Omedia > Para Oro del Rhin

Oro del Rhin trasladó su local en la rambla y lo transformó en una nueva propuesta

El 2020 llegó para generar inestabilidad e incertidumbre en muchos rubros, y, como en muchos otros negocios, en la cafetería se vieron alterados muchos de los objetivos que tenían para el nuevo año con la nueva propuesta

Tiempo de lectura: -'

21 de noviembre de 2020 a las 05:00

El 2020 ha sido un año de cambios y transformaciones, y Oro del Rhin no fue la excepción. Este año, con la llegada del coronavirus al país, la cafetería se reinventó y trasladó su local ubicado en la rambla a 21 de Setiembre esquina Berro, una esquina que resulta muy atractiva por su ubicación.

En el año 2009 la librería Yenny invitó a Oro del Rhin a participar en su proyecto de instalar una librería con servicio de cafetería en un local sobre la rambla, ubicado en la esquina con bulevar España. Durante nueve años funcionaron con la sinergia entre ambos rubros, aunque también hubo variables que jugaron en contra. La vista que brindaban los grandes ventanales hacia el mar era uno de los factores positivos, pero la falta de estacionamiento, la exposición al viento y los días de lluvia fueron temas que incidieron en su funcionamiento. En el año 2018, en el medio de una caída de ventas sostenida, Yenny decidió retirarse el mercado uruguayo. Esto derivó en que la cafetería se viera en la necesidad de buscar un sustituto para poder mantener el punto de venta, momento en el que se alió con Stickers, una propuesta de papelería, arte y decoración. Pero en 2019, con baja actividad en el local, no fue posible la continuidad de la nueva propuesta y otra vez, Oro del Rhin se vio obligada a buscar alternativas. En ese momento surgió la idea de volver a la librería, pero esta vez bajo la directa administración de la cafetería, y fue cuando surgió Oro del Rhin Books.

El 2020 llegó para generar inestabilidad e incertidumbre en muchos rubros, y, como en muchos otros negocios, en la cafetería se vieron alterados distintos objetivos que tenían para el nuevo año con la nueva propuesta. "Fue momento de abandonar la rambla, ya que los costos de arrendamiento eran insostenibles, y cerrar, o salir a buscar un nuevo punto cercano. La segunda opción obviamente me generó más confianza y ese espíritu emprendedor no daba lugar a conformarme con un simple cierre", contó Christian Stahl, director de Oro del Rhin.

La cafetería, que comenzó a crecer en el mercado uruguayo desde el año 1927, cuenta con una base sólida en cuanto a marca, productos, propuesta, personal y mobiliario, lo que permitió que, en tiempo récord, se pudiera hacer un cierre y entrega del inmueble y mudar todo al nuevo local. "La decisión se tomó a fines de setiembre, cuando los propietarios del local de la rambla, de origen argentino, entendieron oportuno realizar un ajuste al alza debido a la supuesta alta demanda de locales comerciales por parte de extranjeros que quieren radicarse en Uruguay. Obviamente esto generó un sentimiento de cierta angustia, ya que desde el 2009 estábamos allí en funcionamiento, pero a veces estas situaciones generan oportunidades y lo importante es no darse por vencido y buscar adaptarse y mejorar", contó Stahl. Junto a su esposa Ruth, Stahl encontró la esquina que, "por su ubicación, metraje y características, resultaba muy atractiva".

Si bien la decisión fue difícil de tomar, ya que requirió de "manejo de variables y análisis de objetivo", el director de la cafetería comentó que se hizo espacio "para intercambiar opiniones con colaboradores, muchos cafés y charlas armando diferentes escenarios, evaluando costos y analizando los entornos más óptimos". Además, tras los primeros casos de covid-19, a partir del día 13 de marzo ya se habían visto obligados a cerrar de a uno los locales. La reapertura fue en mayo, con mínimo personal pero con aumento en la actividad. "Hubo momentos de angustia profunda, pero siempre convencidos de que todo iba a acomodarse. Se necesitaba tiempo y decisiones acertadas. Financieramente debimos recurrir a los planes con garantías SIGA, pero no fue fácil, el BROU nos cerró la puerta. Con la misma información Santander e Itaú nos apoyaron", comentó Stahl. 

El director de la cafetería contó que desde que comenzaron los preparativos en el nuevo local no dejaron de recibir "felicitaciones y buenos augurios de clientes del local de rambla y del barrio en general".

Así fue como el martes 10 de noviembre, a la hora 17.00, se dio la apertura del nuevo local de Oro del Rhin, con muchos clientes ansiosos esperando en la vereda del local para poder ingresar. "Se tomaron muchas fotos esa tarde, fue un comienzo muy cálido y reconfortante para todos, incluido el personal que colaboró en todo el proceso con mucho esfuerzo y esperanzas".

El nuevo local cuenta con parte del mobiliario que tenían en el anterior, pero también con toques decorativos en cuanto a iluminación, cuadros, gráficas, plantas y nuevo mobiliario exterior. Stahl lo define como "un ambiente acogedor que invita tanto adentro como en el exterior".

En cuanto al menú, si bien se mantuvo, incorporaron un área de productos envasados para llevar. Además, teniendo en cuenta las sugerencias e inquietudes de los clientes, estarán incorporando algunos productos específicos para completar la propuesta. En el local, que abre de lunes a domingo de 9:00 a 21:00, ofrecen desayunos, almuerzos, tardes de té y cafetería, además de opciones de tablas, bocatas y sándwiches. En el desayuno se pueden encontrar opciones como cortado, croissant y jugo de naranja desde $170, almuerzos que incluyen plato principal, licuado-jugo-refresco, café o té por $390 y a la tarde el té completo para dos desde $690.

En el local también se mantendrá el área de libros, bajo Oro del Rhin Books. "Hoy estamos trabajando en rearmar la selección que quedará en gastronomía, viajes y arte, política y economía, clásicos y novedades, así como un sector de infantiles", agregó Stahl.

"La calidad de los productos, así como la variedad es un diferencial importante. Nuestra marca mantiene las recetas de mi bisabuelo fundador, no usamos conservantes en la elaboración y los ingredientes no fueron sustituidos por alternativas más económicas. La variedad es un gran diferencial, con 16 variedades de tortas expuestas y 24 variedades de masas individuales, aparte de sandwichería y productos de especialidad como Stollen -pan dulce alemán- y Baumkuchen -la famosa Torta árbol de nuestro logo-", aseguró el director de Oro del Rhin, quien agregó que detrás de la calidad y variedad, "toda la cadena de valor se produce en el país y genera trabajo uruguayo".

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...