Cargando...
Luis Lacalle Pou en su época como presidente de la Cámara de Diputados

Nacional > INTERNACIÓN DE ADICTOS

¿Qué decía Lacalle cuando era diputado sobre la internación de adictos y el mercado de la marihuana?

El presidente presentó hace más de 10 años un proyecto para la internación compulsiva de menores adictos a la pasta base

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2022 a las 14:34

Desde su época como diputado, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, pedía tratar el tema de las adicciones como una política nacional, sin colores partidarios, para llegar a "consensos". Así lo hizo saber en varias sesiones parlamentarias de las que participó como también en unas de sus columnas publicadas en el sitio web de Montevideo Portal: "¿Cuántos (adictos) más deberán pasar para que nos pongamos de acuerdo y abordemos este tema con ideas, programas y financiación suficiente? Si no somos capaces de hacerlo, sería una vergüenza nacional. Dejemos la hipocresía y la demagogia de lado o estamos en el horno", escribió.

Más de 11 años después, el asunto sigue dando vueltas en su agenda política, ahora como gobernante. Un proyecto presentado por dos legisladoras de la coalición y aprobado por el oficialismo en Diputados sobre voluntad anticipada para internación de adictos y la crítica del titular de la Secretaría Nacional de Drogas, Daniel Radío, a ese texto volvieron a poner el tema del consumo de drogas sobre la mesa.

Si bien Radío dijo sentirse respaldado por el mandatario, luego que diputados oficialistas lo convocaran para discutir sobre su rechazo al proyecto de ley, este se ha mantenido al margen del tema y en silencio. Pero, desde hace varios años, que el presidente se expresa sobre estos temas. 

Además de ser uno de los primeros en plantear la legalización del autocultivo de la marihuana, Lacalle también presentó un proyecto para la internación compulsiva de menores adictos a la pasta base, un paso más allá del que ahora presentaron las legisladoras oficialistas. 

La iniciativa, presentada por las diputadas Nibia Reisch (Partido Colorado) y Silvana Pérez Bonavita (Cabildo Abierto), permite a las personas con adicción a las drogas dar su consentimiento de forma anticipada para ser internadas en el medio de una crisis. 

Como legislador, Lacalle insistía en trabajar sobre la droga con un "tratamiento responsable" desde el Parlamento. Pedía "voluntad política" para acordar sobre la problemática y esperaba que esta se abordara desde una lógica conceptual en la que los menores adictos a la pasta base fueran internados de manera compulsiva.

"Este tema amerita en esta Cámara (por Diputados), y seguramente en otras instancias legislativas, un tratamiento responsable, sin demagogia ni hipocresía, como muchas veces ha habido; para algunos en la sociedad es tabú y para otros es un dolor cuyo grito muy pocas veces escuchamos", expresó el entonces diputado.

"Un chico enfermo de pasta base, cuando tiene un pico de lucidez, un momento de lucidez, pide ser internado. A la semana, cuando está un poquito mejor, se va y cae en la misma esquina donde empezó a consumir esa droga. Entonces, esto no puede estar sujeto a la voluntad del adicto, sencillamente porque no la tiene, porque la perdió, porque ese enfermo no puede estar sujeto a un proceso ambulatorio", profundizó.

Lacalle Pou mostró su descontento cuando en 2007 el Frente Amplio, bajo la presidencia de Tabaré Vázquez, aprobó una Rendición de Cuentas con un gasto de US$ 500 millones que no incluyó un programa de atención a presos condenados por cometer delitos para obtener sus drogas, como pretendía el Partido Nacional. La oposición de ese momento proponía destinar US$ 4 millones (menos del 1% del gasto) en el tratamiento de adictos, pero la propuesta no fue acompañada. 

Así lo recordó el legislador, en una sesión del 7 de abril de 2010, según consta en la versión taquigráfica a la que accedió El Observador:

"Lamentablemente, en aquel momento no pudimos lograr aquel objetivo. (...) Creo que ha llegado la hora de que nos pongamos de acuerdo con este tema, y para ello hace falta voluntad política, escuchar a los técnicos, y también plata, mucha plata. Y como gobernar es optar, decidir, administrar, desde mi punto de vista, primero debemos tomar la decisión acerca de si todos los que estamos acá vamos a sustentar que el dinero que se tiene, se debe gastar en tratamientos a los adictos a la pasta base. Aquí puede venir un legislador de la oposición, como es mi caso, presentar un proyecto de ley y destinar dinero para que el o los ministros del ramo lo apliquen y después, enseguida, responsabilizarlo. Yo creo que este es uno de los temas sobre el cual, si no nos ponemos de acuerdo, no merecemos estar representando a la ciudadanía. Y empiezo por casa. Si para llegar a un acuerdo lo primero que hay que hacer es modificar los proyectos de ley, si van en el mismo sentido, aquí tienen una mano extendida".

Durante esa jornada, Lacalle definió al asunto como una "pandemia", más que una "enfermedad". "Que levante la mano el que, estando angustiado, triste, solo alguna vez, no ha dormido un poquito de más, no se ha tomado una copa de más, una pastilla para dormir o ha ingresado en las adicciones. Yo no levanto la mano, señora presidenta. Soy el primero en decir que yo no levanto la mano. Y en ese sentido me parece que nos tenemos que sincerar. Debemos escuchar a gente que está clamando por una solución. Las Madres de la Plaza son un grupo organizado. Pero hay decenas de miles de madres que no se pueden organizar porque no tienen tiempo, no tienen dinero y viven alejadas de donde se reúnen estos grupos", expresó en esa instancia.

Luego, se refirió a la eventual legalización del mercado de la marihuana, que hasta entonces no había sido aprobada en Uruguay. Dijo que si bien no era partidario de legalizar el comercio, sí estaba a favor del autocultivo, que lo llevó a presentar un proyecto de ley sobre la cosecha del cannabis y el consumo personal.

"Es increíble que no se haya pensado en que si se legaliza el consumo de estupefacientes se debería proporcionar un medio legítimo de obtención. Quien habla no cree que se deba legalizar el comercio de la marihuana, por una cuestión de mercado internacional. El negocio del narcotráfico tiene a nuestro país como una escala, no como destinatario final: ni primario, ni final. Por ende, si se legaliza el comercio, lo único que estamos haciendo es convertir a nuestro país en una zona franca marihuanera; y mientras la droga esté acá, no es perseguible. Entonces, tenemos dos caminos: o prohibimos el consumo de los estupefacientes o hacemos una evaluación de cada uno de ellos y vemos qué es lo que se hace. Personalmente, me afilio al autocultivo de la marihuana; lo dije en campaña electoral y lo sostengo", afirmó.

A la hora de votar la ley 19.172, que habilita al Estado a regular la producción y venta de marihuana, el actual presidente se opuso, tal y como sugirió en aquella sesión aunque acompañó los artículos vinculados al autocultivo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...