Fútbol > EL ANÁLISIS

Peñarol dio signos de mejoría y está en carrera

Forlán encontró respuestas en la línea de volantes, el equipo ganó en actitud y a pesar de la falta de peso en el área logró ganarle de principio a fin a Cerro Largo

Tiempo de lectura: -'

27 de agosto de 2020 a las 22:36

Mejoró Peñarol. No fue un deleite, no fue un derroche de talento, no fue eficaz y luchó hasta el final para eliminar la cuota de incertidumbre que esa falta de contundencia lo hacía terminar los partidos con signos de interrogación y marcadores abiertos. Pero futbolísticamente mejoró. Le ganó 2-1 a Cerro Largo y se metió en carrera para pelear por el Torneo Apertura. 

Si en sus primeros siete partidos al frente de Peñarol Diego Forlán no encontró el equipo y utilizó 27 jugadores, la lección que le dejó la remontada de Rentistas el sábado pasado parece haber generado algo en el joven entrenador. 

Lo primero que hizo fue mantener el mismo esquema táctico con el que jugó ante el bicho colorado (4-3-3) con un solo cambio: Xisco Jiménez por Matías Britos. 

¿Tres volantes de marca para recibir a Cerro Largo? El fútbol no se define ni por la cantidad de delanteros con que un equipo juegue, ni por la cantidad de volantes de marca que disponga ni por la numeración que se le dé conforme al sistema táctico por el que opte el entrenador. El fútbol se define por orden conceptual, por la capacidad de los intérpretes y por la actitud que estos asumen para defender las ideas. 

Prejuzgar al Peñarol, que enfrentó a Cerro Largo en el cierre de la octava fecha del Apertura, como un equipo conservador por repetir el mediocampo que paró ante Rentistas (Krisztián Vadócz-Walter Gargano-Jesús Trindade) era subestimar el potencial de juego que ese tridente podía generar. ¿Vale además calificar a estos jugadores con el anacronismo de "volante de marca"?

A partir del pulso de ese mediocampo, el equipo de Forlán edificó un triunfo tan justo como necesario. 

¿Qué le permiten a Forlán esos tres volantes? Jugar con tres delanteros netos y tener amplitud de juego soltando a los laterales. ¿Cómo lo ejecuta? Hundiendo a Gargano entre los zagueros centrales lo que le permite armar una salida prolija en la que el zaguero Gary Kagelmacher colabora con libertad para subir, conducir e internarse en el campo contrario dándole verticalidad al equipo. 

Así, los dos laterales -Giovanni González y Joaquín Piquerez- asumen desde entrada una posición decididamente ofensiva y los dos volantes internos cumplen distintos roles distintos. Trindade tiene el valor de la polifuncionalidad. Jugó abierto por izquierda -conoce el secreto de esa banda pese a ser diestro- y le propuso juego de dos contra uno a Mauricio Gómez junto con Piquerez. Vadócz es un todoterreno que pone todo su despliegue en el campo a favor del juego asociado. No abre el campo como lo puede hacer Trindade pero ocupa y domina el espacio. 

Facundo Torres arrancó como puntero derecho y jugó en diagonal ya que es zurdo. Es encarador, veloz y mordaz. El toque de frescura del equipo. Y por izquierda David Terans es pegada amenazante, asistencia latente y sociedad en velocidad. 

¿Qué le faltó al equipo para terminar de redondear una mejora más consistente? El peso en el área. Xisco no está en sintonía. Porque más que su capacidad para bajar y generar juego el equipo le demanda presencia de área y gol. O por lo menos que genere espacios para las diagonales de los punteros. Todo lo que es Gonzalo Bergessio en Nacional, más allá de que las comparaciones sean odiosas. 

Contra Cerro Largo, Peñarol arrancó a todo tren y en una gran asociación por izquierda Torres estuvo cerca de abrir el marcador. 

Después al equipo le costó volver a encontrar ese ritmo de vértigo para lastimar en campo enemigo. "No te apures Gio, bien igual, dale", le gritó Forlán a su lateral derecho tras una pelota perdida en el mediocampo. El ex River Plate se volvió a enfocar y de su primer desborde criterioso en el partido surgió el penal que Brian Ferrarés cometió con mano salvando lo que era gol de Trindade. 

Cosas del destino. Ferrarés había entrado a los 15' luego de que Danielo Núñez pusiera en evidencia un evidente error de Andrés Matonte por no expulsar a Hugo Magallanes, autor a los 9 y 10 minutos dos faltas de amonestación, tan fuertes como evitables por la lejanía del arco. 

Tras el gol de Terans, Peñarol pisó el acelerador y fue en busca del segundo. Torres volvió a estar cerca y Xisco tuvo su única chance, de cabeza. 

El gesto de Forlán al terminar el primer tiempo fue evidente: quería un segundo gol para robustecer el factor confianza. 

En el entretiempo buscó cambios para redoblar su apuesta. Mandó al Cebolla Rodríguez por Vadócz (sigue dosificando los minutos del húngaro entre semana) y colocó a Facundo Pellistri por Terans. El esquema mutó a un 4-2-3-1 con Gargano y Trindade manejando los tiempos en el mediocampo. 

La falta de ese segundo gol y la forma en que Peñarol empezó a malograr una y otra chance clara de gol, fue encendiendo las alarmas. A pesar de que Cerro Largo solo atinaba a arrinconarse contra su arco porque no tenía la pelota ni lograba contener el explosión que el aurinegro le generaba desde afuera hacia adentro. 

Forlán volvió a cambiar de 9. De Britos a Xisco antes. De Xisco a Britos durante. Y al fin quedó patente la capacidad del juego aéreo del delantero de apenas 1,71 m. Puro sentido de ubicación en el área. Un primer gol que paga las chances que le dio el DT y que puede empezar a borrar su error en el clásico donde se fue expulsado. 

También cabe destacar el pase de Agustín Álvarez Wallace -relevo de Gargano- al iniciar la acción con un pase cruzado al Cebolla Rodríguez, autor de la asistencia desde una posición lícita. El juvenil tiene una gran visión de campo y es un notable pasador aunque recién está haciendo sus primeras armas entre los mayores.

Ganó Peñarol. Quedó a un punto de Nacional y está en carrera. Si el rubro confianza salió fortalecido, si Forlán encontró casi todo el equipo (falta Fabricio Formiliano por Rodrigo Abascal y ¿qué pasa con el 9?) el equipo está en carrera para pelear por el Apertura.   

La ficha

Peñarol: Kevin Dawson, Giovanni González, Gary Kagelmacher, Rodrigo Abascal, Joaquín Piquerez; Jesús Trindade, Walter Gargano, Krisztián Vadócz; David Terans, Xisco Jiménez y Facundo Torres. DT: Diego Forlán
Cerro Largo: Washington Aguerre, Mauricio Gómez, Hugo Magallanes, Agustín Heredia, Martín Ferreira; Tomás Fernández, Adrián Sánchez, Ángel Cayetano, Guillermo May, Gabriel Leyes y Enzo Borges. DT: Danielo Núñez
Cambios en Cerro Largo: 15' Brian Ferrarés x H. Magallanes, 46' Axel Müller x Leyes, 55' Hugo Dorrego x T. Fernández, y Sergio Montero x T. Fernández, y 67' Gastón Lamardo x G. May.
Cambios en Peñarol: 46' Cristian Rodríguez x Vadócz y Facundo Pellistri x Terans, 61' Matías Britos x Xisco, 68' Agustín Álvarez Wallace x W. Gargano, 86' Sergio Núñez x Torres
Cancha: Campeón del Siglo
Juez: Andrés Matonte
Goles: 42' Terans (P) de penal, 83' Britos (P)
Amarillas: 9' H. Magallanes (CL), 47' A. Sánchez (CL), 52' A. Heredia (CL)
Expulsado: 41' B. Ferrarés (CL)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...