desborde; frente a Danubio no la utilizó.

El cambio del juvenil Santiago Ramírez por Neves no pareció oportuno. Después ingresó Maximiliano Villar y amontonar a los tres delanteros disponibles para este partido (Vecino, Ramírez y Villar) no le dio resultado a Giordano, por más que en la última jugada del encuentro, Leandro Sosa sacó en la línea un tiro de Villar. También, en un entrevero anterior, Ichazo manoteó la camiseta de Vecino y Yimmi Álvarez debió sancionar penal.

Brian Ocampo intenta pasar a su marcador

Nacional falló en todas sus líneas. Desde Rochet, que generalmente es un muro impasable. La defensa se descontroló en la segunda parte y dejó espacios importantes, además de que Guzmán Corujo y Renzo Orihuela fueron amonestados y quedaron comprometidos. Armando Méndez, que suele ser un auxilio por derecha, se chocó contra todo. El equipo no tuvo salida -ni llegada- clara. 

Así, frente a un equipo tácticamente bien armado, que jugó con los dientes apretados por su situación en la tabla del descenso, con puntos altos como Méndez, Fritzler, Siles y Siri, a Nacional se le hizo cuesta arriba. No solo este partido, también la situación en el Clausura, aunque tiene para respirar aún con tranquilidad el oxígeno que logró en la Tabla Anual.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...