BBC

BBC > SECUELAS

Quiénes son las primeras víctimas de la guerra comercial iniciada por Donald Trump contra China y otros países

En los últimos meses el mandatario estadounidense adoptó una serie de medidas proteccionistas no solo frente a la segunda mayor potencia económica del planeta, China, sino también ante viejos aliados y países vecinos, que ya comienza a mostrar las primeras consecuencias.

Tiempo de lectura: -'

06 de agosto de 2018 a las 14:24

Presidente Donald Trump
Getty Images
La principal batalla de esta guerra comercial la sostienen Estados Unidos y China.

Mientras la guerra comercial iniciada por Estados Unidos contra China y otros países se intensifica, algunas compañías han comenzado a sentir el dolor de esta confrontación.

Y entre esos frentes de batalla, el que ha creado mayor interés es el que Washington libra con Pekín, la otra superpotencia económica a nivel global.

Algunos sostienen que el presidente de EE.UU., Donald Trump, está aumentando la presión en China con miras a las elecciones legislativas del próximo mes de noviembre.

En el último movimiento de esta confrontación, China dijo este viernes que impondrá nuevas tarifas a 5.200 productos estadounidenses si EE.UU. mantiene su amenaza de aumentar a 25% un impuesto a mercancías chinas por un valor de US$200.000 millones.

A principios de este año, Estados Unidos también comenzó a aplicar tarifas a las importaciones de aluminio y acero desde la Unión Europea, México y Canadá.

Harley Davidson
Getty Images
La empresa de motocicletas Harley Davidson señaló que moverá algunas de sus plantas de producción fuera de EE.UU. para evitar las tarifas de importación.

En retribución, estos países aplicaron la misma medida a los productos estadounidenses.

La BBC cuáles son algunos de los sectores que han comenzado a sufrir los efectos de esta batalla comercial.

Carros y motocicletas

La industria automotriz es, de lejos, la más afectada por esta guerra.

Como quedó en evidencia hace unos días, después de que las tres principales marcas estadounidenses alertaran que el cambio en las políticas de comercio está afectando la producción.

Ford y General Motors redujeron sus predicciones de ganancias para 2018 y señalaron que la causa es el aumento del precio del acero y el aluminio.

Fiat Chrysler también redujo sus perspectivas de ingresos después de que la venta de sus vehículos cayera en China.

En mayo, el gigante asiático anunció que reduciría las tarifas de importación a los vehículos de un 25% a un 15%, en lo que muchos consideraron una decisión para moderar las tensiones comerciales con EE.UU.

Pero, poco después, China aumentó esa tarifa a un 40% para los autos estadounidenses, en respuesta a la decisión de EE.UU. de aplicar impuestos a mercancías chinas por un valor de US$34.000 millones.

Jaguar Land Rover, la automotriz más grande de Reino Unido, reportó pérdidas por primera vez en los últimos tres años.

Entre las razones de ello, señalaron que se han reducido las ventas de vehículos en China, debido a que los consumidores están esperando que la situación cambie y los precios de los vehículos bajen nuevamente.

Range Rover
Getty Images
Las grandes marcas de vehículos han visto la reducción de las ventas de sus productos en China.

Las grandes marcas europeas y de EE.UU. también respondieron incrementando los precios de sus vehículos en China.

BMW señaló hace poco que aumentó el precio de dos de sus modelos a partir del 30 de julio debido al incremento de la tasa de importación que China aplica a los carros hechos en EE.UU. También Tesla hizo algo parecido con sus vehículos.

Sin embargo, no todo es malo, especialmente para China.

"Hemos visto que varias marcas de automóviles, como Tesla, están acelerando sus planes de inversión en plantas de fabricación locales para evitar las tarifas de importación", le dijo a la BBC Anna-Marie Baisden, jefa de investigación del mercado automotriz en la consultora Fitch Solutions.

"Irónicamente, algunas de las empresas que más han sufrido con esta guerra comercial son precisamente las estadounidenses, a pesar de que las tarifas impuestas por este país se pensaron para ayudar al mercado interno", explicó la experta.

Ahora, la empresa de motocicletas Harley-Davidson ha revelado que piensa trasladar algunas de sus plantas de producción fuera de EE.UU., para evitar el "significativo" peso de las tarifas de importación impuestas por la Unión Europea en retaliación por las medidas adoptadas por EE.UU.

Tyson
Getty Images
Tyson Foods es el segundo procesador de carnes en el mundo y también se ha visto afectado por la guerra comercial iniciada por EE.UU.

Comidas y bebidas

Algunas compañías de la industria de la alimentación y las bebidas están bajando sus expectativas y aumentando sus precios para competir dentro del nuevo status quo.

Tyson Foods, la segunda procesadora de carnes del mundo, señaló que redujo sus pronósticos de ganancias debido a que las tarifas impuestas sobre la exportación de carne de res y de cerdo han hecho que se reduzca el precio de la carne estadounidense.

De acuerdo a varios medios locales, el gigante de la producción de bebidas alcohólicas Brown-Forman dijo que incrementará el precio del Jack Daniel's y otros whiskys en algunos países europeos.

Y Coca-Cola se sumó a este anuncio señalando que incrementará los precios de sus productos en América del Norte para compensar las altos precios del transporte de carga y el metal.

Otras víctimas

Algunas compañías están buscando hacer menos negocios con China con la idea de evitar así las tarifas.

Según la agencia de noticias Reuters, la fábrica de juguetes Hasbro está sacando parte de su producción de China.

Mientras, el conglomerado Honeywell quiere comprar insumos de proveedores de otros países que no sean el gigante asiático, y la compañía de productos para el hogar RH espera recortar los productos de los que se abastece la marca en China.

Coca-Cola
Getty Images
Coca-Cola anunció que aumentará el precio de sus productos en América del Norte.

Mientras tanto, la empresa de maquinaria pesada Caterpillar dijo que la fuerte demanda fue lo que le permitió aumentar sus precios para compensar los US$200 millones que tuvo que pagar en importación de aluminio y acero.

Economía mundial

El Fondo Monetario Internacional dijo que la escalada de tarifas de la guerra comercial podría reducir en un 0,5% el crecimiento global para el año 2020.

Distintos informes reportaron que el sector de la manufactura en China redujo su crecimiento en julio. Y también cayó la confianza en la economía estadounidense entre los consumidores, mayormente como consecuencia de las nuevas tarifas.

La financiera Morgan Stanley calculó que una escalada total de la disputa comercial podría reducir en 0,81 puntos porcentuales el Producto Interno Bruto mundial.

¿Qué sería una escalada total? Que Estados Unidos imponga una tarifa del 25% a toda las importaciones tanto de China como de la Unión Europea, y que el gigante asiático y el bloque europeo respondan de la misma manera.

El FMI dijo que los efectos de la guerra de tarifas se verán en su totalidad recién en 2019.

La mayor parte del impacto -o cerca del 80%- sería la interrupción de las cadenas de suministros domésticas e internacionales, alertó el organismo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...