18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
4 de enero 2022 - 16:29hs

Ibañez tiene 23 años, empezó su carrera en Sergipe, jugó en Fluminense, tuvo un fugaz pasaje por Atalanta y desde mediados de 2020 está en Roma donde tiene un contrato hasta 2025. 

El zaguero de 1,85 metros, titular fijo en el esquema del portugués José Mourinho, jugó un solo partido con la camiseta de Brasil. Fue con la selección sub 23 a fines de 2019 con el equipo que se preparaba para el Preolímpico que se disputó a comienzos de 2020 en Colombia y donde Brasil y Argentina lograron el boleto para los Juegos de Tokio. 

Ibañez, que también tiene pasaporte italiano por lo que no ocupa plaza de extracomunitario en Italia, disputó 90 minutos el 14 de noviembre de 2019 contra la sub 23 de Estados Unidos. Pero esa fue la única vez que jugó por Brasil. 

Por ser hijo de madre uruguaya, Ibañez es ciudadano natural uruguayo. El artículo 74 de la Constitución uruguaya dice: "Ciudadanos naturales son todos los hombres y mujeres nacidos en cualquier punto del territorio de la República. Son también ciudadanos naturales los hijos de padre o madre orientales, cualquiera haya sido el lugar de su nacimiento, por el hecho de avecinarse en el país e inscribirse en el Registro Cívico". 

Para obtener la ciudadanía, el jugador debe tramitar el pasaporte uruguayo a través de la Oficina de Asuntos Consulares con un trámite que facilita la Secretaría Nacional del Deporte (SND). 

En su cuenta de Instagram sigue a Guillermo De Amores, su excompañero en Fluminense, y a Matías Viña, su compañero en AS Roma.  

Pero no solo el hecho de obtener el pasaporte para hacer uso de la ciudadanía, le pueden permitir a Ibañez jugar por Uruguay, 

Como ya jugó por Brasil, necesita renunciar a volver a jugar por Brasil y solicitarle a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) su intención de ser elegible por Uruguay y obtener de esta el respectivo permiso. 

Javier Isis, entrenador de básquetbol que trabaja en la SND donde es director del programa ¡Vamos Equipo! a través del cual se enseñan deportes en escuelas públicas del país, contó a Referí que creó el programa Celestes sin Fronteras que presentó a las anteriores autoridades de la SND y que ahora se está reactivando y reorganizando puertas adentro del organismo. 

"El programa da acceso mediante la Oficina de Asuntos Consulares de Cancillería y a través de la Secretaría, a deportistas hijos o nietos de uruguayos que están en distintos países del mundo para que puedan defender a Uruguay en algún deporte. Nosotros le acercamos el contacto a las federaciones y si estas aceptan hacemos las gestiones para lograr la obtención de los pasaportes", reveló Isis a Referí

“En meses cercanos se va a relanzar el proyecto Celestes sin Fronteras que va tener un fuerte seguimiento para que las Federaciones puedan apoyarse y que los uruguayos en el mundo puedan acceder y estar mas cerca”, agregó. 

En la Federación Uruguaya de Basketball (FUBB), Isis lleva años detectando talentos en el extranjero a través de un programa de scouting y al primero que arrimó a la celeste fue a Maximiliano Solé en 2015. 

En la SND desarrolló un software donde recibe información de uruguayos por el mundo para poder acercarlos al deporte. "Lo que nos está faltando es llegar con mayor fluidez a las colonias de uruguayos por el mundo a través de las embajadas, pero ya hemos tenido dos reuniones con Cancillería para poder implementarlo". 

El caso de Ibañez, para el caso de que termine jugando por Uruguay, puede ser similar al del basquetbolista Hatila Passos quien antes de nacionalizarse y jugar por Uruguay tuvo que renunciar a volver a jugar por la selección de Brasil por la que antes disputó un Sudamericano, aunque Hatila obtuvo la ciudadanía legal ya que no era ciudadano natural uruguayo. 

Por ahora, la SND no recibió ningún pedido al respecto. 

La selección de básquetbol está abocada actualmente a lograr la nacionalización del lituano Zygimantas Riauka que defiende a Urupan y de Diego Pena García, argentino de padres uruguayos. Ambos jugaron a nivel de formativas por sus respectivos países por lo que se necesita autorizaciones de las confederaciones de los mismos. 

El el caso de Riauka, al tratarse de una nacionalización, aplica la ley 19.828 sobre el Régimen de fomento y protección del sistema deportivo, de 2019, y un decreto de agosto de 2021, que introdujo modificaciones al decreto 418 de 2004 que "atendiendo a la política migratoria de puertas abiertas y estímulo a las personas extranjeras que deseen radicarse en el país, llevada adelante por el Poder Ejecutivo, la Secretaría Nacional del Deporte entendió oportuno proponer la flexibilización, para que las personas que no revistan el carácter de ciudadanos uruguayos, mayores o menores de edad, puedan representar al país en determinadas competencias, bajo ciertos límites y condiciones". 

Temas:

Roger Ibañez Uruguay Diego Alonso

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar