Mundo > Trama rusa

Nuevo informe de republicanos: el FBI fue blando con Hillary y apuntó contra Trump

El comité de seguridad publicó 500 páginas de mensajes entre Strzok y Page, cuando ambos mantenían una relación sentimental

Tiempo de lectura: -'

07 de febrero de 2018 a las 18:26

Un nuevo informe de los republicanos en el Senado presentado este miércoles argumenta que el FBI está posicionado contra el presidente Donald Trump, aumentando la presión hacia la agencia, mientras la Casa Blanca lucha contra la creciente investigación de colusión con Rusia.

El texto de los republicanos en el Comité de Seguridad Nacional del Senado asegura que unos 50.000 mensajes de texto entre dos investigadores del FBI muestran que estos y otros fueron blandos en una investigación sobre la candidata demócrata a las elecciones presidenciales de 2016, Hillary Clinton, mientras lanzaban una investigación sobre la campaña de Trump.

"LOS NUEVOS MENSAJES DEL FBI SON BOMBAS!", tuiteó Trump este miércoles tras la publicación del informe.

El texto de los republicanos afirma que los mensajes personales entre el agente del FBI Peter Strzok y la abogada Lisa Page sugieren un sesgo hacia Clinton, que influyó en la investigación sobre el uso de información clasificada de un servidor privado de correo electrónico cuando ésta era secretaria de Estado.

El informe añade, además, que sus mensajes aumentan la cuestión de si "cualquier ánimo personal y/o parcialidad política influenció las acciones del FBI respecto al presidente Trump".

El texto se conoció en un momento en el que la Casa Blanca negocia la posibilidad de que el presidente sea entrevistado por Robert Mueller, el fiscal especial que investiga la posible colusión de la campaña de Trump con Rusia en las elecciones de 2016.

Exdirector del FBI, Mueller investiga si Trump trató de obstruir su trabajo, una acción considerada como un delito y que puede poner en peligro su presidencia.

El comité de seguridad publicó 500 páginas de mensajes entre Strzok y Page, cuando ambos mantenían una relación sentimental y trabajaban en las investigaciones de Clinton y Trump.

Muchos de los mensajes son sobre temas laborales, pero también muestran como los dos realizaban comentarios despectivos sobre Trumpo, antes y después de las elecciones.

Esto no hace sino agregar más leña al fuego a los alegatos de los republicanos respecto a que la decisión del 5 de julio de 2016 del entonces director del FBI, James Comey, de no acusar a Clinton se había tomado incluso antes de entrevistarla.

Comentarios