Fútbol Internacional > HISTORIA DE URUGUAYOS

Pablo "Canario" García: "En el Real Madrid había grupitos en los que era difícil entrar"

El exvolante ahora dirige en el fútbol de Grecia, donde vive hace 11 años

Tiempo de lectura: -'

13 de abril de 2020 a las 05:01

El exvolante central Pablo García estaba acostumbrado a que a los nuevos jugadores que llegaban a un plantel se los recibía bien, se los apoyaba. Pero cuando él llegó a Real Madrid, en 2005, la bienvenida no fue la mujer e incluso se peleó con el lateral derecho Michel Salgado. "Me hizo un gesto feo, me tuve que pelear y ahí se calmó", contó el actual entrenador del fútbol griego al programa Último al arco de Sport 890. 

García llegó al equipo que tenía una generación dorada: jugaba Zinedine Zidane, Raúl, Roberto Carlo, Ronaldo, David Beckhah. Pero su experiencia en el equipo merengue no fue todo "color de rosa": "No era fácil, habían ganado todo y le quedaba el último año". 

El uruguayo dijo que no disfrutó jugar en ese equipo, que le costó, y que incluso lo sufrió. Aunque destacó que jugando con los mejores también aprendí. "Fue una experiencia inolvidable", admitió. 

García recordó que llegó a un grupo que tenía jugadores que se conocían de años y que eran ganadores Allí se encontró que entre los jugadores habían pequeños grupos: por un lado Beckham se juntaba "con otro inglés" y no hablaban español y por otro lado estaban los españoles. "Había grupitos en los que era difícil entrar", contó. 

La llegada a Madrid contrastó con lo que el vivió en Osasuna, su equipo anterior, en donde el grupo era "más unido" y lo hicieron "sentir como en casa". 

Cuando su contrato con este equipo de Pamplona terminó, el club le ofreció uno "de por vida". "Me daban el papel y tenía que firmar por los años que quería y poner lo que quería ganar", detalló. Pero salió lo de Real Madrid y no completó ese papel. "Si tuviera que volver atrás cambiaría muchas cosas. No sé si iría al Real Madrid, no sé si firmaría ese contrato", se lamentó García. 

García destacó la sencillez de Zidane, su excompañero y actual entrenador de Real Madrid. "Es una persona sencilla y humilde, muy difícil que levantara la voz por algo. Siempre estaba sonriendo", recordó. Al francés lo comparó con el italiano Paolo Maldini, de quien fue compañero en el Milan. "Esos grandes jugadores, aunque parezca mentira, son las personas más sencillas", comentó. 

El recuerdo de la selección

Pablo García es un nuevo relacionado con la selección uruguaya. En 1997 tuvo la primera convocatoria a la selección, con solo 20 años, y su última citación fue en 2007. Formó parte de una de las "generaciones de antes", de esas en las que "siempre tenía que haber un asado, un vino, un juego de cartas". 

"Cada generación es distinta. Esas cosas no las veo mal, si después el jugador va y entrena, si quiere ganar, si es compañero, tiene corazón, ayuda al otro", contó. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

URUGUAY καπα 20

Una publicación compartida de PABLO GARCIA(5) (@charrua5) el

García dijo que las generaciones de ahora pasan más tiempo en internet, pero que eso no significa que sea mejor o peor. "El jugador debe tener un lugar para sentirse cómodo. ¿A quién no le gusta comerse un asado o tomarse un vino? No hay que pasarse. Pero al jugador hay que tenerlo bien, no de malas ganas y peleándose con el entrenador", opinó. 

El exfutbolista también recordó el penal que erró en la definición de semifinales de la Copa América 2007 contra Brasil. "Habíamos hecho un buen partido. La quise asegurar mucho y se me fue al palo", comentó y dijo que fue doloroso perder esa definición, tanto como la del repechaje contra Australia para el Mundial de Alemania 2006.

La vida en Grecia

En el último equipo que García jugó al fútbol fue en el Skoda Xanthi de Grecia, país en el que vive junto a su familia hace 11 años. Allí es entrenador de fútbol de sub 19 del PAOK de Salónica y está contento con su trabajo. 

Al llegar trabajó con un director deportivo holandés, pero se dio cuenta que el trabajo en oficina no era lo suyo. García quería estar en la cancha, quería mandar. Y comenzó a dirigir la sub 17, y, si bien le costó adaptarse al cargo, le gustó más que su trabajo anterior. De a poco se largó y ahora dirige la sub 19 del club, con la que ganó tres campeonatos seguidos y dos años fue invicto. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Συγχαρητήρια σε όλα τα παιδιά και σε όλο το τεχνικό τημ. Πέρα από τα 2 πρωταθλήματα με 44 νίκες, 3 ισοπαλίες στα τελευταία παιχνίδια είμαι περήφανος γιατί εκτός από καλύτεροι παίχτες γίνατε και καλύτεροι άνθρωποι. Το μόνο που μπορώ πω είναι ευχαριστώ και να σας ευχηθώ ότι καλύτερο για το μέλλον με πολλή δουλειά, σεβασμό και ταπεινότητα όπως πάντα. Salud campeones!! Felicitaciones a todos los chicos y al cuerpo tecnico por los 2 campeonatos conseguidos con 44 victorias y 3 empates y esta temporada invictos . Estoy orgulloso de todos porque crecieron como personas y jugadores y lo unico que me queda por decirles gracias y lo mejor para el futuro como siempre Respeto , Trabajo y Humildad SALUD CAMPEONES👊🏿👊🏻⚫️⚪️

Una publicación compartida de PABLO GARCIA(5) (@charrua5) el

También le costó aprender el griego. Al principio tenía compañeros sudamericanos y se hablaban en español, pero luego comenzó clases con una profesora y ahora se maneja bien con el idioma del país. 

Como entrenador, a García le gustaría dar un paso más y en algún momento trabajar con algún equipo de Primera división. Por eso se puso como objetivo recibirse entrenador UEFA y comenzar el curso, pero con la pandemia del coronavirus se atrasó. 

"Cualquier entrenador quiere dirigir a un grande, pero soy consciente de que hay muchos preparados que están esperando la oportunidad. No es fácil hacerse camino en el fútbol, pero nunca tuve nada fácil", dijo. 

García dijo que prepara a los futbolistas para ganar y que prefiere el juego vertical antes que el juego de posesión para llegar más rápido al arco. "Como jugador me hice fama de metedor, pero siempre me gustó jugar también. No lo demostré del todo con la selección porque primero estaba el corazón", comentó. 

A los jugadores de la sub 19 los prepara para ganar, pero cree en las categorías más chicas se tiene que "jugar libre" al fútbol. "Ahora tienen que aprender a ganar porque jugamos al fútbol para ganar", explicó. 

García, de 42 años, se fue a los 19 de Uruguay y pasó el mayor tiempo de su vida afuera del país. "Dejás atrás muchas cosas, a los amigos, a la familia. Cuando falleció mi madre no me pude despedir. Llegué al entierro y me volví de vuelta. Esas cosas no son fáciles", lamentó. 

Pero, de todas formas, reconoce el privilegio que tienen los futbolistas. "Si extrañás mucho tenés la oportunidad de compararse un pasaje de avión y estás de vuelta allá. Pero hay mucha gente que trabaja durante años para juntar plata y no puede ir a Uruguay. Eso es peor. Nosotros dentro de lo malo, podemos darnos el gusto de ir en diciembre o de vacaciones", destacó. 

En todos esos años en el exterior García se dio cuenta de que, "más allá de que los colores de las banderas son diferentes", todas las personas tienen "los mismos problemas". "Todos sentimos igual", dijo. Pero, de todas formas, concluyó: "Como la tierra de uno no hay". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...