Polideportivo > YACHTING

Pablo Defazio: "Esperamos que las autoridades puedan mejorar los apoyos"

Tras conseguir la clasificación a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, el Nacra 17 uruguayo busca obtener más fondos para pelear un podio y la plaza olímpica

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2018 a las 16:04

Pablo Defazio y Dominique Knuppel están armando la agenda 2019 luego de clasificarse a los Juegos Panamericanos de Lima al terminar en el cuarto puesto de la Copa de Brasil en la clase Nacra 17 de yachting.

"Fue un campeonato difícil, tanto por los rivales como por las condiciones. Argentina y Brasil son equipos que actualmente están andando muy fuerte y además de ser top 15 en el último Mundial, tuvieron la posibilidad de entrenar en la cancha de regatas previo al campeonato, lo que en este barco da una ventaja tremenda. Nosotros no logramos viajar antes para conocer la cancha. Sin embargo, en las pruebas de velocidad que realizamos antes de las regatas estábamos bastante parejos", contó a Referí Knuppel, la tripulante de la embarcación.

"Cada día navegado llegamos a tierra y realizamos un análisis de las condiciones y nuestra performance del día. Pudimos navegar con casi todas las condiciones y seguir mejorando detalles técnicos con cada una de ellas, sobre todo con la ola del lugar que es diferente a la que navegamos habitualmente", agregó Knuppel.

Defazio y Knuppel terminaron en el 23º puesto (entre 68 barcos) en el Mundial de Aarhus disputado en agosto siendo la mejor embarcación uruguaya entre todas las clases. 

Sin embargo, el camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 -el objetivo final de la campaña- quedó entonces en duda por el aspecto económico, tan determinante en este deporte donde no solo la materia prima principal (barco, velas y repuestos) es caro sino que una campaña olímpica es altamente costosa porque implica viajar a Europa donde está el mejor nivel de competidores y además trasladar el barco, costearse inscripciones, alojamientos, entrenador, gomones, remolques y demás para poder competir. 

Lograr que el barco retornara de Europa luego del Mundial fue todo un suplicio ya que había que abonar el traslado antes del 16 de setiembre y Defazio no sabía de dónde iba a sacar dinero para asumir el costo. Finalmente, fue el Yacht Club Uruguayo el que se hizo cargo. "Llegamos a un punto límite donde nosotros no podemos seguir por la parte económica y eso desgasta mucho, tanto a nosotros como a las autoridades. Nosotros como deportistas hacemos todo lo que está a nuestro alcance para continuar, pero en este deporte se hace muy difícil ya que los costos son elevados", explicó Defazio a Referí.

"Tenemos un ciclo olímpico entero atrás y eso pesa en todo sentido. Al Sudamericano llegamos en un contexto que no era el mejor. Todo lo que sucedió luego del Mundial, el flete marítimo sin saber quién lo iba a absorber, los costos del Sudamericano que tampoco teníamos claro si íbamos a poder afrontarlos, nosotros con la cabeza puesta en conseguir fondos o en ver de qué forma seguir con la campaña, sin poder entrenar porque uno tiene que trabajar, era lógico que no íbamos a tener el mejor desempeño. Agregado a todo esto, los tres rivales que tuvimos entraron en flota de oro en el Mundial, junto a nosotros, y todos nos ganaron. Entonces esto hace que el resultado deportivo sea el que fue. En cuanto al objetivo, se cumplió porque era ir a buscar el cupo para Lima 2019", agregó el timonel del barco.

"De cara al futuro, nosotros ya armamos el plan que nos daría la opción de poder pelear por una medalla en Lima 2019 e ir por el cupo a Tokio 2020, que hay un 90% de probabilidades que el torneo clasificatorio sea en Lima. Sabemos la forma en la cual tenemos que trabajar para esto y armamos un plan acorde para ello. Este plan se envió a la autoridad nacional que es el Yacht Club Uruguayo. Ahora está en manos de las entidades, ver los fondos que destinan a nuestro proyecto y ahí veremos qué podemos hacer. Lo que nosotros tenemos claro, es que no podemos prepararnos de la misma forma que en el 2018. Pasaron dos años de Río 2016 y llevamos corridos en dos años solo tres campeonatos importantes. Así y todo, fuimos los mejores uruguayos en el Mundial de Aarhus 2018, el cual otorgaba cupos para Tokio 2020. Sabemos lo que hay que hacer y esperamos que las autoridades puedan mejorar los apoyos que hemos obtenido en estos dos años que pasaron para poder prepararnos mejor", expresó Defazio.

"Cabe aclarar que hemos recibido apoyos, tanto en el 2017 como en el 2018, pero los mismos no son suficientes para una tripulación de dos personas y con un barco tan técnico como es el Nacra 17. Nos han permitido cubrir, en el caso del 2017 costos del barco y parte del Mundial 2017 y en el 2018, dos campeonatos en Europa pero sin el retorno del barco a Uruguay. Sabemos que los fondos son finitos pero en estos próximos siete meses necesitamos todos los fondos que se puedan conseguir para poder prepara bien Lima 2019", concluyó Defazio. Además, de esos apoyos institucionales, el proyecto del Nacra 17 uruguayo es auspiciado por Under Armour, jugos Maxi Fruta, Clínica Gioscia, Apel Gel y EMV Marine. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...